Amaia Romero casi se queda sin cantar en los Premios Goya 2019

Las ganadora de 'OT 2017' ha vivido un momento 'tierra trágame' durante su actuación en la gala de los Premios Goya 2019. Un problema que ha resuelto con la naturalidad que la caracteriza.

Si hay algo que define a Amaia Romero es su naturalidad y espontaneidad. La ganadora de 'OT 2017' estaba lista para su actuación en la gala de los Premios Goya 2019, junto a Judit Neddermann y Rozalén. El trío tenía que interpretar una pieza compuesta por Manu Guix, en la que se incluían los cuatro temas de los nominados a Mejor Canción Original, pero pasaba el tiempo, Manu al piano y allí no salía nadie... Hasta que salió Amaia. La ganadora de 'OT 2017', con cara de circunstancia, pedía que se parase la música.

Amaia Romero y su momento 'tierra trágame' en los Premios Goya 2019
La 1

Tanto los presentes como para los espectadores e incluso, los periodistas que cubrimos la gala, no sabíamos si se trataba de un gag o si era cierto lo que estaba pasando.

"No se ha escuchado la claqueta o alto, ¿podemos volver a empezar?", decía la cantante ante la mirada atónita de todos los presentes. Al parecer, era verdad, y debido a un problema técnico hubo que comenzar desde el principio.

Amaia Romero y su momento 'tierra trágame' en los Premios Goya 2019.
La 1

Al final, todo salió a la perfección y las tres artistas triunfaron sobre el escenario. "No sé si he hecho bien o mal, pero naturalidad ante todo. Actuar en los Goya es raro porque ves a un montón de gente conocida ahí sentada... Tenía delante a Penélope Cruz y Pedro Almodóvar".

"Me encanta Almodóvar, es improbable pero me encantaría hacer un papel en una película con él".

No es la primera vez que Amaia tiene un momento 'tierra trágame' de este tipo. El pasado diciembre, la cantante fue la estrella principal de la gala Navarra Televisión, donde interpretó 'Alfonsina y el mar', de Mercedes Sosa, y 'Miedo', de M Clan. Cuando llegó el turno de la segunda, comenzó a tocar el piano pero quiso colocar el micrófono para ajustarlo a la altura de su boca... se le cayó y con total naturalidad dijo: "Joder... Empiezo de nuevo".

Publicidad - Sigue leyendo debajo