Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Mette-Marit dona un vestido de su hija para una subasta benéfica

La princesa Mette-Marit de Noruega atendió una petición de usuarios de Twitter y envió el vestido de fiesta de su hija, la princesa Ingrid Alexandra, para que sea subastado con fines benéficos.

La princesa Mette-Marit de Noruega atendió una petición de usuarios de Twitter y envió el vestido de fiesta de su hija, la princesa Ingrid Alexandra, para que sea subastado con fines benéficos.

1 de 10
Una nueva iniciativa solidaria

La princesa Mette-Marit de Noruega, que inauguró junto con su marido, el príncipe heredero Haakon, y la princesa Ingrid Alexandra, la nueva Casa Medioambiente 'Miljøhuset' en Oslo, es noticia por su iniciativa de donar un vestido de su hija para una subasta benéfica. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 10
Subasta de vestido en favor de una ONG noruega

Si en junio del año pasado Mette-Marit vendió sus vestidos y zapatos en un mercadillo online para promocionar el reciclado, ahora ha donado el vestido de fiesta de su hija de la foto en favor de una ONG noruega.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 10
Su idea tuvo una gran repercusión en Twitter

A través de Twitter y con la etiqueta #KjoleForSkole (VestidosParaEscuelas), muchas mujeres de este país nórdico han donado vestidos y piezas de ropa de lujo para que sean subastadas por Cigiit Manyattas (http://cigiitmanyatta.no) la ONG noruega que mantiene escuelas en Kenia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 10
Ayuda para que las niñas kenianas puedan ir al colegio

Los ingresos íntegros de la subasta de vestidos usados, que tendrá lugar el día 23 de septiembre en los locales de HP Norge en Fornebu, al sur de Oslo, están destinados para que la ONG consiga que jóvenes chicas kenianas puedan ir al colegio.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 10
Un plan que se fraguó en las redes sociales

Esta subasta de vestidos de fiesta y otros es una idea de dos usuarios de Twitter, Ann Helen Braathen y Henning Øland, que durante el verano ya pidieron a la esposa del Haakon de Noruega, naturalmente a través de Twitter, que donara alguno de sus vestidos para la subasta de esta organización benéfica.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 10
La sorpresa del cartero

La sorpresa se la llevaron los organizadores el viernes 13 de septiembre cuando llegó el cartero. Junto con el resto de los envíos, había un paquete que remitía la Casa Real y que contenía un vestido, pero no era el de Mette-Marit, sino el de su hija, la princesa Ingrid Alexandra.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 10
Una carta firmada por Mette-Marit

En la tarjeta adjunta que contenía el paquete había una nota escrita a mano por la propia Mette-Marit que decía: "Queridos todos los de Vestidos Para Escuelas.  Nosotros desde Skaugum les deseamos suerte con el proyecto y les envío un vestido de la princesa Ingrid Alexandra".

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 10
Un vestido de la firma francesa Ciryllus

El vestido de la joven princesa, que un día será la reina de Noruega, es de la marca francesa Ciryllus y de la talla 114.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 10
Un auténtico vestido de princesa

Tras ser rápidamente puesto en la web de la subasta, la guerra por hacerse con lo que han denominado como "un auténtico vestido de princesa" no ha hecho más que empezar en http://www.bazar.no/annonse/en-ekte-prinsessekjole-10046215

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 10
La subasta ya va por 340 euros

En el momento de escribir esta historia las pujas llegaban a las 2.500 coronas noruegas, unos 340 euros, por el vestido real.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo