Maggie Civantos vuelve con 'Malaka': "El público agradece ver cosas distintas en la televisión generalista"

Acaba de despedirse de Ángeles en 'Las chicas del cable' y regresa con un nuevo personaje. Maggie Civantos es Blanca Gámez en 'Malaka', el thriller de La 1 en la que la veremos convertida en una oscura agente de policía. Además, a la vuelta de la esquina le espera Maca en 'Vis a Vis: El Oasis'.

Day 1 - FesTVal 2019
Carlos AlvarezGetty Images

La actriz ha dejado su papel de Ángeles en Las chicas del cable para convertirse en la inspectora Blanca Gámez en Malaka, un thriller que pronto veremos en TVE y que todo el equipo de la serie ha presentado en el FesTVal de Vitoria.

Malaka
Raul Tejedor

¿Malaka es una realidad cruda de esa parte oscura que tiene la ciudad de Málaga?
Es una serie oscura, arriesgada, hiperrealista, un thriller de mucha acción e intriga pero, sobre todo, de personajes, con sus tiempos, con sus silencios… Son personajes que no pretender caer bien porque son antipáticos, crudos, personajes que hay que ir descubriendo poco a poco.

¿Crees que el ritmo más pausado de lo normal funciona en televisión?
Un ritmo más lento puede funcionar porque hoy en día el público es mucho más exigente. Cuando se apuesta hay un riesgo mayor, pero creo que el público agradece ver cosas distintas en la televisión generalista.

No suelen llegar guiones así en televisión.
Es verdad. Por eso Malaka es una apuesta y ha sido un regalo poder trabajar personajes complejos siendo fieles a la psicología de esos personajes. Blanca empieza a destaparse a partir del tercer capítulo y va mostrando lo que le pasa, lo que le perturba y el trauma que tiene y por qué ella es así, tan dura. Va mostrando lo que le pasó con su padre y esto le lleva a tener conflicto incluso con la maternidad, pues tiene un bebé de cuatro meses con el que no se siente vinculada, al que rechaza hasta el punto de no llevar ni una foto encima de él. Está cubierta de estereotipos que no son precisamente femeninos, pero luego vas entendiendo por qué, es una protección contra fantasmas y para combatir su pasado.

Maggie Civantos

Es un personaje complejo…
Sí, mucho. Me costó bastante entenderlo. No comprendía que ese estereotipo masculino de Blanca es una defensa en un mundo machista. Lo veía como impuesto, hasta que descubrí que era bastante común en mujeres fuertes que, para triunfar o para sobrevivir en un sistema patriarcal, adoptan roles masculinos. Hay muchas Blancas en este mundo, desgraciadamente.

¿Y qué busca regresando a su tierra?
Busca su feminidad, busca aceptarse como madre, como mujer y aceptar su vulnerabilidad. Es un personaje que se ha puesto tantas capas que está perdidísima. Aprovecha que tiene un caso entre manos como inspectora para recolocar los fantasmas del pasado.

Maggie Civantos- Malaka
Raul Tejedor

¿Por qué tiene tanto dolor Blanca?
Porque perdió a su madre muy joven y fue criada por su padre, pero no en las mejores condiciones. Es una mujer que se ha tenido que hacer y curar las heridas a sí misma. Se compadece en algún momento de su padre con Alzheimer, pero no le perdona muchas cosas ni se perdona a sí misma. Allí está la clave del personaje.

Apareces en varias escenas vomitando. ¿Tu personaje es bulímica?
Padece bulimia nerviosa, pero se toca el tema de pasada, como un detalle para contar que ella no está bien. Está nerviosa, no duerme bien y psicológicamente no está demasiado centrada. Se come las uñas continuamente…¡Ahora que he acabado el rodaje tengo, por fin, uñas! Pero me he tirado los últimos tres meses y medio que ha durado el rodaje, sin uñas, de tanto mordérmelas (risas).

Malaka

¿Acabáis siendo amiga de tu compañero de trabajo, Darío Arjona, que interpreta Salva Reina?
Sí. Empezamos fatal pero hay una evolución de los personajes. No llegamos a mantener una amistad, ni siquiera una relación muy estrecha, pero la relación se va suavizando porque si él es un policía corrupto, ella también tiene una parte miserable que ocultar. También ha cometido errores.

¿Qué opinas de que los actores de 'Malaka' tengáis ese marcado acento andaluz?
Como mi personaje lleva diez años viviendo en Madrid, me propusieron que tuviera una evolución del acento, pero yo quise hacerlo desde el principio en andaluz, que no le cambiara el acento a lo largo de la serie porque podría no entenderse porque en ocho días alguien no pierde el acento. Y me dijeron que sí, que lo hiciera en malagueño.

Al principio cuesta entenderlo…
Hasta que te acostumbres. No concibo esta serie en castellano con acento neutro. En Fariña quizá me perdía una palabra, pero no me hacía falta subtítulos. Y si aquí una palabra se pierde pues mira…, es que estamos contando algo muy real, rozando a veces lo documental. Creo que en Malaka es lógico que se hable con acento malagueño.

¿Cómo has vivido tu despedida de 'Las chicas del cable'?
Hoy precisamente han lanzado un vídeo que me ha hecho llorar. Ha sido muy emocionante. He recibido muchísimo cariño por las redes sociales tras el final de Ángeles.

¿Has notado mucho el efecto Netflix en cuanto a fama y redes sociales?
Sí, sí. De golpe llegas a todas partes. Netflix está haciendo mucho bien en la industria española porque está generando mucho trabajo y alcanza a un público que no consumía mucha ficción.

En breve empiezas a rodar el spin off de 'Vis a vis: el oasis'. ¿A qué Maca veremos?
Empiezo el rodaje en octubre. Sólo puedo decirte que me he leído tres capítulos y son una maravilla. A mí me gustaría que fuera una Macarena diferente a la última, mucho más hecha. Durante varias temporadas hemos visto una Macarena en evolución, revuelta emocionalmente, destrozada y ahora me gustaría ver una Macarena con una personalidad concreta, con más carácter.

Macarena regresa a Cruz del Norte
ProductoraFox

Ahora estás pluriempleada, pero no siempre ha sido así…
Llevo desde hace cuatro años sin parar de trabajar y me siento una privilegiada porque no me olvido lo difícil que es. No me gusta dar consejos porque cada uno vive su experiencia. Siempre hay que saber que esto es una montaña rusa y que las cosas cambian, pero yo fui bailarina y también trabajé de camarera, de animación infantil, de relaciones públicas…Todos los actores hemos tenido que hacerlo. Dejas tu ciudad, te vas a Madrid con 22 años…

Dejaste de bailar profesionalmente, pero te gusta bailar como deporte.
Sí. Ahora hago break dance. Me gusta mucho bailar y estoy aprendiéndolo. Pero he estado yendo al gimnasio con un entrenador personal, que me ha venido muy bien para estar en forma para Malaka. En la serie tengo que correr mucho persiguiendo a los delincuentes (risas).

Eres hija de una cantante y de un músico. ¿Te atreverías con un musical?
Me encantaría. Yo pretendo formarme en campos distintos que me aporten a la interpretación. Soy una persona curiosa y creo en el estudio permanente y en valores como el esfuerzo.

Antes del verano comentaste que te ibas con una ONG a África. ¿Lo has hecho?
Sí. Fui a hacer un documental para la ONG Save a girl, save a generation, con la que colaboro desde hace dos años y he estado cinco días en Kenia, en una escuela cerca de Masai Mara, donde pude escuchar a niñas de ocho años decir que se fueron de su casa porque la iban a casar con un hombre mayor. Había trescientas niñas allí y pudimos entrevistar a cinco. Fue tremendo. Me ha servido esta experiencia para saber que la labor que estamos haciendo merece la pena, pero que hay que seguir trabajando duro para obtener resultados.

¿Te sientes orgullosa de ser una mujer solidaria?
Lo soy desde que era muy joven, cuando ayudaba en Málaga a Proyecto Hombre con talleres de teatro. Siempre he creído que la interpretación y el teatro como un arma social, en el sentido de educar y de arte-terapia. Ojalá pueda poner en marcha algún día un espacio con talleres de interpretación o música y proponer una convivencia entre disciplinas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV