Isabel II y Meghan Markle presumen de amistad

Es verdad que no es su suegra (como la reina Letizia y doña Sofía), pero lo cierto es que la mujer de Enrique de Inglaterra se ha ganado la confianza de la reina Isabel II. La ex actriz ha acompañado a la Reina en su viaje oficial al condado de Cheshire, donde han mostrado una gran complicidad. Otro detalle, que prueba que Isabel II está encantada con su nueva nieta política es que ambas han viajado a bordo del tren real, considerado como un "palacio sobre ruedas".

Meghan Markle e Isabel II
Getty Images

La reina Isabel II ha hecho toda una declaración de intenciones al llevarse a su nueva nieta política a su viaje oficial al condado de Cheshire, a unos 320 kilómetros de Londres. La soberana británica está dispuesta a ayudar a Meghan Markle en su nuevo 'trabajo' y ha comenzado por darle una clase magistral en este viaje, en el que ambas han mostrado una gran complicidad. Comenzando por el medio de transporte en el que se han desplazado, el tren real. Se trata del medio de transporte favorito de Isabel II y en el que, según publican algunos medios británicos, aún no se han subido ni su marido ni sus cuñados, los duques de Cambridge.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Al bajar del tren hemos visto los estilismos de la Reina y la duquesa de Sussex. Isabel II ha vuelto a apostar por colores intensos, con un abrigo verde lima de Stewart Parvin, que ha combinado con un sombrero del mismo tono y bolso de Launer.

Getty Images

Mientras Meghan se ha decantado por un sencillo vestido nude con sobrecapa de Givenchy, la misma firma que diseñó su vestido de novia, y que muchos comparan con uno de los estilismo que lució la actriz Audrey Hepburn en la película 'Una cara con ángel'. Dejando todo el protagonismo a su vestido, la duquesa de Sussex ha optado por complementos negros.

Getty Images

En su primer acto, Isabel II y su nieta política han inaugurado el Mersey Gateway, el puente que abarca el río Mersey y el canal marítimo de Manchester. Allí han mostrado una gran complicidad. Meghan ha conseguido sacar más de una sonrisa a la Reina, que suele tener un gesto muy solemne en este tipo de actos. A continuación, han presenciado un espectáculo infantil y posteriormente han puesto rumbo a la ciudad de Widnes, donde han visitado elMuseo Catalyst, dedicado a la ciencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo