El duro trance familiar de Andrea Trapero e Iñaki López

La pareja no pudo acudir a su puesto de trabajo por un golpe familiar que les ha sumido en la tristeza.

Andrea Ropero e Iñaki López
KLA

Andrea Trapero e Iñaki López no presentaron la semana pasada 'La Sexta Noche' debido a un asunto familiar. En su lugar, aparecía ante el público Hilario Pino, que es el sustituto oficial de los presentadores, fue el conductor del programa ya que la pareja no pudo acudir a su puesto de trabajo. Tal y como ha mostrado la periodista en su cuenta de Instagram, ha perdido a su padre. Con intención de recordarle, compartía una foto de su infancia junto a él y escribía: "Buen viaje, papá 🖤". Aunque también fue el propio Hilario quien explicaba a la audiencia lo que estaba ocurriendo con los presentadores del espacio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Queremos mandar nuestras condolencias a nuestra compañera Andrea, también a Iñaki", comenzaba diciendo el presentador. "Ha fallecido el padre de Andrea. Lo sentimos. Les mandamos un fuerte abrazo", continuaba explicando así los motivos de la ausencia de la pareja. Andrea e Iñaki viajaron el pasado jueves a Huesca, tierra natal de la presentadora, para darle el último adiós a su padre.

View this post on Instagram

Buen viaje, papá 🖤

A post shared by Andrea (@andrea_ropero) on

La pareja de periodistas comenzó a trabajar junta en 2013 y lo que en principio comenzó como una relación profesional y de amistad se convirtió en amor. "Nadie lo vio venir, y todo empezó cuando nos cambiamos al edificio de Antena 3, y como todo estaba en obras, tuvimos que compartir camerino", recordó Iñaki en 'El Hormiguero'. Ahora, las estrellas del programa de los sábados de La Sexta son una de las parejas televisivas más queridas, y el año pasado ampliaron la familia con la llegada de su hijo Roke, que nació el 23 de septiembre.

El pequeño ya ha cumplido un año, en el que sus padres se han entregado en cuerpo y alma a él. Como explicaba Andrea sobre la maternidad: "A mí me parece mucho más bonito de lo que me habían pintado". Y por su parte, Iñaki está tan feliz que incluso se anima a darle un hermanito: “Es un niño cebo. Es tan bueno que te invita a tener otro”.

Desde Diez Minutos queremos mandar nuestro apoyo y cariño tanto a Andrea como a Iñaki en estos momentos tan complicados. Mucho ánimo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo