Raquel Sánchez Silva lo pasa fatal en el estreno de 'Maestros de la costura'

El estreno de la segunda temporada de ‘Maestros de la costura’ estuvo marcado por las lágrimas de Raquel Sánchez Silva. La presentadora acabó emocionándose al escuchar la experiencia vital de Lara Sajén, una de las aspirantes del programa.

Raquel Sánchez Silva acaba emocionándose al escuchar la experiencia vital de Lara Sajén
TVE

El estreno de la nueva temporada de ‘Maestros de la costura’ ha estado marcado por las lágrimas de Raquel Sánchez Silva. El pasado miércoles, la presentadora volvía a ponerse a los mandos del talent de TVE acompañada de los miembros del jurado, formado por los también ‘repetidores’ Lorenzo Caprile, María Escoté y Palomo Spain. Entre los doce aspirantes a convertirse en los nuevos referentes en el diseño de moda español, se encuentra Lara Sajén, una artista multidisciplinar que saltó a la fama como bailarina, junto a Topacio Fresh, de Fangoria. Así pues, la argentina llegó al programa dispuesta a demostrar la buena mano que tiene para la creación de vestidos.

TVE

En una de las pruebas, Sajén se animó a realizar un diseño que ejemplificara lo difícil que ha sido para ella nacer en un cuerpo de hombre y sentirse mujer. "Lo he hecho azul porque es el color que me han impuesto desde pequeña. Los chicos de azul y las niñas rosa. Me ha perseguido y no me representa”, explicó sobre su creación.

Además, confesó lo agradecida que estaba ante el apoyo que le habían brindado sus padres. Aunque al principio su padre no entendía bien lo que le sucedía a su hija, acabó convirtiéndose en uno de sus grandes admiradores. "Vino a verme bailar y me dijo que se había roto la alianza de aplaudirme", recordó. Por su parte, también quiso hacer un guiño a su madre: "El collar representa a mi madre, que me dejaba el rosa cuando yo quería". "Si tuviera que volver y cambiar algo de mi vida, no cambiaría nada. Cada golpe es esto que veis", sentenció.

Un ejemplo de lucha y superación que acabó emocionando a todos. Tanto es así, que cuando Sánchez Silva, acompañada de los diseñadores Leandro Cano y María Escoté, se acercó a la mesa de Sajén para ver cómo le estaba yendo con el proceso de elaboración, acabó emocionándose al empatizar con su emotiva historia. Además, Escoté también rompió a llorar ante las emotivas palabras que la argentina le dedicó al decir que su vestido estaba influenciado por su estilo. "Estas cosas son las que me hacen sentir muy feliz con mi trabajo", apuntó la diseñadora entre lágrimas.

La que también acabó llorando, pero por un motivo diferente, fue Alba Gádor, la joven aspirante de Almería que acabó convirtiéndose en la primera expulsada. El otro protagonista de esta primera entrega fue Lorenzo Caprile quien regresó con las pilas cargadas y dejando constancia que va a seguir tan gruñón como en la primera edición. Y es que su carácter perfeccionista y exigente le han llevado a convertirse en el principal azote del jurado.

Especialmente implacable se mostró con Amparito Taconcitos, quien no supo sacar partido a la tela que había cogido para emular una de las creaciones más míticas de Sybilla, la conocida como ‘España’. "Esto es un insulto, y tenías el mejor tejido de todos. Lo has masacrado (...) A mí con esas caritas de buena y esas sonrisitas no me vas a conquistar. O cambias un poquito de actitud y te tomas esto en serio o en este taller vas a durar muy poquito, ¿te queda claro?", le espetó en su cara a la concursante. La segunda temporada de 'Maestros de la costura' se estrenó con un aceptable 12% de cuota de pantalla y 1.416.000 espectadores, quedándose levemente por debajo de la media que registró la temporada pasada (13,7% de share).

Publicidad - Sigue leyendo debajo