Así fue el fin de semana en Madrid de la infanta Cristina

La duquesa de Palma pasó el fin de semana en la capital española para asistir a la fiesta de cumpleaños de su prima, Cristina de Borbón. Estuvo sola, durmió en Zarzuela, y días después se vio con su padre, don Juan Carlos, en Barcelona.

image

La duquesa de Palma pasó el fin de semana en la capital española para asistir a la fiesta de cumpleaños de su prima, Cristina de Borbón. Estuvo sola, durmió en Zarzuela, y días después se vio con su padre, don Juan Carlos, en Barcelona.

La infanta Cristina, en Madrid por el cumpleaños de su prima

Aunque sabemos que ha estado en España en varias ocasiones –la última en el tanatorio de José Manuel Lara, dueño del grupo Planeta, el 31 de enero en Barcelona–, lo cierto es que ésta es la primera vez que vemos a la Infanta en Madrid desde septiembre de 2013, cuando operaron a su padre.

La hija menor de don Juan Carlos y doña Sofía llegó de Ginebra el pasado jueves 12 y pasó todo el fin de semana en la capital. La duquesa de Palma viajó sola, sin su marido, Iñaki Urdangarín, y sin sus hijos. La razón de esta escapada sorpresa a Madrid no tiene nada que ver con el "Caso Nóos" ni con su supuesta mala relación con los actuales Reyes, doña Cristina estuvo aquí para acudir a la fiesta de cumpleaños de su prima y amiga Cristina de Borbón Dos Sicilias, que cumplía 49 años el 16 de marzo.

1 de 11
Ha estado en casa con su madre, doña Sofía

Aunque algunas informaciones aseguraban que don Juan Carlos le había prohibido la entrada en Zarzuela, lo cierto es que la Infanta se ha quedado en casa de sus padres, recinto separado al que ocupan los actuales Reyes. Don Juan Carlos no se encontraba ese fin de semana en Madrid, ya que está haciendo una especie de "tour" gastronómico por toda España, pero sí que estaba su madre, doña Sofía, con la que pasó el fin de semana.

La relación de la mujer de Urdangarín sigue siendo tan estrecha con su familia que su coche, un antiguo Golf que usaba en Barcelona, se encuentra en Zarzuela para utilizarlo cuando viene de visita.

2 de 11
Jornada de compras

El sábado 14 por la mañana, mismo día de la fiesta de cumpleaños, la Infanta, Cristina de Borbón y su hija, Victoria, que acaba de cumplir 18 años, estuvieron de compras en el centro comercial La Moraleja Green, a las fueras de Madrid.

Escoltadas por cuatro personas de seguridad, la duquesa de Palma y sus dos acompañantes recorrieron tranquilamente alguna de las tiendas más conocidas del centro.

3 de 11
Preparándose para la fiesta

Primero estuvieron en Pedro del Hierro, donde Cristina y su hija Victoria compraron algunas prendas, puede que pensando en lucirlas en la fiesta, que era esa misma noche. Luego se desplazaron hasta Massimo Dutti, donde la Infanta iba buscando una chaqueta corta para combinarla con una falda que tiene en su armario, según le comentó a su prima.

Al no encontrarla, se compró un jersey azul cobalto de 39,95 euros. Mientras esperaban para pagar –la duquesa de Palma lo hizo en efectivo–, la hermana de Felipe VI le preguntó a Cristina de Borbón por sus padres, y si iban a acudir a la celebración, a lo que ella comentó que no, que se encontraban en Toledo y que al día siguiente viajarían a Madrid para comer con ella.

4 de 11
Llevó a doña Sofía a la fiesta

Ya por la noche, la esposa de Iñaki Urdangarín acudió a la fiesta de cumpleaños en casa de Cristina de Borbón Dos Sicilias y su marido, Pedro López-Quesada.

Conduciendo su propio coche, y con doña Sofía como copiloto, llegaron a las diez de la noche y se marcharon dos horas después.

5 de 11
Seria y discreta tras la charla con su padre

Durante su mañana de compras en el centro comercial, la Infanta mostró un semblante serio todo el tiempo.

Quizá en su mente estaba su charla con su padre, don Juan Carlos. El martes de esa semana se veía en Barcelona con él. El encuentro se produjo a las 17.45 horas en el Club Náutico de Barcelona, donde el Rey, que viajó a la Ciudad Condal en AVE, había comido junto a su amigo Josep Cusí y su mujer, Inés Muiños. El Monarca y su hija, que estuvo en Barcelona para resolver detalles sobre la venta de su palacete de Pedralbes, charlaron a solas durante 45 minutos.

6 de 11
Primas y amigas

Cristina de Borbón Dos Sicilias es, además de prima, una de las mejores amigas de la infanta Cristina y también de Elena. Su marido, Pedro López-Quesada, es uno de los mejores amigos de Felipe VI.

7 de 11
El mismo Centro Comercial

En la Navidad de 2004, poco después de que se anunciara su compromiso, don Felipe y doña Letizia acudieron al mismo centro comercial que la infanta Cristina para comprar en las mismas tiendas.

Como ocurrió el sábado, los fotógrafos tuvieron problemas con la seguridad del entonces Príncipe de Asturias para poder hacer su trabajo.

8 de 11
Sin familia y pendiente de vender su casa

Son contadas las ocasiones en las que Cristina y su familia se dejan ver en España. La última vez, el pasado 4 de octubre, fecha que coincidía con su 17º aniversario, la Infanta, acompañada de su marido, Iñaki Urdangarín, y de sus cuatro hijos acudieron a la boda de Pablo Alonso Caprile, que es hijo de una íntima amiga de la duquesa de Palma y de su hermana Elena, Marisa Caprile.

La hermana del rey Felipe ha hecho otras visitas a España, aunque no se ha dejado ver, como ocurrió con motivo de la muerte de José Manuel Lara, el 31 de enero. En esta ocasión, ha aprovechado el viaje para felicitar a su prima y, de paso, tratar asuntos relacionados con su proceso judicial y la venta del palacete de Pedralbes. Precisamente, el 17 de marzo expiraba el plazo para vender la casa, por la que ya habían recibido una señal de 300.000 euros.

El juez Castro permitió levantar el embargo de la propiedad para que pudieran venderla por 6,9 millones de euros después de que Cristina e Iñaki se comprometieran a depositar 2,3 millones de los beneficios que resultaran de la venta para cubrir parte de los 16,3 millones de la fianza de responsabilidad civil a la que tienen que hacer frente entre ambos. El 1 de abril vence, además, el plazo para depositar el resto del dinero de la fianza civil.

9 de 11
Revenga demanda...

Desde 1993, Carlos García Revenga era secretario personal de Elena y Cristina, con quienes tenía, además, una relación de amistad. Ahora, es el primer ejecutivo que pone una reclamación laboral a la Casa Real después de que, tras reorganizarse la estructura de la institución con don Felipe, se determinó que cesaran sus servicios. Carlos demandó a Patrimonio Nacional para recurrir su despido y pedir una indemnización.

Por su parte, este organismo, vinculado a la Monarquía y que depende del Ministerio de la Presidencia, se agarra a que se trataría de personal eventual, por lo que, una vez cesan sus funciones, no existe derecho a indemnización.

10 de 11
...y Castro se jubila

Por otro lado, José Castro ha pedido que se le permita seguir como magistrado emérito con la instrucción del "Caso Palma Arena" y las piezas derivadas de éste como el "Caso Nóos", una vez que en diciembre se le obligue a jubilarse con 70 años. Sin embargo, el Consejo General del Poder Judicial se lo ha negado.

11 de 11
Publicidad - Sigue leyendo debajo