Victoria de Suecia y su familia demuestran sus dotes como esquiadores

La heredera al trono pone la guinda final a sus vacaciones navideñas con una jornada en la nieve.

Victoria de Suecia con su marido y sus hijos
Instagram

La princesa Victoria de Suecia es una gran deportista y hace lo posible por transmitir a sus hijos su pasión por la vida sana y la práctica del deporte estrella en su país: el esquí. Ahora que estamos en plena temporada invernal, la princesa ha aprovechado las nevadas de su país para disfrutar de una jornada de esquí de travesía con su marido, el príncipe Daniel y sus doshijos, Oscar y Estelle.

La cuenta oficial de la casa real sueca en Instagram ha compartido con sus seguidores un vídeo que muestra a la familia de la princesa al completo bajando por un camino completamente nevado por uno de los poblados bosques suecos en una idílica estampa invernal.

Que la princesa y su marido dominan este deporte ya se sabía, pero sus pequeños han mostrado sus dotes como esquiadores y no dudan en bajar el camino junto a sus padres con total seguridad, aunque en un momento del vídeo el príncipe Daniel se quita los guantes para dar la mano a su hija Estelle para que no pierde el equilibrio. Lejos de amedrentarse, la pequeña coge más impulso lo que la lleva a adelantar al resto de la familia para ir primera.

Este día esquiando juntos es el final perfecto a unas vacaciones navideñas en unos días muy especiales para la familia real sueca. Y es que han contado con la presencia en casa de la hermana de Victoria, la princesa Magdalena, que actualmente reside en Miami con su marido Chris O’Neill y sus tres hijos.

Victoria vive intensamente la Navidad y no duda en compartirlo con el resto del mundo. Además de seguir las tradiciones típicas de su país, la casa real sueca ha publicado un vídeo en sus redes sociales en el que felicitaban la navidad cantando villancicos mientras ultimaban los últimos detalles de la decoración navideña en su residencia, el palacio de Haga.

A los royals suecos les gusta mostrarse como son y no dudan en compartir momentos cotidianos de su vida diaria en casa relajados, lejos del protocolo real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo