La mágica y original boda de Gotzon Mantuliz en un granero y ante un desfile de 'influencers'

El que fuera profesor de 'OT' ha dado el 'sí, quiero' a su chica en una mágica boda en Burgos.

Gotzon Mantuliz, Gotzon Mantuliz instagram, Gotzon Mantuliz boda, Gotzon Mantuliz novia
Instagram

Sus ojos azules nos conquistaron desde el minuto uno, pero su fichaje por 'Operación Triunfo 2018' nos terminó de convencer. La entrada de Gotzon Mantuliz en la academia como profesor de nutrición y vida saludable para los triunfitos causó todo un revuelo, sobre todo en aquellos que todavía no le conocían, y es que aunque el programa de TVE lo ha acercado a nuestras casas, este treinteañero vasco es un trotamundos que ya triunfaba en las redes sociales. En su perfil social de Instagram tiene, siempre, una fiel compañera de aventuras: su perrita Noa, que ya tiene su propio club de 'fans'.

Pero además de Noa, hay alguien más que tiene un pedacito del corazón de Gotzon, su novia desde hace muchos años, Patty. "Es un apoyo fundamental en mi vida", confesaba él mismo en una entrevista antes de embarcarse en 'OT'. Pues ahora la pareja ha sellado su amor con una romántica, mágica, y original boda en Burgos.

Gotzon y Patty boda
Instagram

Han celebrado una boda civil en El Granero de San Francisco, un idílico entorno de la provincia de Burgos, cerca de Santa Gadea del Cid. No podía faltar Noa, que entró tras el novio para esperar a la flamante novia en el 'altar'. Ella llegaba, radiante, con un conjunto de falda y top con mangas acampanadas de guipur, muy apropiado para el entorno escogido para el 'sí, quiero', al que añadió una gran pamela con detalles florales.

Gotzon y Patty boda
Instagram

Hasta Burgos viajaron varios 'influencers' de sobra conocidos y grandes amigos de Gotzon, como María Pombo y Pablo Castellano, Marta Pombo, Marta Lozano o Teresa de Andrés.

image
Instagram

Ellas mismas fueron las encargadas de compartir, a través de sus redes sociales, la boda de su amigo: Desde la romántica ceremonia hasta el fiestón de después al que no le faltó detalle, y todo muy rural... ¡Estaban cortando tomates allí mismo! Desde luego no faltaron la comida sana, la diversión, y el amor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo