El Maestro Joao conoce por fin en persona a su idolatrado Jorge Javier Vázquez

El vidente llega al plató de 'Supervivientes' para enfrentarse a su entrevista más sincera de la mano de su amor platónico. “Ya podemos hacer lo nuestro. ¡Por fin!”, exclamó entusiasmado.

image
Telecinco

Tras quedarse a las puertas de la final, el Maestro Joao llegó a los estudios de Mediaset para abordar su esperada entrevista con Jorge Javier Vázquez, su ‘amor platónico’ en Honduras. Un encuentro de lo más esperado que tuvo lugar delante de Benita, la madre del vidente y posible futura suegra del presentador.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Antes de que entrara en plató, Jorge Javier habló con la adorable señora, quien afirmó que le gustaba mucho el presentador para su hijo. “Estoy muy orgullosa de mi hijo y de ti, por lo bien que te has portado con él”, afirmó. Benita aseguró estar contenta porque “en el barrio en el que vivimos todo el mundo nos para de camino al mercado”, pero también confesó haber sufrido cuando Joao se hirió con una rama. “El día que se cayó me pensaba que se iba a morir, lo pasé muy mal”.

Telecinco

Al entrar en plató, entre gritos, el Maestro Joao se reencontró con los suyos, entre ellos su sobrina Lorena, pero decidieron esconderle a su madre hasta el final de la entrevista. Tras la euforia del momento, el tarotista se abrazó a Jorge Javier y le entregó un regalo que le había traído de Honduras: la semilla de un árbol. “Ya podemos hacer lo nuestro. ¡Por fin!”, exclamó el entrevistado ante las risas de los presentes.

Jorge Javier estuvo un rato tonteando con el superviviente, hasta que le recordó que no daba un duro por él. “No pensaba que iba a aguantar tanto. Tengo vértigo y ya el helicóptero me daba miedo”, explicó el vidente, que en los primeros días de convivencia decidió mostrarse tal y como es. “Tenía miedo al rechazo, a la burla, a la humillación… Algo que he pasado en mi vida. Sin embargo, ha sido maravilloso porque no he visto un ápice de desprecio… Gracias al programa he recuperado la niñez, la inocencia, todo”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Jorge Javier opinó que gracias a haberse mostrado tal y como es, sin prejuicios y miedos, había logrado llegar lejos en el concurso y conquistar a la audiencia. “Gracias a Dios la gente avanza. Me han comprado y eso es una buena señal. Espero que al menos a alguna persona esto le dé pie a abrir puertas”, replicó el Maestro, quien aseguró que no ha tenido siempre las puertas abiertas en su vida, “aunque he sido cansino hasta que las han abierto”.

El vidente asegura que tiene ganas de volver a su trabajo, por más que ahora se haya convertido en un personaje mediático. “Tengo mi centro en Madrid. Espero seguir con ello”, afirmó. “Cobraré lo mismo, aunque espero atender a más gente. Mi vida no tiene por qué variar en nada”.

Telecinco

El encuentro con su madre fue especialmente emotivo, con ambos llorando a lágrima viva. Benita le dijo que lo había hecho muy bien y él puso la nota de humor haciéndole bien lo delgado que se había quedado. “Antes de entrar ya estaba a régimen. Parecía ‘La Bombi’”. Por su parte, su progenitora, que estaba triste porque pensaba que debería de haber ganado, le desveló que le había traído una tarta de chocolate.

Antes de terminar con la entrevista, Jorge Javier quiso saber qué relación tiene el Maestro con Luismi, el joven al que cariñosamente llamaba ‘el Niño’ en la isla. “Para mí es una persona que me devolvió la vida en un momento. Podría decir que lo amo, porque yo a la gente no la quiere, la amo. Lo adoro, daría mi vida porque es una persona maravillosa”, sentenció antes de negar que sean pareja.

Telecinco
Publicidad - Sigue leyendo debajo