Piqué obligado a pagar 2,1 millones de euros a Hacienda

Primero fue su pareja, Shakira, y ahora ha sido él quien se ha topado con Hacienda. La Audiencia Nacional ha desestimado el recurso presentado por el futbolista contra una sentencia previa en la que se le condenaba por usar una empresa para tributar menos por los derechos de imagen.

Gerard Piqué es uno de los mejores defensas en el terreno de juego, pero sus dotes deportivas no le han valido para nada en su enfrentamiento con Hacienda. El futbolista ha perdido su batalla con la Agencia Tributaria y tendrá que pagar 2,1 millones de euros después de que la Audiencia Nacional haya desestimado el recurso interpuesto por el deportista contra una condena previa de Hacienda en la que se le obligaba a pagar esa cantidad por considerar que había simulado ceder sus derechos de imagen a su empresa, Kerad Project 2006, y así pagar menos impuestos.

Para conocer los detalles del caso hay que remontarse a 2013, cuando la delegación de la Agencia Tributaria de Cataluña revisó las declaraciones tributarias del futbolista de los años 2008, 2009 y 2010 y concluyó que Piqué había usado una de sus empresas, Kerard Projet 2006', para desviar lo ingresos recibidos por los derechos de imagen. De esta forma tributó este dinero como impuesto de sociedades, con un tipo del 30%, y no como persona física en el IRPF, con un tributo del 45%.

Gerard Piqué pierde su batalla con Hacienda
Gtres

La Agencia Tributaria entendió que "el contrato celebrado entre Piqué y la entidad Kerard Project 2006, en virtud del cual el primero cedió a la segunda sus derechos de imagen, fue simulado". Tras seguir con las investigaciones, en diciembre de 2016, el Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC) le condenaba a pagar 1.457.885,61 € en impuestos atrasados de 2008, 2009 y 2010, más otros 678.012,59 € en multas. Algo que con lo que él no estaba de acuerdo y recurrió. Este recurso es el que ahora ha rechazado la Audiencia Nacional.

Pese a este varapalo, a Piqué aún le queda 'tiempo de descuento'. ya que si el futbolista quiere puede recurrir la sentencia mediante un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Su pareja, la cantante Shakira, también se ha tenido que enfrentar a Hacienda tras se acusada de un fraude fiscal de 14,5 millones de euros. La Agencia Tributaria considera que entre 2012 y 2014, la cantante residía en España y debía haber tributado en el país. Ella declaró ante el juez el pasado junio y ahora está a la espera de la resolución de la justicia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo