'El Pueblo': Alberto Caballero desvela los secretos de la serie

Después de su paso por Amazon, la nueva serie de los creadores de 'La que se avecina' se estrena en Telecinco. Su creador nos cuenta detalles de la serie y sobre la situación de la ficción española.

Alberto Caballero, creador de 'El Pueblo'

Alberto Caballero siempre ha sido un pionero. Primero en juntar a un grupo de disparatados vecinos que parecían no tener ningún tipo de credibilidad, pero en los que todos podíamos reconocer a alguien de nuestro entorno. Tras un apabullante éxito, junto a su hermana Laura y su equipo de guionistas, lograron que La que se avecina se convirtiera en un fenómeno social con cifras de audiencias ya al alcance de casi nadie. "Las series en abierto lo tienen difícil", reconoce.

Pero doce temporadas de una misma serie es mucho, como reconoce el propio guionista: "Nunca más vamos a hacer una serie de 12 temporadas, eso es seguro, lo puedes poner en el titular si quieres", nos reconoce en una larga entrevista en la que hay espacio para el éxito y para lo desconocido: el saber qué va a pasar con El Pueblo, su última creación, que un año después de estrenarse en Amazon con muy buenos comentarios, llega a Telecinco dispuesta a enganchar. Y si no lo hace, no pasa nada: "Ya se ha estrenado, ha habido gente que la ha visto y hemos grabado una segunda temporada que es un cierre completo. Si viéramos que es un éxito y Mediaset o Amazon quieren más temporada, deberíamos sentarnos a ver qué recorrido puede tener".

Hace un año se anunció que El Pueblo se vería primero en Amazon. Mucha gente ya la ha podido ver antes de su llegada en abierto ¿Casi un año después qué valoración haces de esa estrategia?

De rebote hemos vivido la experiencia de trabajar en una plataforma, que es una cosa que no teníamos prevista para ya. Es un tipo de estreno mucho mas relajado, al día siguiente no te levantas de los nervios pensando en un share, simplemente enseñas tu trabajo. Es un estreno que para los yonkies del share como nosotros, que llevamos 17 años despertándonos a las 8 de la mañana a ver un dato, te sabe a descafeinado al principio, pero al rato vas experimentando una especia de paz interna porque parece que no ha pasado nada y poco a poco vas recibiendo el feedback de la gente en redes o por la calle. Me ha hecho más ilusión la primera vez que una persona me ha parado para felicitarme por El pueblo que cuando me pasó con ANHQV (Aquí no hay quien viva).

Otra cosa buena es que hemos podido grabar una segunda temporada en las fechas que estaban previstas sin tener que pagar el peaje de esperar al estreno en abierto. Es una serie que se tiene que grabar en una fechas muy concretas por una cuestión climática, o la grabas de mayo a septiembre o se convierte en Invernalia de Juego de Tronos, estamos hablando de Soria.

image

Amazon ha evitado el mal de 'La que se avecina', que la grabáis y se emite dos años después…

Si nos lo llegan a contar hace 15 años hubiera sido un sueño, porque íbamos de culo para entregar un capítulo de ANHQV a tiempo. Ganas tranquilidad pero los plazos ya se han ampliado tanto que esas distancias te complican en contenidos. Una serie contemporánea como LQSA vive de la actualidad. Ahora estamos escribiendo una trama de la temporada 12 y tenía una referencia política, pero tal y como está el panorama vete a saber si cuando se emita ya es un anacronismo. Lo bueno de El Pueblo es que la gente lo ha podido ver cuando ha querido, gente que se la ha puesto ayer y se la ha zampado entera. La gente regula el consumo a su gusto. Las series en abierto pasan un momento complicado.

Con el mal momento en audiencias que está viviendo la ficción en abierto, ¿el estreno meses antes en Amazon puede influir en una peor audiencia en Telecinco?

Ese es el gran interrogante, nunca hemos estrenado en estas condiciones. Pero paradójicamente te relajas en ese sentido, porque ya se ha estrenado, ha habido gente que la ha visto y hemos grabado una segunda temporada que es un cierre completo. Si viéramos que es un éxito y Mediaset o Amazon quieren más temporadas, deberíamos sentarnos a ver qué recorrido tiene. Uno quiere que funcione bien, pero no vamos a volver a hacer una serie que dure 12 temporadas. Queremos que guste, pero si se da el caso y no diera un buen dato, no es el mismo disgusto si estrenáramos solo en Mediaset.

'La Que se Avecina' 11th Season Presentation In Madrid
Europa Press EntertainmentGetty Images

Si el estreno en Telecinco no funciona, pero Amazon está contento, ¿podría haber más temporadas solo en la plataforma?

Sí, no sería el primer caso en la tele. El ejemplo más claro es La casa de papel. En un momento determinado acabó no dando buenos datos en abierto y en un mundo de hace no tanto esa serie se hubiera quedado en un cajón. Lo importante de las series es que tengan un público. Antes había una fórmula: las cadenas querían meter una abuela, un niño o un discapacitado si hacía falta, era una especie de babel de ficción para que todo el mundo viera algo reconocible, cuando en el fondo no funcionaba. En ANHQV preguntabas a los niños y su personaje favorito eran las viejas (risas). La mayor audiencia de LQSA es en menores de 40 años y nuestros personajes protagonistas casi todos tienen más de 40 años, no hay que hacer Fisica o Quimica para gustarle a los adolescentes.

La serie llega justo en un momento en el que se habla mucho de la España Vacía. ¿Es una serie reivindicativa?

Con El Pueblo estamos especialmente contentos con la segunda temporada por cómo cierra la historia, tampoco sería un disgusto que no hiciéramos más temporadas, porque hemos contado lo que queríamos y el final es cerrado. Es más un reality que una ficción, es un grupo de urbanitas en el campo. Una vez que se acostumbran simplemente es una serie de convivencia normal que pudiera ocurrir en cualquier sitio. No nos preocupa el futuro porque la serie cuenta cosas y viene en un momento bueno porque desde que se ha hecho hasta ahora, la España vacía se ha convertido en noticia. Pasó lo mismo en LQSA, en 2007 hacíamos una crítica de la periferia y el boom inmobiliario y en 2008 se fue todo a la mierda.

¿El pueblo surge como una petición de Telecinco o como un soplo de aire fresco para vosotros?

Este proyecto es de 2010 y de hecho se planteó para otra cadena, pero la cosa no salió. Surgió cuando en LQSA teníamos problemas a nivel interno, no con Mediaset, sino con la productora. Nosotros desarrollamos otros proyectos por si acaso y lo que sucedió es que LQSA se convirtió en un éxito y por no cometer el error que hacen muchos de ponerte chulo y luego estar 3 años sin curro, seguimos trabajando en LQSA. Fuimos mejorando nuestras condiciones y la serie fue cogiendo vida.

En el año 2015 recuperamos el proyecto y hablamos con Mediaset cuando decidimos que teníamos que hacer más cosas. Enseñamos varios proyectos y le gustó El Pueblo, una serie que corresponde a su filosofía de narrar la sociedad en tiempo real. Era un proyecto complicado de plantear la producción, estuvimos más de 1 año buscando sitios donde hacerlo.

image

Pasais de una serie basada en un decorado a otra con escenarios naturales. ¿Necesitabais algo nuevo?

Aunque LQSA ya tiene un 30 por ciento de exteriores, no deja de ser una sit com engordada, nos apetecía cambiar un poco. Una de las mejores decisiones que tomamos es que no hubiera un solo plano de plató. Los interiores decidimos hacerlos allí porque las casas tenían algo especial y tuvimos buen clima. Solo tuvimos que parar un día que nos cayó la mundial. De ocho meses solo perder un día, es un milagro.

Al revisar la primera temporada para escribir la segunda, ¿qué aspectos han funcionado mejor o peor de El Pueblo?

Las comedias siempre mejoran. Si ves el piloto de Friends te da un bajón porque lo ves muy muerto. No tiene nada que ver con lo que se convirtió. Las comedias mejoran porque se tiene que producir una simbiosis entre el personaje, el actor y el guionista. La segunda para mí es mejor que la primera, no porque haya algo que sea una cagada, sino porque cuanto más información tienes más mejoras el algoritmo. Vas viendo capítulos, reacciones, las cosas que interesan y las que no. En comedia se dan casos de tramas o personajes que crees que son graciosísimas y luego pasan desapercibidas y hay otras de exposición para dar información y es la mejor frase del capítulo. La comedia es un puto misterio.

image

¿Fue difícil dar con la localización perfecta?

Más de un año. Al principio de la serie planteamos urbanitas colonizando un pueblo abandonado de verdad. Lo que ocurrió fue que cuando estábamos buscando pueblos con una guía aparcamos el coche en un sitio que había cuatro casas y nos salió un tío muy enfadado por dejar el coche en medio, como si lo hubiéramos dejado en plena Gran Vía.

Esa misma situación la habéis incluido al principio de la serie.

Ese homenaje es real, el tío se cogió un cabreo porque el pueblo saliera en el libro. Decía que en ese pueblo vivían 3 personas todo el año. Le pedimos permiso para echar un vistazo pero lo descartamos porque con la mala ostia que tenía ese señor como para tener a 200 personas trabajando. Pero eso nos dio la clave que hizo mejorar el proyecto, que esa España Vacía no está vacía. En el pueblo que hemos estado grabando hay una señora de 94 años que vive sola, porque enviudó hace 20, solo está ella y no tiene ni agua ni luz. La Guardia Civil y una asociación le llevan cosas de vez en cuando y esa señora vive ahí como si fuera más de 100 años. Esto pasa.

Para la segunda temporada habéis realizado dos montajes diferentes, uno de 50 minutos para Amazon y otro de 70 para Telecinco. ¿Ha complicado todavía más la producción?

Es una de las cosas más interesantes que nos ha pasado con esta serie. Cuando se cerró el acuerdo con Amazon nos avisaron: "en la segunda temporada Amazon quiere capítulos de 50 y nosotros (Mediaset) de 70". Cuando nos planteamos en el guión qué hacer, para no entrar en una paranoia con esto, escribimos el capítulo de 70 y luego probamos a quitar lo eliminable. Hemos montado el capítulo de 70 y una vez que esta postproducido con su color y su audio, le hemos dejado reposar y le hemos quitado cosas. Lo divertido con esto es ver como ha habido cambios de escaleta, eliminando frases concretas, secuencias enteras... A mi me gusta más la versión de 50, pero Araceli, una de nuestras guionistas, disfruta más la de 70.

¿Qué fichajes tenéis en la segunda temporada

Son los mismos personajes, porque estaban pensados como una temporada de 16 capítulos. Edu Soto nos ha hecho un personaje maravilloso: una especie de iluminado llamado Orestes que llega al pueblo y crea una comuna o secta al lado del pueblo justo cuando ya se habían acostumbrado unos a los otros. Y en un episodio, hay una cadena de televisión que va a hacer en el pueblo un reportaje sobre la España Vacía y la periodista es Mónica Cruz, que cuando llega se encuentra que el pueblo no está vacío. Y hay tramas cachondas porque los lugareños visitan Madrid en un capítulo y tiene su coña, es muy Paco Martínez Soria.

La audiencia de LQSA ha bajado, pero se ha mantenido por encima de los 2 millones. ¿Qué valoración haces de estos datos?

Hice una encuesta en Twitter con 4000 respuestas y es más o menos el número de audímetros que hay en España, así que como muestra si vale una vale otra. Lo que salió es que solo el 40 por ciento de la gente lo ve en directo, si lo extrapolas la serie sigue en los 4 millones de espectadores. El 60 por ciento ya la graba o la ve en Internet.

La única comparación que podemos realizar es con el resto de formatos de productos similares. Cuando ves que el 80 por ciento de las series están por debajo del 15 o del 10 por ciento de share, pues sí que es un privilegio. Es un caso muy atípico, ninguna serie soporta 3000 repeticiones al año en FDF, son 6 capítulos al día, poca series sostienen un canal de televisión. LQSA no la puedes comparar con El Pueblo. Es imposible, ojalá suceda otro éxito de la medida que sea y guste, pero estas cosas pasan de vez en cuando en la vida. Si no le pasa a nadie, como te va a pasar a ti dos veces. Somos conscientes de que somos los últimos dinosaurios junto con Cuentame.

¿Tenéis un final pensado ya para La que se avecina?

Para la temporada que estamos grabando sí y para el final de Montepinar también. Nos vamos de estos platós y después de 12 años un decorado de madera si quitamos un tornillo igual se cae entero, está hecho una mierda, ha tenido mucho tute. Afortunadamente nos ha llevado a un situación que de otra manera hubiera sido más difícil de tomar, si acabas un año como la serie más vista no la vas a dejar de hacer, ahora lo que no tenemos decidido es qué vamos a hacer porque influyen muchas variables: los actores, nuestro momento creativo, nuestro cansancio y sobre todo se añade el momento en el que están las series en abierto. Seguimos insistiendo en series con duración de películas. Todo está cambiando en la tele y de aquí a junio decidimos si nos mudamos, como quiere la gente. También sería un buen final para la serie. Si decidimos terminar LQSA, el final de la temporada 12 será un buen final.

¿Tenéis otros proyectos sobre la mesa?

Tenemos un montón de cosas y no sé por qué estamos preparando tantas (risas). Nos tenemos que pegar un tiro si tenemos que producir todas. Ahora mismo hay una cosa divertida: antes tenías claro el concepto de serie que podías producir y cuál no, ahora hay series de 70', de 50', de 30' o de 5', y estamos preparando cinco o seis proyectos para empezar a producir a partir de 2021, pero antes se tienen que resolver varias incógnitas: saber qué pasa con El Pueblo, que igual nos dicen adiós o nos persiguen por los pasillos para firmar una tercera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV