María Teresa Campos aclara sus problemas de salud tras volver al hospital

La presentadora, que salió del hospital el pasado 24 de febrero tras más de una semana ingresada, ha tenido que volver al centro médico, pero ella misma ha explicado por qué

La presentadora María Teresa Campos ha vuelto a darnos un buen susto, y es que hace unos días tuvo que volver al hospital, concretamente el pasado día 1. Lo hizo acompañada de una amiga y su chófer, pero fue la propia Teresa la que quiso relajar los ánimos entre los reporteros gráficos que la seguían.

Al ver el revuelo en la puerta del centro médico, María Teresa quiso dar las gracias a todos los medios allí congregados, pero dejó claro que no había nada de lo que preocuparse: "Tengo el alta definitiva, pero seguiré viniendo todas las semanas al fisio. A ver si cada vez que venga al fisio va a parecer que me he puesto mala", señaló con jovialidad.

image id='55c185e0-ac05-477b-9ee4-10ecc1d7d293' mediaId='4a2c7ba7-7012-4dc1-8e3d-d98b3d4950ab' align='center' size='medium' share='true' caption='' expand='' crop='original'][/image]

El revuelo montado no era en vano: la presentadora prácticamente acaba de recibir el alta médica hace apenas unos días (el pasado 24 de febrero) después de "un cuadro de suboclusión intestinal secundario a un cuadro adherencial por una cirugía ginecológica previa", según rezaba en el parte médico emitido por el centro, por lo que se podía interpretar como una posible recaída pero, por suerte, no ha sido así.

Gtres

El 2017, y lo que llevamos del 2018, no está siendo excesivamente bueno con la salud de la presentadora: después de la isquemia cerebral que sufrió el pasado mes de mayo, por la que se llegó a temer incluso por su vida y, más tarde, por las secuelas, se recuperó estupendamente, pero fue nada más empezar el 2018 cuando, aquejada de unos fuertes dolores abdominales, tuvo que volver a ser ingresada en el hospital.

A pesar de los problemas de salud, María Teresa se encuentra, como ella dice, estupendamente, pero teniendo en cuenta que ya tiene 77 años, ella no se la juega y, en cuanto se nota algo raro, sale corriendo al hospital para evitar males mayores. Además, sabe que siempre puede contar con la ayuda de sus hijas, Terelu Campos y Carmen Borrego, y de su pareja, el cómico y cantante Edmundo Arrocet.

Gtres

Esta vez, sin embargo, y por suerte, se ha vuelto a quedar en un susto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo