El motivo de la ausencia de Ana Rosa Quintana de 'El programa de AR'

La presentadora se ha ausentado muy pocas veces de su trabajo al frente de 'El programa de Ana Rosa'. Sin embargo, este lunes se encontraba "indispuesta" y ha tenido que ser sustituida por el copresentador del espacio, su mano derecha Joaquín Prat.

Ana Rosa Quintana en Telecinco
GDG

Un hecho inaudito ha acaecido hoy en plató de ‘El programa de Ana Rosa’. Casi por primera vez en más de tres lustros que lleva el programa en emisión, Ana Rosa Quintana no ha acudido a su puesto de trabajo por un problema médico. De esta manera, el copresentador del magazín, Joaquín Prat, ha tomado las riendas del espacio ayudado por Patricia Pardo, quien le ha acompañado al frente de la mesa de actualidad y el club social. Una tarea que la pareja suele llevar a cabo durante la temporada estival o durante los días festivos en los que la querida presentadora se ausenta del programa con el fin de descansar. Pero ¿qué le pasa a Ana Rosa?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Telecinco

Este martes, Ana Rosa volvía a ponerse al frente del programa, donde ha querido explicar qué le ocurrió para ausentarse: "Una es humana y ya saben el virus gastrointestinal que hay ahora”. Y añadía: "Aquí sigo, pero me encuentro fenomenal". Su ausencia ha llamado tanto la atención porque "en casi 15 años no he faltado ningún día", pero como explica: "Ayer era imposible, no me podía mover del cuarto de baño".

Como ya hemos comentado, Ana Rosa no suele ausentarse de su puesto de trabajo a no ser que tenga motivos de causa mayor. En los últimos años, la estrella de Telecinco ha dejado aparcada su labor al frente de ‘El programa de Ana Rosa’ para recoger algún premio o como cuando, el pasado 8 de marzo, decidió que no se emitiera el espacio para acudir junto con su equipo a la manifestación por el Día de la Mujer.

Telecinco

De hecho, ni tan siquiera cuando le detectaron un cáncer de mama y tuvo que someterse a sesiones de radioterapia faltó ni un solo día a trabajar. Tal y como ella confesó el pasado 19 de octubre, en julio de 2010 le detectaron, durante una revisión rutinaria, un cáncer mamario en grado 1. "No necesité quimioterapia, pero sí radioterapia", explicó para sorpresa de todos. "Venía todos los días (al programa) y luego iba a darme la radioterapia. Al día siguiente, volvía al programa y no me cogí ni un día de baja".

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Pese a intentar hacer una vida normal, confesó que tuvo miedo y que no lo contó en su momento "porque mis hijos (los mellizos) tenían entonces 6 años y no quería que se asustaran. Y también estaba mi madre, que era mayor".

Publicidad - Sigue leyendo debajo