Antonia Dell‘Atte regresa a ‘MasterChef’ y se venga de sus compañeros

Después de ser rescatada en la repesca, la italiana descargó su rabia contra sus compañeros “fariseos”. Óscar Higares, Paz Vega y hasta Oona Carbonell fueron víctimas de sus ataques.

Antonia Dell Atte Masterchef
TVE

La venganza es un plato que se sirve frío y Antonia Dell’Atte lo sabe. Después de haberse despechado a gusto durante su despedida del concurso de ‘Masterchef’ atacando a sus compañeros, la italiana volvió a la competición gracias a su postre durante la repesca. Una segunda oportunidad en la que no tardó en vengarse de aquellos que, según asegura, le hicieron ‘moobing’ durante las grabaciones del programa. Lo cierto es que todos los concursantes expulsados de esta edición de ‘Masterchef Celebrity’ tuvieron una segunda oportunidad. Todos se dieron cita para preparar el mejor postre de un menú que sería degustado por directiva y trabajadores de la ONCE.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
TVE

Sin embargo, fallos muy gordos hacían que la decisión de los jueces estuviese clara entre las elaboraciones de Antonia Dell’Atte y Dafne Fernández. Finalmente y para sorpresa del resto de contrincantes, se decidieron por la primera. Cabe recordar que la italiana se marchó haciendo mucho ruido en su despedida de las cocinas de ‘Masterchef’. Atacó a todos sus compañeros llamándolos ‘fariseos’ y criticando la actitud que habían tenido con ella, algo que no tardó en salir a la luz tras su regreso.

Ya que no formaba parte de la prueba de eliminación, los jueces la otorgaron el privilegio de elegir la carne que elaboraría cada uno de los propuestos a eliminación. Un momento que disfrutó gratamente despachándose con todos los nominados. Comenzó con Santiago Segura, el único que se libró de las pullas de Dell’Atte: “le daré el canguro por su habilidad para saltar los obstáculos”, dijo suavemente la italiana. Tras él, comenzó el festival.

TVE

A Óscar Higares le otorgó la serpiente porque “se arrastra por debajo de la tierra”, a María Castro le adjudicó el cocodrilo: “el cocodrilo siempre llora. Cuando come, llora, cuando duerme, llora. Las lágrimas de cocodrilo”, explicaba más tarde a cámara. A Paz Vega le tocó el Guanaco porque “si le caes bien es una sonrisa, si no, te escupe”; a Ona le dio el más difícil porque, según dijo, siempre se enfrenta bien a los retos. “Ona con esa sonrisa también hay que tener cuidado con ella”, dijo más tarde a cámara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Tuvo para todos. Aunque lo mejor fue lo que se quedaba en el balcón: Boris Izaguirre y Carmen Lomana. El invitado, José Corbacho, aprovechó la estancia de las dos divas en el balcón para acudir a enfriar el ambiente. Cogió la mano de ambas y las juntó mientras ninguna de las dos cruzaba la mirada con la otra. Y es que, según se vio ayer, parece imposible que Antonia llegue a firmar la paz con alguno de sus compañeros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo