Sara Sálamo y la costumbre que seguirá con su hijo

La actriz ha desvelado cómo mantiene testimonio de los debates y discusiones que ha mantenido con su familia a lo largo de los años.

Sara Sálamo junto a su hijo Theo
Instagram @SaraSalamo

Sara Sálamo tiene una buena y, a veces, irritante costumbre: le encanta debatir, como ella ha confesado. Un sentimiento que ha derivado en una bonita tradición que comenzó con su familia y que quiere mantener junto a su hijo Theo. Una forma de recordar todo lo que ha ido debatiendo a través de los años con su familia demostrando que las largas charlas que ha mantenido y que mantendrá con su hijo no se quedarán en el olvido sino que se mantendrán en el recuerdo de los contertulios durante al menos tres años.

Con la fotografía de una hoja de papel, Sara Sálamo explicaba una de las tradiciones con su familia que más le ha gustado a lo largo de los años: escribir en un folio el resultado de los debates que ha mantenido junto a su familia. "En casa, mi momento favorito del día era la cena. En ellas, intercambiábamos argumentos sobre cualquier tema candente, llegando muchas veces a exasperarnos unos con otros, ya que no había filtros o temas tabúes (sobre todo con mi padre, por algo mi madre me llama Dolly como la oveja)", ha escrito junto a la imagen que ha compartido en Instagram. "‪Y una de nuestras maravillosas costumbres era dejar por escrito afirmaciones que considerábamos categóricas".

En el folio se puede ver cómo Sara creía que Justin Timberlake, Sean Paul y UPA Dance eran famosos en 2004 y seguirían siéndolo con el paso del años mientras que su padre afirmaba que en 2007 "nadie sabrá que estos personajes han existido nunca", algo que ha quedado patente que está lejos de la realidad.

Un testimonio de su infancia

Se trata de una curiosa forma de mantener vivo lo que la joven pensaba de pequeña. Incluso recordar el momento en el que aseguró que no llegaría a besar nunca a nadie con lengua porque "era un asco", tal y como recuerda ahora divertida. "‪A lo largo del tiempo, este tipo de folios se han convertido en pequeños tesoros que quiero preservar", explica con añoranza la actriz confesando que mantendrá viva esta tradición con su hijo Theo a quien espera que le guste debatir tanto como a ella.

Publicidad - Sigue leyendo debajo