'Las chicas de oro': curiosidades de una serie que no pasa de moda y que puedes ver completa en Disney+

Desde hace unos días, Disney+ cuenta con los 180 episodios de 'Las chicas de oro', una serie estrenada en 1985 que ha regresado por lo todo lo alto. Resucitando la nostalgia de quienes la vimos entonces y conquistando a nuevas generaciones con su humor fresco e irrepetible, las historias de Blanche, Sophia, Dorothy y Rose están más vivas que nunca.

las chicas de oro reparto bea arthur betty white rue mclanahan estelle getty
Disney+

    Miami, 1985. Uno de los grandes escenarios de la cultura pop ochentera del momento. Presente en la televisión a través de la serie de acción y narcotraficantes 'Corrupción en Miami', en la música con las Miami Sound Machine de Gloria y Emilio Estefan... y en la televisión con una fantástica serie, 'Las chicas de oro', estrenada en la cadena ABC de Estados Unidos el 14 de septiembre de 1985.

    La historia del grupo de amigas de la tercera edad formada por Dorothy Szbornak (Bea Arthur), Sophia Petrillo (Estelle Getty), Rose Nylund (Betty White) y Blanche Deveraux (Rue McClanahan) conquistó al público desde el episodio piloto (lo vieron 25 millones de personas) y se extendió durante siete temporadas y 180 capítulos, en aquella época en la que no existía el 'streaming', había que esperar pacientemente una semana para ver el siguiente episodio y, además, cada temporada podía tener más de 25 capítulos y no los 4 o 5 que estamos acostumbrados a devorar en las miniseries.

    SUSCRÍBETE YA A DISNEY+

    Fue un auténtico éxito internacional: ganó 11 Emmy de los 68 a los que fue candidata (las cuatro protagonistas recibieron el suyo), fue nominada a los Globos de Oro, se emitió en medio planeta e incluso hubo países donde hicieron sus propias 'Chicas de oro', entre ellos España (¿os acordáis de Concha Velasco (Doroti), Carmen Maura (Rosa), Lola Herrera (Blanca) y Alicia Hermida (Sofía)? Mejor que no).

    Uno de los motivos por los que, casi 40 años después de su estreno, continúa vigente, es por su planteamiento: divertida a más no poder, fresca, glamurosa (incluso en sus looks ya trasnochados de hombreras y pelicardados), defensora a ultranza de la sororidad y la amistad de las mujeres y el perfecto 'zasca' a todos aquellos que piensan que estamos devaluados al llegar a la vejez.

    Cada una de ellas tiene una personalidad única: Dorothy, con su humor negro y mordaz; Rose, con su brutal ingenuidad; Blanche con su sensibilidad y sensualidad y, finalmente, Sophia, que siempre llega para decir la brillante última palabra y dejarles a todos callados. Es un grupo magnífico de la historia de la televisión.

    las chicas de oro estelle getty, bea arthur, rue mcclanahan
    Disney+

    La creadora del programa, Susan Harris, explicó en una entrevista de 2010: "Creo que para todo el mundo -incluida la gente más joven cuando llega a una edad en la que se siente alienado- la idea de estar solo, de pasar la vida solo, es aterradora. Estas mujeres estaban en una edad en la que estaban solas y era probable que siguieran solas hasta que se encontraran... Se animaron mutuamente y tuvieron una vida en común. Demostraron que no necesitaban la relación habitual y tradicional para ser felices. Es una imagen de todas las posibilidades de la familia. También creo que a los jóvenes les gusta Sophia porque dice lo que se le ocurre".

    Está claro que hay historias que funcionan mejor que otras según el episodio, al igual que hay gags que han envejecido mejor y otros que no somos capaces de entender (por ejemplo, aquellos a los que se menciona a presentadores, artistas u otros protagonistas del 'showbusiness' del momento), pero la dinámica entre las mujeres se mantiene fresca como una rosa.

    Muchos críticos han descrito a 'Las chicas de oro' como unas 'lobas con piel de oveja', capaces de sacar las uñas las unas por las otras y unas pioneras en muchos temas que tardarían años en salir en otras series. Por ejemplo, ya se hablaba del matrimonio entre personas del mismo sexo, de la menopausia o el sida.

    Muy influyentes en serie posteriores como 'Mujeres desesperadas' o 'Sexo en Nueva York', la idea de la amistad es, en todo caso, el eje de una serie eminentemente progresista para la época (recordemos que se emitió en el segundo mandato de Reagan y en el primero de Bush padre) en la que se hace hincapié en el que las mujeres son más fuertes juntas... aunque sea tomándose una tarta de queso en la cocina.

    las chicas de oro rue mcclanahan blanche, bea arthur dorothy
    ABC STUDIOSDisney+

    SUSCRÍBETE YA A DISNEY+

    10 curiosidades de 'Las chicas de oro'

    • Las actrices consumieron más de 100 tartas de queso durante las siete temporadas que se rodaron. Bea Arthur las odiaba.
    • Rue McClanahan tenía una cláusula en su contrato por el que podía quedarse con todo el vestuario a medida de su personaje. En su casa de Manhattan tenía 13 armarios con la ropa de la serie.
    • En la vida real, la mayor de todas era Betty White -que, al morir el 31 de diciembre de 2021, ha sobrevivido a todas sus compañeras-, luego Bea Arthur, después Estelle Getty y la más joven Rue McClanahan, que solo tenía 51 años en el episodio piloto.
    • Estelle Getty necesitaba 45 minutos para peluquería y maquillaje. Pero entre la primera y la segunda temporada se hizo un 'lifting' y el equipo de maquillaje sufrió (y mucho) para avejentarla.
    • En la primera temporada, los exteriores de la casa pertenecían a una vivienda real de California. En las posteriores, se rodaron en los Disney's Hollywood Studios. Se construyó una réplica exacta de la casa en Orlando que fue demolida en 2003.
      las chicas de oro reparto rue mcclanahan betty white bea arthur estelle getty
      ABC STUDIOS
      • Cuatro mujeres viven en la casa pero en la mesa de la cocina solo hay tres sillas, lo que se debe a razones de filmación, para que no se sentaran apretujadas frente a la cámara. Bea Arthur siempre se sentaba en el centro para que la cámara captara sus reacciones faciales sobre lo que contaban sus amigas.
      • Uno de los aspectos más curiosos de los looks de la serie son los increíbles pendientes que llevan las actrices. Bea Arthur no tenía agujeros en las orejas, por lo que los pendientes que le ponía Judy Evans, estilista de la serie, eran de clip. A Arthur le encantaba, pero aborrecía acabar el día del rodaje con las orejas dolidas.
      • Al parecer, las cuatro actrices se llevaban bastante mal en el rodaje. Las que eran más amigas eran Rose McClanahan y Betty White.
      • Estelle Getty sufría de miedo escénico y muchas veces las grabaciones de los viernes se paraban por su inseguridad; como era la actriz con menos experiencia de las cuatro se sentía intimidada y un fraude en relación a la calidad de interpretación de sus compañeras.
      • El episodio piloto fascinó a la Reina Madre de Inglaterra, que pidió a las actrices que representaran un espectáculo especialmente para ellas. Así que las cuatro interpretaron un sketch durante el The Royal Variety Performance 1988 en el que las Chicas visitan Londres, charlan con el presentador Ronnie Corbett y luego se sientan a cenar, repitiendo partes de episodios anteriores.

        VER SERIE EN DISNEY+

        This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Disney Plus