La imagen más desconocida de Cristiano y Georgina

El delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, ha viajado a Portugal con su chica, Georgina Rodríguez, donde recibió el Premio Quinas de Oro al mejor jugador portugués del año 2017.

Tras su romántico viaje a Islandia, la pareja formada por Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez ha vuelto a subirse en un avión, pero esta vez no se han ido tan lejos. El futbolista y su chica han viajado a Portugal, donde el jugador del Real Madrid ha recibido el premio Quinas de Oro al mejor jugador portugués del año, por segundo año consecutivo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cristiano, que ha vuelto a las mechas rubias, y Georgina han posado en el photocall a su llegada al acto, celebrado en el Pabellón Carlos Lopes de Lisboa. Él se ha decantado por un traje de tres piezas con corbata a juego, mientras que la modelo vestía top y chaqueta negra con un pantalón acampanado rojo, con el que presumía de figura apenas cuatro meses después de haber sido mamá.

Foto: Gtres.

Durante su discurso de agradecimiento, el futbolista tuvo unas palabras para sus hijos y reconoció que es todo un "récord" haber tenido tres hijos en tres meses.

"Agradezco este este premio a todos los que están aquí. Es un premio también para todos mis compañeros. 2017 fue un año excelente, inolvidable tanto en lo colectivo como en lo individual. Gané mi quinto Balón de Oro y mi segundo premio The Best. Se lo dedico también a mis cuatro hijos. Eso es otro récord, tres hijos en tres meses. Yo siempre creo y digo que soy el mejor, digan lo que digan, y luego lo demuestro en el campo. Estamos en la lucha año tras año", comentaba Cristiano.

Pero sin duda, la imagen más íntima de Cristiano y Georgina no la captaron los fotógrafos acreditados a la entrega de premios, sino la propia modelo, que grabó un vídeo en el avión privado en el que viajaron a Portugal.

En actitud relajada y sentados uno frente al otro, Georgina comienza a grabar un video mientras el futbolista mira por la ventana, en un momento determinado, le dice "Querido" –desvelando como le llama en la intimidad– para que mire a cámara y tras un saludo, el futbolista manda un tímido beso.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo