‘Perdóname Señor’: amor y narcotráfico en Cádiz con Paz Vega, Jesús Castro y Stany Coppet

El pueblo de Barbate o las playas de Caños de Meca acogieron la grabación de esta ficción de ocho capítulos cuyo reparto completan Antonio de la Torre, Andrea Duro, Paco Tous o Silvia Marty.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Este es el cartel oficial de la serie de Telecinco. En este reportaje os contamos todo sobre la nueva ficción ambientada en el mundo del narcotráfico en Cádiz que también se verá en Latinoamérica. La plataforma DIRECTV, con más de 8 millones de suscriptores y que se ve en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Uruguay, Perú, Puerto Rico y Venezuela, ha adquirido los derechos de la serie que también se emitirá en Eslovaquia.

El chiringuito de La Jaima de Caños de Meca, un “must” para los veraneantes de esta zona costera de Cádiz, se convirtió por unos días convertido en el Oasis, un club de alterne donde tiene su cuartel general Bruno (Stany Coppet), el narcotraficante de Perdóname Señor. Desde el mes de marzo y hasta finales de junio de 2016, los vecinos convivieron con el equipo técnico y artístico de esta miniserie de ocho capítulos protagonizada por Paz Vega, Stany Coppet y Jesús Castro. Teleprograma.tv viajó hasta Cádiz para asistir a la grabación y charlar con sus protagonistas.

 

La actriz, feliz de volver a trabajar en España, interpreta a Lucía, una monja que vuelve a su Barbate natal: “Es muy importante dentro de su congregación y la iban a mandar a una misión, pero ella siente que tiene que regresar a su tierra”. Al llegar, se encuentra un lugar devastado por la crisis y el narcotráfico y decide quedarse para combatir estas lacras. “Siempre ha sido una intelectual pero ahora le toca arremangarse”.

 

Su hasta ahora apacible vida dará un giro cuando se reencuentre con Bruno, su gran amor de la adolescencia ahora convertido en todo un capo de la droga. “Lucía es su punto débil –nos cuenta el actor–. Hace veinte años vivieron una historia de amor tremenda y este reencuentro vuelve a dar un giro a su existencia”.

 

Para Stany ha sido una responsabilidad interpretar a este personaje, y no solo por lo alto que había quedado el listón con Khaled de El Príncipe.  En un primer momento, se anunció que el actor que daría vida a Bruno iba a ser Leonardo Sbaraglia. “Ha sido complicado meterme en los zapatos de un personaje que se había escrito para otro. Pero el equipo, la cadena y la productora me han ayudado muchísimo desde el primer día y ahora no me imagino a otro actor que pudiera interpretarlo mejor (risas)”.

 

Para ambos actores ha sido un auténtico placer coincidir en esta historia. “Los primeros días estaba muy impresionado porque tenemos secuencias muy íntimas e impone tener delante a una estrella como Paz”, reconoce Stany. “Pero es una gran profesional, guapísima además… ¡Lo tiene todo!”

 

 

 

Paz también se deshace en halagos hacia su compañero. “Stany y yo hacemos una pareja preciosa. Él está creando un personaje muy bonito, un narcotraficante de guante blanco, elegantísimo. ¡Es normal que me enamorara de él!”

 

Pero Bruno no será el único que traiga de cabeza a Lucía. La monja también se reencontrará con Rafa, su sobrino, ahora líder emergente del narcotráfico, interpretado por Jesús Castro. “Este chico controla más que El Niño y tiene las metas más claras: es más poderoso, tanto física como mentalmente”, nos cuenta el actor durante un descanso de la grabación. Jesús, además, está encantado de “jugar en casa”. “Yo soy de Vejer y trabajar aquí es como volver a mi infancia. He estado muchas veces en los sitios donde estamos grabando. Está siendo muy especial todo”. Incluido trabajar con una actriz de la talla de Paz Vega. “Le dije desde el primer día que me diera consejos y me corrigiera cuando tuviera que hacerlo. Y estoy aprendiendo mucho con ella. El otro día, por ejemplo, tras decir una frase me recomendó: `Si el final lo entonas más para abajo, resulta mucho más directo`. Y yo se lo agradezco todo. Estoy en modo esponja porque no hace tanto que llevo en esto… ¡Que empecé hace un año y medio!”. Ella comparte admiración: “Él ha crecido en esta zona, así que ha mamado todo esto… ¡No tiene que hacer nada!”.

 

 

 

Ninguno de ellos está preocupado por cómo se pueda reflejar el tema del narcotráfico. “Es que aquí es el pan nuestro de cada día –dice Paz–. Y es muy interesante cómo se plasma en la serie porque la gente del pueblo lo ve con muchísima normalidad, no se le da importancia. Además, no hay drogadictos, simplemente es un negocio más”. Y esa trama, precisamente, es la que le ha regalado a la actriz algunas escenas de acción: “Me ha encantado. El otro día grabamos una de un desembarco en una playa: con lanchas, helicópteros, chicos que salían corriendo para recoger los fardos que se quedaban sueltos… ¡Esto parecía `Barbate Vice`!”(risas)

 

Todos coinciden en que Barbate y el resto de localizaciones donde están grabando son como un personaje más. “Es un gran plató donde tenemos todos los permisos para trabajar donde queramos: el convento es una casa real, los apartamentos también… Todo tiene una textura muy auténtica”, explica Paz. Hasta los figurantes son gente del mismo pueblo. “Tenemos a los mejores con los que he trabajado nunca. Tienen una vena artística y cómica increíble. Lo viven todo con una intensidad… Y, eso sí, adoran a Stany por su personaje de Khaled. Siempre le digo que le van a poner una plaza o una rotonda (risas)”. Su compañero está de acuerdo y muy agradecido de el cariño que sigue recibiendo por su personaje de El Príncipe: “Lo he notado en muchos lugares, pero como en Barbate en ningún sitio.  Me tratan como uno más de la familia: me invitan a comer… Estoy pensando presentarme a alcalde del pueblo (risas)”. Y todo a pesar de que el terrorista de la serie de Telecinco también le ha dado algún que otro susto: “Hace unos meses, justo después de los atentados de noviembre, salía de un festival de cine en París y, al pararme en un semáforo, sentía las miradas de la gente desde las terrazas”.

 

Andrea Duro interpreta a Claudia, relaciones públicas del Oasis, el local donde se “cuecen” los negocios de Bruno. “Está metida en un mundo oscuro pero sabe perfectamente lo que hace. Es inteligente, ambiciosa y no tiene problemas en pasar por encima de quien sea para conseguir sus objetivos. ¡Ah! Y le encanta ponerse guapa (risas)”.

 

 

Lucía Guerrero encarna a Paula, hija del teniente Ramón Menéndez (José Manuel Seda) y que vive un peligroso romance con Rafa (Jesús Castro). “Estoy feliz con esta trama. Lucía es encantadora, guapísima y muy buena gente. Me ayuda mucho”, dice Jesús de su compañera.

El equipo convive en varios apartamentos de Caños de Meca y Barbate. “Pasamos muchas horas juntos… ¡pero esto es trabajo ¿eh?! –explica Andrea Duro–. Cuando terminamos de grabar a veces cenamos juntos, pero nos vamos enseguida a la habitación a estudiar y descansar porque estamos reventados”.

Dirigida por Alejandro Bazzano, Alberto Ruiz Rojo y Rafa Montesinos y con guión de Antonio Onetti (Amar es para siempre, Padre coraje), el reparto de la ficción se completa con Paco Tous, Antonio de la Torre, Ruth Gabriel, José Manuel Seda, Silvia Marty, Lucía Guerrero, Pau Cólera, Christian Sánchez, Estefanía de los Santos, Luisa Gavasa, Sandra Collantes, Mikel Iglesias, Jesús Noguero…

 

Grabarán hasta finales de junio en localizaciones de Barbate como el puerto marítimo y pesquero, la antigua lonja, la Playa de la Hierbabuena, la de Nuestra Señora del Carmen, el Monte de los Alemanes, el Parque Natural de La Breña y las Marismas. El Faro de Trafalgar, Zahora y Los Caños de Meca también servirán como escenario antes de que el equipo se traslade a Tánger para grabar varias secuencias en las calles de la medina, el zoco y la mezquita.

 

Un momento de la grabación en el que Andrea Duro (Claudia) recibe indicaciones antes de una secuencia.

Lucía (Paz Vega)

Íntegra, luchadora e inteligente: así es Lucía Medina (Paz Vega), una religiosa que ante un importante cambio de destino en el seno de su congregación regresa a su Barbate natal para reencontrarse con su familia. A su llegada al municipio, devastado por graves problemas sociales, descubre la dura realidad que afrontan su hermano Miguel, su cuñada Antonia y los hijos de ambos. En el corazón de la religiosa ocupa un lugar destacado Rafa, el mayor de sus sobrinos, a quien tratará de apartar del narcotráfico sin reparar en los riesgos y dilemas morales que conlleve y obligándola a obrar en contra de sus principios y obligaciones.

Bruno (Stany Coppet)

Bajo la apariencia de empresario de éxito, Bruno Lachambre (Stany Coppet) oculta que es el mayor jefe del tráfico de hachís de Barbate. Mientras trata de eliminar a sus competidores y entrar en el negocio de la cocaína asociándose con un cártel mexicano, se reencuentra con Lucía, su gran amor de juventud. El resurgir de antiguos sentimientos que ella le despierta y su enfrentamiento directo con Rafa, nuevo líder de una banda rival, influirán decididamente en su vida y actividades, sumiéndole en una peligrosa espiral.

Rafa (Jesús Castro)

Buzo de profesión, Rafa Medina (Jesús Castro), es un joven atractivo, carismático e independiente que desesperado por la falta de trabajo comienza a traficar. Tras la detención de su jefe, el sobrino de la religiosa asume la dirección de la banda, convirtiéndose en un líder emergente del narcotráfico. La llegada de Lucía a su vida y su lucha por apartarle del tráfico de drogas llevarán al joven a enfrentarse a su verdadero origen.

Miguel (Paco Tous)

A sus 50 años, Miguel Medina (Paco Tous), hermano de Lucía y padre de Rafa, es un hombre derrotado por las dificultades de la vida que mitiga sus penas en las tabernas de pescadores de Barbate. El motor de su vida es su familia, a la que profesa un amor y una lealtad incondicional.

Antonia (Estefanía de los Santos)

Humilde y luchadora, Antonia Camacho (Estefanía de los Santos), esposa de Miguel, trabaja en una conservera local, empleo que le permite sacar adelante a los suyos. Ama a su marido, adora a sus hijos -Rafa, Miguelín y las mellizas Pepa y Lola- y está cansada de llevar todo el peso de la familia sobre sus hombros.

Claudia (Andrea Duro)

Claudia (Andrea Duro) trabaja como relaciones públicas en el ‘Oasis’, el local de moda y cuartel general de Lachambre. Esta bella, explosiva y espectacular prostituta es también la amante de Bruno y la mujer de Lario en la sombra.

El Rojo (Antonio de la Torre)

Enriquecido con el narcotráfico, El Rojo (Antonio de la Torre) ha hecho del dinero y de la ostentación sus señas de identidad. Casado con Paca (Ruth Gabriel), lidera un pequeño grupo de narcotráfico en el que trabajan Rafa y Alvarito. Tras ser detenido por la Guardia Civil, su encarcelamiento propiciará el ascenso del sobrino de Lucía en la banda.

Alvarito (Christian Sánchez)

Amigo de la infancia de Rafa, Alvarito (Christian Sánchez) es además su compañero de aventuras y su mano derecha en la banda de narcotráfico.

Dani (Diego Domínguez)

Amigo de Alvarito (Christian Sánchez), también forma parte de la banda de traficantes que maneja El Rojo (Antonio de la Torre).

El Perla (Mikel Iglesias)

Uno de los integrantes de la banda de narcotraficantes liderada por El Rojo (Antonio de la Torre).

Ramón (José Manuel Seda)

Entregado a su trabajo en el cuartel de la Guardia Civil de Barbate, el teniente Ramón Menéndez (José Manuel Seda) es un atractivo viudo que vive junto a Paula, su hija adolescente, a la que ha criado en solitario tras el fallecimiento de su esposa. Dispuesto a asumir el sacrificio personal en la lucha contra el narcotráfico, este policía judicial del instituto armado se volcará en tratar de capturar a Bruno Lachambre y desarticular su banda.

Paula (Lucía Guerrero)

Estudiante de Bachillerato y alumna de Lucía en el instituto, Paula (Lucía Guerrero) es una joven bella, inteligente y disciplinada. Tras enamorarse de Rafa, la hija del teniente Ramón Menéndez vivirá un apasionado y conflictivo romance que le llevará a cuestionar sus principios y la lealtad hacia su padre.

Marisa (Helena Kaittani)

Testigo de sus desvelos será Marisa (Helena Kaittani), su mejor amiga y compañera de clase, que despertará el interés de Alvarito.

Irene (Silvia Marty)

Enamorada en secreto de Ramón Menéndez, Irene Oliver (Silvia Marty) es una joven y atractiva teniente de la Guardia Civil. Implicada de lleno en combatir el narcotráfico, se convertirá en la mano derecha de Menéndez.

Ignacio Barea (Enrique Arce)

Su debilidad y adicción al juego le han llevado a colaborar en secreto con Lario.

Lario (Pau Cólera)

Lugarteniente de Bruno y exmercenario de la Guerra de los Balcanes, Lario (Pau Cólera) está decidido a quedarse con los negocios de su jefe. Ambicioso y sin escrúpulos, es un profesional del hampa que no duda en manipular a Lorena, la esposa de Lachambre, para lograr sus oscuros objetivos.

Lorena (Sandra Collantes)

Casada con Bruno, Lorena Velarde (Sandra Collantes) mantiene a sus espaldas una relación extraconyugal con Lario, el despiadado lugarteniente del capo de la droga local. Amiga de la infancia de Lucía, verá el regreso de la religiosa como una seria amenaza.

Marta (Verónika Moral)

Antigua compañera y expareja sentimental de Menéndez, Marta Soler (Verónica Moral) es destinada a Barbate cuando el teniente de la Guardia Civil requiere que la joven se una a su equipo para combatir el narcotráfico en la zona del Estrecho. Tras su llegada a la localidad, volverá a sentirse atraída por Ramón y se verá inmersa en un triángulo sentimental.

Jesús Castro, Paz Vega y Stany Coppet.

Silvia Marty, José Manuel Seda y Verónica Moral.

Pau Cólera, Stany Coppett y Andrea Duro.

Jesús Castro y Lucía Guerrero.

Estefanía de los Santos y Paco Tous.

Paz Vega y Stany Coppet.

Christian Sánchez, Antonio de la Torre, Jesús Catro, Diego Domínguez y Mikel Iglesias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Series TV