Ivana Baquero, la heroína española del fenómeno ‘Las Crónicas de Shannara’

La niña que sorprendió a Guillermo del Toro con solo 12 años en ‘El laberinto del fauno’ ha entrado con fuerza en Hollywood y está preparada para ser una estrella mundial. Nos lo cuenta en su vuelta a nuestro país para presentar esta superproducción grabada en Nueva Zelanda con el equipo de El Señor de los Anillos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

“Misteriosamente talentosa y prematuramente madura”. Así definió The New York Times a Ivana Baquero tras su actuación en El laberinto del fauno, el filme de Guillermo del Toro con el que ganó el Goya 2006 a Mejor Actriz Revelación. Solo tenía 12 años y ya se había convertido en la intérprete más joven en hacerse con el premio y daba pistas de que su carrera iba en serio. “Es la película que me hizo decidirme por esta profesión y me ayudó a crecer”.

Con 21 años, nueve después de aquella sorprendente irrupción, el canal MTV la ha elegido para protagonizar Las Crónicas de Shannara, la superproducción más cara de su historia. Aquí se puede ver los jueves en TNT.

Empezó como la niña perfecta para el cine de terror: ojos expresivos y credibilidad para parecer asustada. “Es el género donde encuentras más papeles cuando eres pequeña”, dice. Con 8 años debutó a las órdenes de Jaume Balagueró en Frágiles, pero fue con la exitosa película de Guillermo del Toro sobre una niña que explora un mundo subterráneo en la España de 1944 con la que sedujo a la crítica y se convirtió en una de las actrices jóvenes más prometedoras en todo el mundo al recibir varios premios internacionales. “Y me quedé prendada del género fantástico”.

Un sueño que se ha cumplido. Ivana disfrutó de El señor de los anillos entre el asombro y la envidia, pero ahora tiene una saga épica para ella. “Me gustan las historias con criaturas mágicas y luchas de espadas que desborden la imaginación. Era una oportunidad que no podía dejar escapar”.

En Las crónicas de Shannara es la resolutiva Eretria, la humana de un trío que completan la elfa Amberle (Poppy Drayton) y el medio elfo Will Ohmsford (Austin Butler), que deben llevar una semilla del árbol mágico Ellcrys hasta el misterioso Fuego de Sangre para que nazca un nuevo árbol, ya que este está malo y cada vez que cae una hoja se libera un demonio.

“Nuestro mundo se ha destruido por culpa de una guerra química y los elfos han fundado un lugar sin criaturas oscuras. Pero están resurgiendo de nuevo, solo tenemos una oportunidad”, detalla Ivana, que ha conseguido abrirse un hueco en una industria complicada para los actores españoles.

La serie está basada en los libros de Terry Brooks, que con más de 25 millones de copias vendidas es la saga de literatura fantástica más leída –solo por detrás de Harry Potter y Juego de tronos–. Influenciado por J.R.R. Tolkien, el escritor publicó en 1977 La espada de Shannara, la primera entrega de una saga con millones de lectores en todo el mundo. La serie adapta el segundo volúmen, Las piedras élficas de Shannara porque está más orientado a un público jóven. “A mí me pareció bien porque cuenta con una historia de amor interesante”, explica Brooks, que no le importan los cambios realizados en la adaptación, ya que en el libro no se especifica que vivan en una Tierra postapocalíptica. Las novelas, que no se habían reeditado desde entonces en España, han vuelto a ser publicadas con motivo del estreno de la serie por Oz Editorial.

Entre los personajes fantásticos destaca el mago Allanon, interpretado por Manu Benner, que ayuda al trío protagonista a salvar a Ellcrys.

En la serie hay todo tipo de criaturas, algunas clásicas de otras sagas épico-fantásticas, como los elfos. John Rhys-Davies se mete en la piel de Elessedil, el líder de este grupo.

Volviendo con Ivana, la joven actriz nos cuenta cómo llegó a un proyecto de esta envergadura: “A raíz del éxito de El laberinto del fauno tengo agentes en Los Ángeles que me avisan de los cástings. Grabé una prueba y se la hice llegar. Poco tiempo después, supe que les había gustado y viajé a EE.UU para que me vieran en persona. Y aunque suene a película, justo cuando me subía al avión de vuelta me llamaron para decirme que me habían cogido. Mi sueño se había hecho realidad”. Ya había grabado otras películas al otro lado del charco, como La otra hija, con Kevin Costner.

Una vez seleccionada para el papel lo siguiente fue viajar a Nueva Zelanda, país que ha acogido los rodajes de El señor de los anillos, El Hobbit y Las crónicas de Narnia. “¡Hasta parte del equipo de la serie trabajó en esas películas! No tuve demasiado tiempo para hacer turismo, pero no importó. Con esos paisajes tenía suficiente”.

Allí se enfrentó a seis meses de duras grabaciones y exigentes entrenamientos físicos. “Yo no hacía mucho deporte y soy muy urbana. Estuvimos cada día con un entrenador de boxeo, cogiendo la forma”. Y además debía parecer una experta en el manejo de dagas por exigencias del guión. “Practicaba hasta en los restaurantes y las tenía todas alineadas en la habitación del hotel. Los de la limpieza pensarían que estaba loca”, bromea.

Pero el esfuerzo ha merecido la pena. La serie aspira a convertirse en el nuevo fenómeno juvenil, y ya en su estreno en EE.UU. reunió a más de 14 millones de espectadores. Su belleza visual y creíbles efectos especiales son poderosos reclamos. “Para mí son superiores a todo lo que se ha visto hasta ahora en televisión. Nos comparan con Juego de tronos, pero creo que estamos más cercanos al mundo de Star Wars”.

Si las expectativas se cumplen, el próximo reto al que deberá enfrentarse Ivana Baquero consistirá en aprender a gestionar la fama. “No sé qué va a pasar. Aunque uno se pueda preparar, luego todo te sorprende. Yo, ante todo, quiero ser pudorosa con mi privacidad. Pero todo lo que llegue se recibirá con los brazos abiertos”.

Se muestra segura del éxito porque está orgullosa del resultado y siente que tomó la decisión correcta cuando se subió a este proyecto después de estar tiempo alejada de las series. “Me daba miedo porque conllevan un gran sacrificio. Cada tanda son seis meses fuera de casa, pero ha merecido la pena. No todo el mundo puede trabajar en Nueva Zelanda y es la manera más rápida de llegar a un público amplio”.

A falta de confirmación de una probable segunda temporada de Shannara, –“Todo depende de como funcione… Cruzamos los dedos, en principio el feedback es positivo”–, Ivana tiene pendiente de estreno la película Demonio tus ojos, dirigida por Pedro Aguilera, en la que coincide con Nicolás Coronado.

Su agenda le permite pocos días libres pero aún así dedica parte de su tiempo a estudiar Derecho. “Tengo claro que quiero exclusivamente a la interpretación, pero mis padres me aconsejaron estudiar una carrera. Y además, como los exámenes son presenciales son una buena excusa para volver a España cuando paso mucho tiempo fuera”.

Su vida está a punto de cambiar, pero a ella no le preocupa. La niña que se enfrentó a los faunos ya no tiene miedo a nada.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV