Los mellizos de Charlene y Alberto de Mónaco roban el protagonismo a sus padres

Allá donde vayan, los pequeños Gabriella y Jacques de Mónaco se convierten en los auténticos protagonistas.

Con dos peques tan ideales como Gabriella y Jacques de Mónaco, es imposible centrar la atención en Alberto II de Mónaco y su consorte, la Princesa Charlene.

Alberto y Charlene de Mónaco han llevado a sus mellizos, los príncipes de 3 años, a la octava edición del torneo de rugby de Sainte-Dévote en el Estadio Luis II de Mónaco. Allí, los pequeños nos regalaron entrañables momentos por su derroche de ternura. Además de guapísimos, los príncipes son más que simpáticos.

Jacques está adorable con melenaza rubia y el estilismo que sus papis escogieron para la ocasión. Unos botines azules y una trenca con capucha. Su hermana Gabriella llevó un abriguito 'de princesa' azul celeste, unos leotardos blancos y unas botas blancas.

El pequeño disfrutó muchísimo del partido y no dejó de aplaudir a los jugadores. Además, tras el partido, le regalaron un balón de rugby de juguete, con el que disfrutó muchísimo junto a su hermana sobre el terreno de juego.

Pero no ha sido la única participación pública en la que los pequeños han robado el protagonismo a sus padres. Ayer los mellizos pudieron disfrutar de las procesiones de Semana Santa desde el balcón de Palacio en el Principado de Mónaco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo