Victoria de Suecia teme que sus hijos sufran su mismo trastorno

La hija primogénita de los reyes Carlos Gustavo y Silvia, la princesa Victoria de Suecia, ha desvelado en un documental emitido por la televisión pública sueca que está preocupada por si sus hijos padecen el mismo trastorno que afecta a ella y a varios miembros de su familia: la dislexia.

La princesa heredera al trono sueco tiene miedo de que sus hijos puedan tener dislexia.
Gtres

A diferencia de la monarquía española, los miembros de la familia real sueca no tienen reparos a la hora de hablar de los aspectos más personales de su vida. De entre todos ellos, sin duda, la más generosa a la hora de abrirse en canal es Victoria de Suecia. Ser la primera en la línea sucesoria la pone en una situación de especial interés para el pueblo sueco, lo que le ha llevado a lo largo de los años a hablar de sus enfermedades. De su propia boca hemos conocido que sufrió en su día trastornos alimenticios y que padece prosopagnosia, un trastorno que le impide memorizar correctamente nombres y rostros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Gtres

Además, también ha abordado el tema de su dislexia, un trastorno que afecta a más de un 10% de la población y que dificulta la lectura y la escritura de las personas que lo padecen. Al existir factores hereditarios que predisponen a sufrirla, siendo su padre y su hermano también disléxicos, la princesa está preocupada por sus dos hijos, Estela, de 6 años, y Óscar, de 2, fruto de su relación con el empresario Daniel Westling.

"La dislexia es hereditaria y como madre de dos niños pequeños estoy preocupada", ha confesado la hija de los reyes Carlos Gustavo y Silvia en un documental emitido por la cadena 'SVT'. "Leemos muchos libros. Leer, cantar y rimar es importante para los niños y para su desarrollo", explicó la princesa. Precisamente, Estela comenzará este año su educación primaria en el colegio Campus Manila, por lo que será el momento en el que podrá saber si tiene problemas de dislexia.

En su día, la princesa Victoria reveló que lo pasó muy mal cuando era pequeña porque sus compañeros de clase se reían de ella por sus problemas a la hora de leer. Tanto es así, que hoy en día se aprende los discursos de memoria para evitar tener que leerlos directamente sobre el papel. Por ello, tanto ella como su hermano Carlos Felipe participan activamente en distintas asociaciones que tratan este trastorno.

Gtres
Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Nada me produce más tristeza que nos consideren estúpidos a aquellos que sufrimos dislexia, porque no lo somos. Sé cómo te sientes cuando alguien cree que no sirves para nada. Los insultos y las burlas te hacen todavía más inseguro, y esto agrava el trastorno y se convierte en una espiral”, ha llegado a decir públicamente el hermano de la princesa. Otros miembros de las monarquías europeas que padecen dislexia son Beatrice de York, Louis de Luxemburgo, Astrid de Noruega, María Olympia de Grecia o nuestro rey emérito Juan Carlos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo