Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Muere Fabiola de Bélgica, la española que hechizó al rey Balduino

La reina Fabiola, viuda del rey Balduino, ha fallecido este viernes 5 de diciembre a los 86 años de edad en el Castillo de Stuyvenberg, situado en las afueras de Bruselas, según informa la web de la Casa Real.

La reina Fabiola, viuda del rey Balduino, ha fallecido este viernes 5 de diciembre a los 86 años de edad en el Castillo de Stuyvenberg, situado en las afueras de Bruselas, según informa la web de la Casa Real.

1 de 14
Fallece la reina Fabiola

En Bruselas y a los 86 años de edad ha fallecido la Reina Fabiola de Bélgica este 5 de diciembre. "Sus majestades los reyes y los miembros de la familia real anuncian con una gran tristeza el fallecimiento de Su Majestad la Reina Fabiola, en el Castillo de Stuyvenberg", reza al comunicado.

Tras la muerte del rey Balduino, en el verano del año 1993, a los 63 años en Granada, ella residía en el Castillo conocido como "El de las Viudas". A las afueras de Bruselas, estaba acompañada en la casa por varias damas de compañía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 14
Débil estado de salud

En los últimos meses, cuyas apariciones públicas ya eran inexistentes, sufría problemas en los riñones. Y, además, desde este verano necesitaba asistencia respiratoria.

Su artritis también le dificultaba la movilidad y como tenía que desplazarse en silla de ruedas, hace dos años prácticamente abandonó la vida oficial. Su avanzada edad y su débil salud ya le impidieron en 2012, y por primera vez, no asistir a la Fiesta del rey.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 14
Su última aparición pública

El 31 de julio del año pasado, en imagen, fue la última vez que vimos a la reina Fabiola y por aquel entonces ya estaba muy debilitada. Sin embargo, no quiso faltar a la homilía en recuerdo del que fue su esposo, el rey Balduino, cuando se cumplían 20 años de su muerte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 14
Una mujer diferente

Era la cuarta de siete hermanos y conocía, además del castellano, el francés, el neerlandés, el inglés, el alemán e el italiano.

Antes de casarse y convertirse en reina publicó un álbum de doce cuentos de hadas, además de diplomarse como enfermera y militar en la sanidad española.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 14
Casada con el rey Balbuino

Hija de Gonzalo de Mora y Fernández y de Blanca de Aragón, Fabiola nació en Madrid el 11 de junio del año 1928. Más tarde la aristócrata española se convertiría en reina.

Se casó el 15 de diciembre 1960, en Bruselas, con un vestido de Cristóbal Balenciaga. Dio el 'sí quiero' el rey Balduino en la catedral de San Miguel y Santa Gúdula. Su matrimonio duró hasta el 93, cuando moría él. Fue durante más de 30 años la reina consorte de los belgas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 14
Murió sin descencencia

Fabiola sufrió cinco abortos durante su matrimonio, por lo que le fue imposible dar un heredero a Balduino. El rey murió sin descendencia y la reina quedó viuda sin antes haber tenido un hijo, sin embargo, fue arropada por su familia y el país belga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 14
Su cuñado, obligado a ser rey

Fabiola muere sin descendencia. Como la pareja no tuvo hijos, a la muerte de Balduino en 1993, fue llamado al trono el hermano menor del rey, Alberto II, quien ya estaba casado con la princesa Paola. La reina Fabiola y su cuñado siempre mantuvieron una estrecha relación.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 14
De blanco en el funeral de su marido

Tras el fallecimiento de Balduino dejó de ser tratada como "Su majestad la reina de los belgas" y pasó a ser "Su majestad la reina Fabiola de Bélgica", título con el que se la conocía hasta ahora.

En imagen, la reina Fabiola, entre sus cuñados, Alberto y Paola, en el funeral de Balduino.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 14
Cerca de la Casa Real española

Fabiola pasó su luna de miel en España, concretamente en Córdoba. Y es que siempre, a pesar de trasladarse a Bélgica, estuvo muy vinculada con su país. A menudo lo visitaba y no era raro verla por Madrid o Navarra.

También estuvo muy unida a la Familia Real española, en la imagen, Fabiola y Balduino conversan con un joven Felipe de Borbón, convertido en Felipe VI desde el pasado 19 de junio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 14
En la proclamación de los nuevos reyes belgas

Sin embargo, y como no podía ser de otra manera tras su matrimonio, su "familia real" era la belga. En el verano de 2013, y tras la abdicación del rey Alberto, llegaron al trono su hijo Felipe y su esposa Matilde.

Los reyes salientes y los nuevos reyes posaron junto Fabiola, quien también estuvo presente en este acto tan importante como era la proclamación de los nuevos reyes belgas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 14
Fabiola, también en el balcón

Tal fue su actuación durante el acto, a pesar de que ya sus apariciones había disminuido, que hasta salió a saludar en el balcón junto a los nuevos reyes, acompañando a Felipe y Matilde como también hicieran sus cuatro hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 14
Gran sintonía con Matilde

La actual reina consorte de los belgas, Matilde, siempre ha demostrado tener muy bien 'feeling' con la reina Fabiola. Ambas han coincidido en numerosas ocasiones en actos, tanto oficiales como privados, y siempre se han mostrado en total armonía la una con la otra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 14
Una polémica tras ella

En el año 2012, a pesar de que había reducido sus apariciones públicas, la reina Fabiola acaparó titulares de lo más polémicos, ya que creó la fundación Fons Pereos pero no fue bien visto.

Con ella, la viuda de Balduino quiso esquivar el fisco y beneficiar a sus sobrinos. Sin embargo, la sospecha de que evitaba pagar impuestos le llevó a cerrar la institución.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 14
Arropada por su familia

A pesar de no haber tenido hijos, y por lo tanto, tampoco ningún nieto, ha disfrutado al lado de sus cuñados, Alberto y Paola, y ha visto crecer a los de éstos. Una más en la familia belga, ha celebrado cumpleaños y siempre ha estado presente en las actividades familiares.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo