Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Tamara Falcó confiesa que se planteó ser monja

Los mejores momentos de 'Mi casa es la tuya' con Tamara Falcó.

Tamara Falcó abría ayer las puertas de la casa de su madre a Bertín Osborne en 'Mi casa es la tuya' y dejaba a todos boquiabiertos con su simpatía y sinceridad. Tuvo tiempo para hablar de sus hermanos, de su infancia, de los amores de su madre...

"Siempre he tenido la imagen de pija mala", contaba Tamara. Y lo cierto es que esa imagen la ha acompañado durante mucho tiempo, pero los que la conocen aseguran que no se acerca a la realidad, "es una de las mujeres más envolventes que conozco", confesaba su amigo Boris Izaguirre en una llamada a Bertín.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tamara habló, también, de su 'conversión' a la fe católica. Nunca había sido tan religiosa, pero confiesa que sintió una llamada muy fuerte. Tanto que incluso se planteó ¡ser monja! "Visité varios conventos. Cuando supe que el demonio existía pensé 'dónde va a ser el sitio donde va a haber menos'..."

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por la vida de su madre han pasado varios hombres. Desde su padre, Carlos Falcó, a Julio Iglesias o Mario Vargas Llosa. A su padre, asegura, todos le guardan un gran cariño; "Mi madre y mi padre se llevan fenomenal, alomejor faltaba esa chispa".

Su relación con el actual novio de su madre no puede ser mejor "Mario es una persona fantástica", comentaba, "yo al principio pensaba que qué rollo tener una Nobel en casa. Pero nada de eso, es una persona fantástica". Además, cuenta que Isabel Preysler siempre trató de presentar a Mario como un amigo; "Mi madre nos hizo creer que Mario era solo un amigo pero cuando yo la vi salir de la habitación con camisón un sábado por la mañana ya sabía que allí había tomate".

Con sus hermanos, pese a la distancia, guarda una relación especial. Enrique, el que fue el más 'gamberro' de la casa, acaba de ser papá de mellizos recientemente; "ahora se ha vuelto padre de familia y ha mutado", bromeaba.

Sobre sus planes de futuro, Tamara lo tiene claro, quiere ser mamá. Pero cuenta que necesita encontrar un novio con el que casarse... De momento sigue centrada en sus diseños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo