Los secretos del vestuario de ‘Lo que escondían sus ojos’

De un Balenciaga real a diseños vintage y actuales de Calvin Klein o Elio Benhanyer pasando por vestidos de segunda mano y hasta un mantel de Zara Home. Analizamos algunos de los 42 trajes que luce Blanca Suárez en el papel de Sonsoles de Icaza.

image

Fue la musa del diseñador vasco Cristóbal Balenciaga –guardaba en sus 35 armarios 400 modelos suyos– y un icono de estilo en los años cuarenta, por eso recrear el vestuario de Sonsoles de Icaza para la serie Lo que escondían sus ojos era todo un reto. El objetivo se ha cumplido y la responsable es la figurinista Natacha Fernández Gallardo que, junto a su equipo, formado por cinco personas, ha vestido a Blanca Suárez, protagonista de esta miniserie que cada martes engancha a más de tres millones de espectadores en Telecinco.

¿Dónde encontró la inspiración para el armario de la marquesa de Llanzol? Natacha nos lo cuenta durante una cita en el centro de costura Un taller en Justiniano, en Madrid, donde guardan algunas piezas. “El primer paso fue documentarme sobre la época en la que se desarrolla la historia [años cuarenta y cincuenta], lo que no bastó… Me costó encontrar el tono hasta que me fijé en un reportaje fotográfico de Annie Leibovitz, un trabajo actual con reminiscencias antiguas. Y decidí aligerar las prendas vintage: subimos largos, quitamos las hombreras tan utilizadas entonces, mezclamos ropa de Zara y Mango con otra de Dior, Calvin Klein, Elio Benhanyer…”. La experta también contó con la ayuda de Sastrería Cornejo – donde hicieron a medida los trajes de Rubén Cortada para su papel de Ramón Serrano Suñer–, y la casa romana Tirelli o Cherubina.

De los figurines de Natacha han salido varios de los trajes más representativos de los 42 que luce Blanca: “El más ambicioso fue el de Menina [crudo con ribete negro]. Empezó siendo cerrado como el original, luego le pusimos tirantes y al final se quedó así”. Además, son los creadores del traje de gala blanco que viste el día que conocen a Serrano Suñer y del rojo que lleva en su primer encuentro con su amante. “Los colores son reflejo de su estado de ánimo: el claro muestra inocencia y la luz inicial; el rojo, su momento pasional, y los tonos oscuros, cuando está en crisis”.

La relación con maquillaje y peluquería, a cargo de Mara Collazo y Elena Cuevas, también ha sido fundamental: “Blanca lleva un peinado acorde con su imagen: moderno, suelto y con ondas, como el de la actriz Verónica Lake”. La diseñadora resalta la buena disposición de la protagonista: “A ella le gusta y sabe de moda. Incluso trajo un vestido suyo de Miu Miu que utilizamos”. Y sin dar cifras de presupuesto, bastante inferior que el de series extranjeras similares, está satisfecha con el resultado: “Ha sido mi trabajo más ambicioso y lo he disfrutado mucho”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Un traje que da en el blanco

Este el vestido 
que luce Blanca Suárez en la escena del Casino, cuando Sonsoles de Icaza ve por primera vez 
a Serrano Suñer (Rubén Cortada). Es una creación original de Natacha y su equipo de Look Art, inspirada en los trajes de noche de Balenciaga. El resultado quedó tan lucido que se ha utilizado para las fotos promocionales de la serie.

Estampado portugués… de Zara Home

Blanca Suárez fue Isabel de Portugal en la serie Carlos, rey emperador, personaje al que la estilista rinde homenaje con esta falda a juego con un short hecha con un mantel estampado 
con azulejos portugueses de Zara Home. 
Al lado, el turbante vintage y gafas.

El Balenciaga original

Blanca tuvo el placer de llevar un Balenciaga que prestó María de Orleans, heredado de su abuela, la princesa Esperanza de Orleans. “Es una joya confeccionada en encaje de mantilla”.

Bolso Gucci con sorpresa

El bolso con asa de madera que Blanca lleva colgado del brazo en el estilismo anterior es este Gucci vintage. Natacha encontró dentro una entrada de la ópera de París de 1953, todo un certificado de autenticidad.

De segunda mano

El favorecedor vestido azul que lleva Blanca en esta escena grabada en Santander lo encontró Natacha en una tienda de segunda mano, y ni siquiera tenía marca. La cartera también es actual, de la marca Walter Steiger, mientras que la pamela XL sí es vintage, de Fátima de Burnay.

Directo del armario de Blanca

La propia Blanca se implicó tanto en la creación del vestuario de la serie que aportó de su propio armario este Miu Miu de la colección otoño-invierno 2011/2012 que estaba inspirada en los años 40.

Los botones de la abuela

Este look también es muy personal, en este caso para Natacha. La chaqueta está confeccionada en su taller con botones vintage de azabache y grosgrain sacados de un abrigo de noche de la abuela de la figurinista. La cartera es actual, de Marc Jacobs, así como los zapatos de plataforma de Asos, la falda de Armani y los guantes de Teria Yabar. El tocado rojo sí es vintage, de nuevo de Fátima de Burnay.

Modelo ‘Infanta’

Para Natacha este es el vestido “más ambicioso de toda la serie”. Está inspirado 
en el diseño Infanta de Balenciaga, aunque se le conoce más como Menina porque está basado en los cuadros de Velázquez.
 El original tenía mangas y la primera versión de esta adaptación también era cerrado, “pero finalmente probamos sin mangas ni tirantes y quedó así”.

Agotado en un día

Para la rueda de prensa de presentación de la serie, Blanca eligió este vestido color frambuesa con un gran lazo de la firma sevillana Cherubina. La tienda agotó todas las existencias de este modelo ese mismo día.

Como María Antonieta

El vestido de corte romántico del baile de máscaras ya apareció en la película María Antonieta (2006), de Sofía Coppola.

Un color para cada estado de ánimo


En su afán por reflejar estados de ánimo de la protagonista, Natacha eligió el rojo para 
el estilismo de la 
marquesa en su primera cita a escondidas con 
su amante, también creación propia.

Solo pieles sintéticas

Tanto en esa cita como en este paseo con Balenciaga (Javier Rey), Blanca lleva 
una reproducción 
de un abrigo de piel de lince. En este caso es sintético por decisión personal de la protagonista y de la estilista, contrarias al uso de pieles.

Calvin Klein, Elio Benhanyer…

Otro de los modelos de grandes diseñadores es este vestido negro vintage de Calvin Klein que la actriz luce en otro de los encuentros furtivos con el personaje de Rubén Cortada. En la percha de detrás vemos un conjunto marrón de Elio Benhanyer, que aparece en la escena de la primera vez que la protagonista va al convento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV