Rania, todo orgullo en la graduación de su hija Salma

La reina de Jordania acompañó con cariño a su hija antes y durante el acto de su graduación en la Academia Internacional de Amán.

A Rania no sólo se le puede colgar el mérito de ser una de las reinas más elegantes, sino también la de ser toda una madraza. Así lo acaba de demostrar durante el día más importante de su hija pequeña, la princesa Salma, que a sus 17 años se graduaba en la Academia Internacional de Amán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

La reina de Jordania quiso apoyar públicamente a su hija Salma y lo hizo a través de las redes sociales donde colgó este bonito mensaje: “Ya creciste, pero nunca vas a ser demasiado grande para mi corazón…Increíblemente orgullosa de ti hoy y siempre” Unas palabras con las que Rania ha dejado ver su lado más sentimental y como, a pesar de tener una agenda plagada de actos institucionales, siempre ha dado prioridad al que considera su mejor trabajo, el de madre. Hace poco hizo lo mismo con su hijo mayor, el príncipe Hussein.

Gtres

Pero Rania de Jordania no se limitó tan sólo a decir unas palabras. La reina quiso estar al lado de su hija en todo momento y por eso la ayudó también a prepararse para el acto de graduación. Un momento que vivieron en su hogar por lo que pudimos ver a la monarca con un sorprendente atuendo deportivo pero de lo más glamouroso. Rania lucía un lujoso chándal compuesto por una sudadera blanca con capucha y un pantalón negro. Para completar el look, lucía una cómoda cola de caballo sujeta con un coletero clásico. Ya es la segunda vez en poco tiempo que vemos a Rania luciendo ropa deportiva.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Madre e hija compartieron unos bonitos momentos de complicidad. Rania se dedicó a supervisar con cuidado todos los detalles para que Salma luciera perfecta en su gran día. La reina se mostró de lo más cariñosa y atenta con su hija colocándole el peinado frente al espejo y ayudándola a ponerse la toga y el birrete. La princesa quiso corresponder las atenciones de su madre bromeando con ella y colocándole el birrete.

Gtres

Una vez que su hija estuvo lista, Rania se cambió de look y de peinado para acudir a la graduación. La reina eligió un elegante vestido azul con falda plisada y cuello alto con aplicaciones negras. Pero Salma no estuvo solo acompañada por su madre, también acudieron su padre, el rey Abdalá de Jordania, su hermano mayor Hussein, que fue quien le entregó el diploma durante la graduación, así como su hermano pequeño Hashem de 13 años. La única que se perdió el evento fue su hermana Imán de 22 años que se encontraba estudiando en Estados Unidos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo