Un recorrido nupcial lleno de complicidad y amor

Harry y Meghan arrancan su nueva vida con un recorrido nupcial en el que exhiben su felicidad.

Después de una hora de vivir una ceremonia emotiva, romántica y entrañables como pocas entre los miembros de la realeza, Harry y Meghan salían de la capilla de San Jorge convertidos en marido y mujer. Tras regalarnos su primer beso, los recién casados recorrían las calles de Windsor ante las cerca de 100.000 personas congregadas para verlos y saludarlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Subidos en el carruaje Ascot Landau tirado por cuatro caballos grises, la pareja ha recorrido Windsor durante cerca de media hora para reunirse después con su familia e invitados en un almuerzo ofrecido por Isabel II en al castillo de Windsor. En el paseo, los recién casados eran escoltados por miembros del Regimiento Montado de la Caballería del Palacio.

También en este momento, Harry y Meghan han demostrado mucha complicidad. Los dos han sonreído y saludado a los curiosos que se agolpaban para verlos y han compartido confidencias entre ellos.

Gtres
Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo