Los meses más duros para David Silva tras el nacimiento prematuro de su hijo

El futbolista ha relatado el infierno que ha vivido durante estos últimos cinco meses por el nacimiento prematuro de su hijo; "Estaba muerto de miedo", confiesa.

image
Manu Fernandez

David Silva se ha abierto en canal. El delantero ha abierto su corazón después de vivir "los meses más difíciles" de su vida, y lo ha hecho en una entrevista para el diario 'The Sun', donde ha confesado el infierno que ha vivido con el nacimiento prematuro de su hijo. Mateo nació muy prematuro a finales de 2017, cuando su novia, Yessica Suárez, se puso de parto tras solo 25 semanas de gestación. El futbolista dejó de inmediato la concentración con el Manchester City y empezó a vivir viajando entre Inglaterra y el hospital de Valencia donde estaba ingresado el pequeño. Es la primera vez que habla del tema, y lo hace sincerándose por completo; "Los médicos me daban respuestas muy distintas. No sabíamos lo que iba a pasar al día siguiente. Tenía miedo de los desconocido. Todo iba bien, pero ellos decían que no sabían qué ocurriría en una semana. Eso me hacía morir de miedo", confiesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Instagram

"Estaba muerto de miedo", asegura al recordar aquel infierno. Ahora su pequeño ya está en casa tras medio año hospitalizado y todo parece ir bien, pero nunca olvidará lo que sufrió la pareja. "Fueron los meses más duros de mi vida", confiesa. Y aún así, la lucha no ha acabado; "Tengo que vigilarle todo el tiempo", asegura, "los doctores le están haciendo varias pruebas pero cruzo los dedos porque todo esté bien".

David se ha mostrado de lo más agradecido con todo el equipo médico que ha salvado la vida de su pequeño. "¡Por fin nos vamos a casa! Estaremos eternamente agradecidos con el increíble equipo de las unidades de Maternidad y UCI pediátrica del Hospital Casa de Salud por la profesionalidad y el trato humano que nos han demostrado estos 5 largos meses. Simplemente Gracias!", escribe en su red social junto a una fotografía de los médicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo