Joaquín Cortés celebra que sigue vivo

El bailarín y su novia, Mónica Moreno, sufrieron un incidente doméstico que les llevó al hospital y podría haber tenido fatales consecuencias.

Joaquín Cortés y su novia Mónica Moreno
Ana Ruiz

Joaquín Cortés ha sufrido un percance doméstico que podría haber acabado en tragedia. El bailarín y su novia, Mónica Moreno, sufrieron uno de los peores momentos de su vida el pasado Viernes Santo. Como recoge el diario 'El Mundo' y ha contado la psicóloga en redes sociales, una avería en la caldera de gas de su domicilio puso en peligro sus vidas. Por el mal funcionamiento del aparato, la pareja inhaló monóxido de carbono por lo que tuvieron que ser ingresados en un hospital madrileño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Código Press

Una vez recibieron el alta, Joaquín y Mónica llamaron a un técnico para que arreglara su caldera y ahí surgió la sorpresa. "Esto no es gas, esto es peor, esto es monóxido. Esto si ustedes no nos llaman, mañana aparecen en la página de sucesos" ha explicado la joven que les dijo el técnico. Y es que la inhalación de monóxido de carbono es muy peligrosa y puede acabar en fallecimiento. Sin ir más lejos, es la principal causa de muerte en Estados Unidos.

Código Press

Ahora, Mónica y Joaquín celebran que su percance doméstico quedara solo en un gran susto. "Celebremos que estamos vivos" ha escrito el bailarín en reacción a las palabras de su novia. La pareja, que sale desde febrero de 2012, tiene una relación muy consolidada. Suelen dedicarse piropos en las redes sociales como el post que Joaquín le dedicó el pasado 10 de febrero con motivo del cumpleaños de Mónica.

Publicidad - Sigue leyendo debajo