Soraya se sincera respecto a los problemas contra los que ha luchado al ser madre

La cantante ha destapado 'el otro lado' de la maternidad, confesando el estrés, las enfermedades y hasta los problemas de pareja que puede acarrear convertirse en papás.

image
Instagram

"Hasta pronto, princesa", es una de las frases que más pronuncia últimamente Soraya Arnelas. La cantante vive a caballo entre Barcelona y Madrid, por lo que se ve obligada a separarse de su pequeña cada dos por tres, aunque cada vez que el trabajo se lo permite no duda en escaparse a su querida Extremadura junto a Manuela y su chico, Miguel Ángel. Hace unos días, precisamente, ponían regreso a la capital después de pasar unos días "felices con los de siempre" en su Valencia de Alcántara natal. Y estos días de 'des-conexión' le han hecho reflexionar sobre cómo ha cambiado su vida desde que nació la pequeña Manuela. Hace justo 20 meses desde que llegara al mundo, y desde entonces, Soraya no es la misma. Así lo ha confesado ella misma: "He de confesar que estos 20 primeros meses, más que el trabajo que he tenido que hacer con ella ha sido conmigo misma", escribe la cantante. "Llevo 20 meses aprendiendo a vivir una vida nueva", confiesa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pero su reflexión ha ido mucho más allá: "Manuela se hace una señorita. Se han pasado los agobios, se ha pasado la desesperación", explica. "He visto mis defectos como persona de una manera tan clara... Mi impaciencia por que las cosas siguieran el ritmo que yo quería,mi agobio por estar a la altura como madre y querer tirar del carro con todo y que pareciese que la llegada de un bebé no había trastocado mi vida. Mi cabezoneria de no querer cambiar hábitos cuando no me ha quedado más cojones que darme cuenta que mi vida ya no es la misma".

Hasta ha confesado haber tenido problemas de salud: "He pasado por una psoriasis a causa del estrés, por ansiedad, por luchas internas que casi ni yo entendía".

Pero los problemas de salud y de tranquilidad no han sido los únicos. Al igual que le sucede a muchas parejas, Soraya ha vivido momentos complicados junto a Miguel Ángel. "Madre mía que paciencia la de los míos por haber aguantado mis cambios de humor.
Ahora entiendo el porqué de tantas cosas que sucenden tras la llegada de un niño, sobre todo las no tan buenas. Ahora entiendo el porqué de las depresiones post parto, las separaciones... No a todo el mundo le pasa. Yo puedo confesar que ahora, después de 20 meses veo La Luz", escribe.

Instagram
Publicidad - Sigue leyendo debajo

"Jamás había discutido con mi pareja y desde que nació Manuela, discutimos por tonterías", confiesa la cantante. "Eso sí, sabemos que nos queremos y eso no podemos olvidarlo". ¡Qué bonito!

Ahora "solo me queda volver a hacer deporte para volver a mis hábitos", ha confesado ella misma. Así que no hay por qué preocuparse, parece que lo suyo con Miguel va viento en popa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo