Georgina Rodríguez desvela la razón por la que ya no sonríe en las fotos

La modelo e influencer ha optado, desde hace meses, por no mostrar los dientes en sus fotos, y ahora, harta de que le pregunten por qué, lo ha contado.

Georgina Rodríguez y Cristiano Ronaldo
Gtres

Está claro que ser famoso tiene una parte muy buena pero la fama también conlleva una parte bastante mala, y es el hecho de tener que tratar de capear las críticas que te llegan por todas partes. Pues bien: a esto es a lo que se ha tenido que enfrentar ahora la novia de Cristiano Ronaldo, que ha decidido coger el toro por los cuernos y contestar, por fin, a sus 'haters'.

Sin embargo la razón por la que ahora se meten con ella no puede ser más insignificante: porque no sonríe. Tal cual. Sus seguidores más criticones echan de menos verla sonreír y enseñar dientes en sus fotos de Instagram, pero ella tiene sus razones para no mostrar la dentadura: porque se ha puesto brackets. Y lo ha desvelado con "pullita" incluida para todos aquellos que "no duermen" con el tema...

Georgina RodríguezInstagram

Se sabe desde hace tiempo que Georgina había decidido arreglarse la sonrisa con un aparato bucodental para lucir siempre estupenda, pero, como para estar guapa hay que sufrir, hasta que ese momento llegue se verá con los hierros en la boca. Y, la verdad, no lo entendemos, porque precisamente ella, una influencer con más de 5 millones de seguidores en Instagram, podría hasta ponerlos de moda o, mejor aún, normalizarlo para tod@s aquell@s jóvenes que están en su misma situación y les crea inseguridades el hecho de llevar aparato.

Eso sí, donde la hemos podido ver sonreír es en la final de la Champions, en la que el Real Madrid ganaba 3-1 al Liverpool, y claro, todos estaban que no cabían en sí de gozo. Ni rastro del aparato, por cierto...

Gtres

La última foto de su cuenta de Instagram en la que aparece mostrando dientes es de diciembre de 2017, en una imagen en la que aparece de lo más feliz junto a su chico. Esperamos que en la intimidad de su casa, al menos, sí sonría...

Publicidad - Sigue leyendo debajo