Carmen Borrego se enfrenta a Gema López

La pequeña de las Campos ha vuelto a 'Sálvame' diario tras su operación estética y ha confirmado que "cada día está más contenta" con los resultados. También ha tenido sus más y sus menos con Gema López a quien ha tenido que aclarar el porqué de su nueva dentadura.

Carmen Borrego está feliz con su nueva imagen. Ha pasado un mes de la operación estética que ha cambiado su vida y los resultados comienzan a verse, aunque no se apreciarán del todo "hasta dentro de seis meses", tal y como ella misma ha comentado en su regreso a 'Sálvame' diario. Hace 30 días, la pequeña de las Campos se retocaba la papada, los párpados, las cejas, los dientes… y está "cada día más contenta" aunque ha reconocido que los primeros días llegó a arrepentirse de haber pasado por quirófano. "No ha sido una operación dolorosa, pero es incómoda y lo peor es que dormir era muy complicado. me tiraba en cualquier postura, y si te llevas varios días sin dormir bien, te viene abajo", explicaba Carmen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero la papada no ha sido la única parte objeto de comentarios por parte de sus compañeros de programa. La dentadura de Carmen no ha pasado desapercibida y es que como ella misma ha comentado, con humor: "La boca me la hice hace 4 meses. Lo que pasa que los dientes iban de compañeros con la papada y ahora se han quedado más grandes". Dejando la ironía de lado, la hermana de Terelu ha tenido un pequeño encontronazo con Gema López, que decía que "solo podía ver sus nuevos dientes", criticando su tamaño, y los definía como "los que te ponen en la feria". Carmen, más seria, ha aclarado que los dientes que lleva ahora mismo "son provisionales. Tengo una enfermedad periodental heredada de mi padre que es mejor sacar la pieza. Ni la carilla ni la funda se iban a sujetar".

Telecinco

De momento, solo se ha hecho la parte superior pero también tiene pensado retocarle la parte inferior de la dentadura. "La parte de abajo también me la voy a hacer pero por los músculos (de la operación de papada) no pudo tener tanto tiempo tener la boca tanto tiempo abierta", sentenciaba Carmen, que lejos de cogerle miedo al quirófano, parece haberle cogido gusto. "Siempre dije que si me iba bien en primavera me hacía una lipo", afirmó.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Si hay algo de lo que se arrepiente Carmen es de haber aparecido en público tan solo una semana después de su operación. "Me arrepiento de haber salido tan pronto, no de la operación. Los músculos se tienen que quedar más recogidos", dijo Carmen, que también reconoció que estaba tan acomplejada con su papada que "esa palabra la estoy nombrando ahora por primera vez".

Publicidad - Sigue leyendo debajo