Charlene de Mónaco y Lady Gaga bailan juntas en la Polinesia

La esposa del príncipe Alberto y la cantante estadounidense coincidieron en una fiesta durante sus vacaciones estivales en la Polinesia Francesa. Animadas por el ambiente festivo, acabaron bailando juntas y fundiéndose en un cariñoso abrazo.

Charlene de Mónaco y Lady Gaga bailan juntas durante una fiesta en la Polinesia Francesa.
Gtres

Alberto de Mónaco y su esposa, la princesa Charlene, se lo están pasando en grande durante sus vacaciones estivales en la Polinesia Francesa. El príncipe heredero del Principado y su mujer llevan varios días de escapada en el atolón de Tetiaroa, paraje de ensueño del que se enamoró perdidamente Marlon Brando y donde conoció a su última esposa. Tanto es así, que el fallecido actor construyó allí junto a un socio un conocido resort de lujo el cual ahora han visitado los miembros de la familia real monegasca. Aunque parecía que la pareja quería pasar desapercibida en compañía de sus dos hijos, el príncipe Jacques y la princesa Gabriella, unas imágenes han hecho algo más que desvelar el lugar escogido para sus vacaciones…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que se hace tarea casi imposible mantener la privacidad cuando coincides en un mismo sitio con otra estrella de la talla de Lady Gaga. La cantante, que también está pasando sus vacaciones en el complejo hotelero junto a su actual novio, Christian Carino, coincidió durante una animada velada nocturna con los príncipes europeos. Tan alegre como siempre, la cantante de ‘Bad Romance’ mostró su buena sintonía con la pareja, llegando incluso a acabar bailando con Charlene y la pequeña Gabriella, de 4 años.

A tenor de unas imágenes que circulan por Twitter, la cantante y la princesa se tomaron tanto cariño que terminaron fundiéndose en un abrazo. Pese a que tiene fama de ser una persona muy seria y en más de una ocasión se ha especulado sobre su supuesta infelicidad, la exnadadora parece que cada día está más amoldada a su vida junto al príncipe Alberto. Más desenvuelta que nunca, hace unos meses pudimos verla bebiendo directamente de una botella de champán durante el Gran Premio de Fórmula 1 mientras bromeaba con un grupo de amigos.

Pese a que Charlene de Mónaco y su marido suelan escoger Córcega como lugar de descanso, este año se han decantado por la exclusividad y tranquilidad que ofrece este enclave polinesio. Frecuentado habitualmente por Leonardo DiCaprio o Johnny Depp, el atolón de Tetiaroa fue el lugar donde Barack Obama escribió sus memorias y donde Pippa Middleton y James Matthews disfrutaron su luna de miel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo