Nuevas muertes y más acción en Campoamargo: así es la segunda temporada de ‘Mar de plástico’

Miquel Fernández, Florin Opritescu, Andrea Trepat y Adelaida Polo se incorporan a la ficción, que potenciará las tramas interraciales, el thriller y el triángulo amoroso.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Nuevas muertes en Campoamargo

Antena 3 y Boomerang acaban de comenzar en Madrid la grabación de la segunda temporada de Mar de plástico. Teleprograma.tv visitó la casa de los Rueda (una mansión en una urbanización a las afueras de Madrid) donde se ruedan las primeras secuencias. La semana que viene viajarán a Almería para comenzar con los exteriores.

La muerte de Marta (Belén López) es el pistoletazo de salida para las nuevas tramas… ¡pero ella no será la única! Los actores nos adelantan cómo evolucionarán sus tramas.

Pablo, el nuevo jefe de investigación

“Esto va a ser como una pelea entre machos alfa”, dice Miquel Fernández. El actor, a quien vimos en la primera temporada interpretando al marido supuestamente de Marta (Belén López), se convierte en personaje regular en los nuevos capítulos. “Rodolfo es más galán que yo, ahí no hay duda”, cuenta Miquel riendo. “Pablo es un personaje muy desconcertante, nadie va a saber por dónde va a tirar. Eso sí, habrá una trama emocional muy potente y, obviamente, la muerte de Marta va a tener mucho peso”.

El infierno de Héctor

“Contar la vida de un personaje tranquilo en su casa no tiene ningún interés”, dice Rodolfo Sancho. La muerte de Marta (Belén López) y la reaparición de Pablo (Miquel Fernández) complican la aparentemente tranquila vida del agente tras la resolución de la muerte de Ainhoa. “Imagínate que tu mejor amigo vuelve cuando piensas que lo has matado… Una situación así te deja tarumba”. El actor, además, avanza que esta temporada habrá mucha más acción: “Creo que el espectador está un poco cansado de historietas de amor”.

¿Quién mató a Marta?

Esa es la gran pregunta sobre la que girarán todas las tramas de los nuevos capítulos. Una incógnita para la que los actores ya tienen una respuesta. “¡No se lo pienso contar nadie! Bueno, solo a mi mujer, que también es actriz y sé que no va a decir nada. Pero no lo va a saber ni mi madre (risas)”, dice Miquel.

El pasado de Marta

Belén López también estará en los nuevos capítulos. “Marta ha muerto. Con ese golpe en la cabeza no se levanta nadie (risas). Pero ahora hay que saber quién lo hizo, cómo y por qué”, nos cuenta la actriz, que se quedó tan impactada con el desenlace de la primera tanda como el resto de espectadores: “Es que fue un final al nivel de Juego de Tronos”.

Juan Rueda lucha por limpiar su imagen

La muerte de Ainhoa ha dañado mucho la imagen comercial de su empresa y Juan (Pedro Casablanc) tendrá problemas económicos. Con su hijo Fernando (Patrick Criado) en la cárcel, el terrateniente de Campoamargo tendrá que embarcarse en nuevos y arriesgados negocios para salir del pozo en el que está metido.

El resurgir de Agneska

La rusa, encarnada por Lisi Linder, ayudará a que su marido recupere el respeto de la gente de Campoamargo. Pero su ambición y el poco respeto que siente por Sergio (Federico Aguado) volverán a jugarle malas pasadas…

Los conflictos sexuales de Salva

El policía, interpretado por Luis Fernández, volverá a investigar contra reloj los nuevos asesinatos que se están produciendo en el pueblo. Salva, además, se verá inmerso en tortuosos conflictos sexuales y sentimentales.

Lola, contra sus orígenes

En los nuevos capítulos, Lola (Nya de la Rubia) verá cómo se recrudecen sus conflictos familiares. “Va a ser un constante tira y afloja con ellos”, adelanta la actriz. Sin embargo, la llegada de su prima Sol (Adelaida Polo) será un soplo de aire fresco para ella: “Quiere parecerse a mí y me ayuda mucho”.

La actriz, feliz con la evolución de su personaje –“Lo han convertido en protagonista”, explica– pondrá voz a la banda sonora de esta temporada.

La madurez de Pilar

La maternidad ha convertido a Pilar (Andrea del Río) en una mujer diferente. “Su hijo se ha convertido en lo más importante para ella. Pasará a llevar los negocios de su padre, se hace cargo del bar…”, explica la actriz. Sin embargo, su personaje no perderá su lado oscuro: “Es ambiciosa y fría: no pierde su esencia”. Además, tendrá un nuevo romance.

Andrea reconoce que está echando mucho de menos a su compañero Jesús Castro: “En la primera tanda tuve casi todas las secuencias con él, pero cada uno elige su camino…”

Kaled se convierte en líder

El temporero se convierte en capataz y hombre de confianza de Juan Rueda. “Su objetivo es conseguir dinero para sobrevivir y para mandarle a su familia”, explica Will. El actor confiesa que echa mucho de menos a Yaima Ramos, que encarnaba a su hermana Fara: “Siempre que hay una baja es muy fastidiosa”. Y añade que, al enterarse de que Jesús Castro no estaba, temió también por su continuidad: “Yo firmé por dos temporadas, pero claro que tuve miedillo y le pregunté a mi representante. Enseguida me confirmaron que seguía porque tenía que quedar cierta representación racial de los plásticos”.

Sergio, solo y maltratado por Agneska

Tras el ingreso en la cárcel de su hermano Fernando (Patrick Criado), Sergio (Federico Aguado) está más solo que nunca. Maltratado por Agneska (Lisi Linder) y perdido, buscará consuelo visitando a su hermano en la cárcel.

Vlad, el socio de Juan Rueda

Respetado y temido a partes iguales, Vlad, el serbio, es el líder de una organización mafiosa dedicada al narcotráfico. Se asociará con Francisco (Elías Pelayo) y Juan Rueda (Pedro Casablanc). “Ha llegado el que corta el bacalao”, dice el rumano Florín Opritescu, uno de los nuevos fichajes. “Juan Rueda y yo nos vamos a llevar muy bien”, adelanta. Y añade: “Vlad es machista, considera a las mujeres seres inferiores porque le han educado así. Pero no puede vivir sin ellas y se pasa toda la temporada a la caza de andaluzas morenazas”.

Sol, testigo de un asesinato

Adelaida Polo es otro de los nuevos fichajes. Interpreta a Sol, la prima gitana de Lola (Nya de la Rubia) y Lolo (Jesús Carroza). “Llega a Campoamargo por circunstancias familiares. Admira mucho a Lola, quiere romper las normas como ella”. La recién llegada, además, se fijará enseguida en Salva (Luis Fernández): “Ella es gitana y él guardia civil, así que no va a ser nada fácil la historia”.

Cristina, obsesionada con Fernando

Andrea Trepat interpreta a Cristina, una chica muy religiosa que siente una irremediable atracción por los asesinos. Entrará en contacto con Fernando (Patrick Criado) por carta y no parará hasta poder conocerle en la cárcel. “Le ve como un alma atormentada, como una víctima. Ambos tendrán una relación que no dejará a nadie indiferente”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV