Alberto de Bélgica abdica en su hijo cercado por sus problemas

El rey Alberto de Bélgica se ha dirigido a las 18.00 horas de este 3 de julio a su nación, en un discurso televisado, para anunciar su retirada prematura del trono tras verse envuelto en varios escándalos, entre ellos el de Delphine Boël, hija de un millonario industrial y de la baronesa Sybille de Selys Longchamps, quien afirma ser su hija ilegítima.

image

El rey Alberto de Bélgica se ha dirigido a las 18.00 horas de este 3 de julio a su nación, en un discurso televisado, para anunciar su retirada prematura del trono tras verse envuelto en varios escándalos, entre ellos el de Delphine Boël, hija de un millonario industrial y de la baronesa Sybille de Selys Longchamps, quien afirma ser su hija ilegítima.

1 de 16
El rey de Bélgica deja el trono

A sus 79 años, el rey de Bélgica, Alberto II, abdica en su hijo Felipe. En un discurso emitido por las cadenas más importantes de televisión del país, el monarca ha anunciado su retirada prematura del trono. "El futuro de nuestro país se queda en buenas manos", ha dicho.

Desde hace tiempo eran constantes los rumores de que Alberto de Bélgica iba a dejar el trono, pero no ha sido hasta este 3 de julio, a las 18.00 horas, cuando lo ha hecho oficial.

El motivo por el cual el rey Alberto deja el trono, según explica en su alocución, es dar relevo a la institución, pues cree que es "faltar a su deber" continuar en el trono. Está orgulloso de haber contribuido a la historia de su país y ha asegurado que el fin de su reinado no significa una "separación" con los belgas.

Su retirada también se debe a su delicado estado de salud. "Mi edad y mi estado de salud no me permiten seguir", ha dicho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 16
Envuelto en numerosos escándalos

Alberto de Bélgica, que anunciaba su abdicación acompañado de su mujer, Paola, siempre muy pendiente de él, está sumido en varios problemas.

Por un lado, Delphine Boël, hija de un millonario industrial y de la baronesa Sybille de Selys Longchamps, afirma ser su hija ilegítima. Y aunque el soberano no se someterá a las pruebas porque su figura es inviolable, Delphine ha pedido un test de paternidad para confirmarlo. Sus hijos Felipe y Astrid también están llamados a declarar en el caso.

Por otro, su hijo menor, Lorenzo, ha sido acusado de haber realizado negocios privados en el Congo y desviar fondos públicos de la Marina de Bélgica a través de facturas falsas.

Y por si fuera poco, las fundaciones creadas por su cuñada, Fabiola de Bélgica, no le han traído nada bueno.

Tras disolver la fundación privada 'Fons Pereos', en Bélgica, Fabiola abrió otra fundación establecida en España, en cuyo patrimonio se inscribe la villa que posee en Motril (Granada), algo que ha enfadado mucho a los belgas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 16
Felipe de Brabante, su sucesor

El heredero al trono de Bélgica es Felipe de Brabante. El 21 de julio, día de la fiesta nacional belga, será cuando el rey renuncie oficialmente al trono en favor de su hijo.

El matrimonio llegará el trono el próximo otoño. La fecha que se baraja es la de 15 de noviembre, pues es el Día del Rey en Bélgica.

Sin embargo, los belgas no están del todo convencidos de que el heredero, con formación militar y licenciado en Ciencias Políticas, esté ya preparado para ser rey.

Según una reciente encuesta, para el 30% de los belgas Felipe, que tiene 53 años, no está preparado para reinar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 16
Los próximos reyes de Bélgica

A pesar de que a finales del 2012 hubo diferentes rumores sobre un posible distanciamiento entre la pareja, lo cierto es que Felipe y Matilde, su mujer desde el 4 de diciembre de 1999 y nueva reina consorte, se siguen mostrando de lo más unidos.

Los Duques de Brabante, además, son una pareja muy solidaria.

Ella, que tiene su propia fundación, es la única aristócrata, junto a Stèphanie de Lannoy, esposa de Guillermo de Luxemburgo, entre las otras 'princesas del pueblo', como Letizia, Mary de Dinamarca o Mette Marit. 

La nueva reina consorte de los belgas es logopeda y psicóloga y habla francés, inglés, italiano y holandés.

Él, por su parte, es un hombre preocupado por la actual situación de la gente joven y por su integración en un futuro en la sociedad del mañana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 16
La familia de Felipe de Brabante

En la imagen, el próximo rey de Bélgica comparte protagonismo junto a su mujer, Matilde, y sus cuatro hijos: la princesa Elisabeth, de 11 años de edad; el príncipe Gabriel, de nueve años; el príncipe Emmanuel, de siete años, y la pequeña princesa Eleonore, de cuatro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 16
Tres generaciones

El rey de Bélgica tenía detrás de él, en la sucesión al trono, a su hijo mayor, Felipe; y tras él, a su nieta, la princesa Elisabeth. La joven, cuando su padre está en el trono, se convertirá en la heredera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 16
Un hecho sin precedentes

Esta abdicación es un hecho sin precedentes en la Familia Real de Bélgica, pues ni siquiera esta opción aparece mencionada en la Constitución. 

Sin embargo, no es el primer rey belga que abandona sus funciones antes de su fallecimiento. Leopoldo III abdicó en 1950 por obligación. Su hijo Balduino ascendía al trono al cumplir la mayoría de edad.

Alberto II pasará a la historia por ser el primer rey que, voluntariamente, deje el trono y se lo ceda a su sucesor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 16
Una infancia marcada por el exilio

En 1940 Bélgica es invadida por el ejército alemán y Alberto, junto a sus hermanos, huye primero a Francia y luego a España, aunque pocos meses después regresan para continuar con su formación. 

Un año después, debido a la situación política del país, vuelven a exiliarse, esta vez en la localidad de Pregny, en Suiza. No es hasta el año 1950 cuando puede regresar, junto a su padre, el rey Leopoldo III, a Bélgica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 16
Casado y con tres hijos

Con tan solo un año, el rey Alberto perdió a su madre, la reina Astrid, que fallecía en un accidente de coche en Suiza.

El monarca creció sabiendo lo importante que era la familia y pronto formó la suya propia.

Está casado con la princesa italiana Paola Ruffo di Calabria desde el 2 de julio de 1959 y tiene tres hijos: el príncipe Felipe, su primogénito y heredero, que nacía el 15 de abril de 1960; la princesa Astrid, nacida el 5 de junio de 1962, y el pequeño de los tres hermanos, el príncipe Lorenzo, que llegaba al mundo el 19 de octubre de 1963.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 16
Un hombre dotado para los idiomas

En cuanto a sus estudios, cuando era joven se especializó en el desarrollo de los transportes belgas, además de en la navegación y el desarrollo industrial de puertos.

Alberto de Bélgica habla perfectamente el francés y como estudió en el instituto Le Rosey, en Suiza, además conoce a la perfección el inglés y el alemán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 16
La muerte de su hermano le llevó al trono

Alberto de Bélgica llegó al trono tras la muerte de su hermano mayor, Balduino, sin descendencia. En la imagen, con su mujer al lado, de riguroso luto, se encuentra en el funenal del que hasta entonces era el rey de los belgas.

Siendo príncipe, jura como rey el 9 de agosto de 1993, convirtiéndose así en el sexto rey de los belgas.

Aunque ser rey no estaba en sus planes, con el tiempo el monarca ha jugado un papel clave en el desarrollo político de su país durante las últimas dos décadas.

A él se le debe que Bélgica consiguiera un Gobierno estable tras dos años sin acuerdo entre la mayoría de las formaciones políticas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 16
El rey más longevo

El todavía rey de Bélgica nacía el 6 de junio 1934 y tras celebrar en este año sus 79 cumpleaños, se convertía en el monarca más longevo en cuanto a reyes. Sin embargo, ocupa el segundo lugar si se incluye también a las reinas, pues es mayor Isabel II de Inglaterra.

Y está claro que la edad no perdona, pues Alberto de Bélgica ha sido intervenido en al menos media docena de ocasiones y su salud ha sufrido algunos altibajos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 16
Superó un cáncer de piel

A finales del año 2011, el monarca venció un cáncer de piel. Alberto de Bélgica, entonces, se sometió a una intervención quirúrgica para extirparle un epitelioma basocelular, que es el tipo más frecuente de cáncer de piel.  Fue la Casa Real belga quien informó de la operación y de su correspondiente éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 16
Un monarca muy familiar

La Familia Real belga al completo posaba las Navidades pasadas, pensando que este 2013 celebrarían el 20 aniversario de Alberto de Bélgica en el trono. Sin embargo, su reinado en pocos meses llegará a su fin debido al cansancio.

Ahora el padre y también abuelo disfrutará más de la familia de lo que ha hecho hasta ahora, pues dispondrá de más tiempo libre para sus doce nietos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 16
Tercera abdicación del 2013

Esta es la tercera abdicación del año tras la de la reina Beatriz de Holanda, que ya ha dejado el trono en manos de su hijo Guillermo y en su nuera, Máxima de Holanda; y tras la del emir de Qatar, Hamad bin Jalifa al Thani, pues será su su hijo, el jeque Tamim, quien obtenga el poder.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 16
El Rey de España no piensa en la abdicación

Con esta nueva abdicación, una vez más el Rey vuelve a estar en el punto de mira.

En la entrevista concedida por el rey Juan Carlos a RTVE por su 75 aniversario, el monarca aseguró que el príncipe de Asturias es el "mejor preparado de la historia de España"; sin embargo, por su cabeza no pasa dejar el trono del país.

Lo que sí admitió es que don Felipe le ha ayudado en muchas ocasiones, por eso existe "mucha convivencia" entre ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo