Victoria Federica y Gonzalo Caballero ¿de la amistad al amor?

La hija de la infanta Elena viajó a Cáceres para ver torear a su gran amigo. Sus miradas cómplices y sus sonrisas simbolizan la especial amistad que les une. Unos días después, Victoria presenciaba asustada una cogida de Caballero en la Goyesca de Las Ventas.

La estrecha amistad que comparten la nieta mayor de los Reyes eméritos y Gonzalo Caballero es muy especial. Victoria Federica viajó con una amiga el día 28 hasta la localidad de Talayuela, en Cáceres, para asistir a la corrida de su gran amigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Junto a ella, estaba Chiqui del Hoyo, madre del joven diestro. Ambas conversaron toda la tarde y demostraron tener gran sintonía.

Victoria Federica volvió a darle suerte al torero, ya que cortó dos orejas y salió a hombros del coso. Tras la vuelta al ruedo, con un ramo de rosas rojas en sus manos, se acercó a su amiga Victoria Federica y le regaló una flor, que ella recogió con mucho cariño.

Después de la corrida, la sobrina del rey Felipe VI se desplazó hasta el hotel donde se alojaban los toreros y esperó en la cafetería hasta que Gonzalo salió. La pareja se despidió con un abrazo.

Victoria Federica, el talismán de Gonzalo

La amistad entre ellos parece ir a más, sobre todo desde que hace unos días Gonzalo publicara en redes una foto de ambos compartiendo una mirada apasionada, en la plaza de Lora del Río, en Sevilla, con una leyenda en la que llamaba a su amiga su “talismán”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La pareja se conoce gracias a Froilán, amigo íntimo del torero y también gran aficionado. Ambos hermanos han heredado de su madre y de su abuelo Don Juan Carlos la pasión por los toros.

Susto tras la cogida de Gonzalo en Las Ventas

Días después, llegó el gran susto. También acompañada por la madre de Gonzalo, la joven asistió a la Goyesca en Las Ventas, en Madrid. Con gestos de dolor, la hija de Elena presenció la cogida que sufrió Caballero en el muslo izquierdo. Victoria Federica se cubría el rostro con las manos estremecida.

Gonzalo, que fue operado en la misma plaza, fue trasladado al Hospital San Francisco de Asís, en la capital. Hasta allí se acercó la hija de la Infanta para estar junto a él.

Al día siguiente, el torero se mostraba agradecido: “Gracias por los mensajes de ánimo. La herida evoluciona bien; esperando resultados de las pruebas cervicales. Estoy deseando recibir el alta.”

Publicidad - Sigue leyendo debajo