Carmen Borrego habla, sin tapujos, de su operación estética

La pequeña de las Campos se ha sentado en 'Sábado Deluxe' para contar cómo ha sido el proceso de su operación y cómo está llevando estos días posteriores.

Carmen Borrego operacion
Telecinco

"He tenido un sentimiento contradictorio con mi operación", confiesa Carmen Borrego. Y es que la de las Campos asegura que esos 15 días sin poder salir de casa se le han hecho un mundo y hasta se planteó "por qué he hecho esto". Así lo ha confesado la menor de las Campos en 'Sábado Deluxe'. La colaboradora de televisión acaba de someterse a una operación de cirugía estética para acabar con uno de sus mayores complejos, la papada, y aunque le encanta el resultado, parece que el proceso no ha sido fácil. Uno de los motivos que se lo han hecho más cuesta arriba ha sido sentirse débil frente a su hermana Terelu; "Me he sentido culpable por sentirme mal por mi intervención viendo la que se le viene encima a mi hermana".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Después de mostrar públicamente su nuevo rostro, la colaboradora no había vuelto a hablar del tema, pero ahora ha querido dar más detalles de su avance. Confiesa que todavía le quedan algunos puntos y que aún se siente cansada y dolorida.

Además, no le han sentado nada bien algunos de los comentarios de sus compañeros al verla por primera vez con su nueva imagen, y así lo ha asegurado. Sobre todo el comentario de María Patiño, que se atrevió a decir que tenía la cara mal, y eso no le sentó nada bien y no por ella, sino por el cirujano. Pese a todo, no ha tenido en cuenta los comentarios y asegura se que siente bien. Eso sí, no sabemos si habrá olvidado todavía el comentario de Lydia Lozano... La colaboradora dijo que "va a estar feliz de verse el cuello después de tanto tiempo", y Carmen estalló; "Lo de Lydia me pareció una falta de respeto", aseguraba. ¿Habrán arreglado esa situación?

Lo que parece que tampoco va demasiado bien después de la operación es su vida sexual. Carmen ha asegurado que no tiene ganas de hacer nada con su marido, al menos de momento, pero ha dejado bien claro que ¡de crisis nada!

Publicidad - Sigue leyendo debajo