Penélope Cruz y Salma Hayek protagonizan el encuentro más emotivo de los Oscar

Las dos actrices dieron muestra una vez más de la gran amistad que las une en la alfombra roja antes de entrar en el Dolby Theatre en Los Ángeles.

Penélope Cruz y Salma Hayek en la alfombra roja
Kevork DjansezianGetty Images
  • Penélope Cruz y Salma Hayek, dos grandes amigas sobre la alfombra roja de los Oscar.
  • Las dos actrices entregaron dos premios durante la gala.

    La alfombra roja previa a la entrega de los premios Oscar es una de las más esperadas del año. Y es que son muchísimas las celebrities que pasan por ella luciendo los looks que más comentarios provocarán en una larga temporada.

    En esta ocasión hemos podido a varios españoles desfilando por ella capitaneados por Penélope Cruz, a la que no ha acompañado su marido, Javier Bardem, y Antonio Banderas, que posó con su pareja Nicole Kimpel y su hija Stella. El malagueño estaba nominado a Mejor actor, premio que no se llevó finalmente al ganarlo Joaquin Phoenix por su interpretación en Jocker.

    Penélope acaparó muchísimas miradas gracias a su vestido de Chanel y ha sido de las más elegantes de la noche. Pero no solo por su estilismo la madrileña ha sido objeto de los flashes.

    Penélope Cruz y Salma Hayek en los Oscar 2020
    Kevork DjansezianGetty Images

    Durante su paso por la alfombra roja, Penélope coincidió con su gran amiga la actriz mexicana Salma Hayek y como no podía ser de otra manera, protagonizaron uno de los encuentros más emotivos de la noche.


    Las dos mujeres se fundieron en un abrazo y se cogieron de la mano mientras intentaban atender a los reporteros gráficos y hablar unos instantes.

    Las dos eran encargadas de dar un premio en esta noche tan importante. Mientras que Penélope era la responsable de anunciar la ganadora como Mejor Película Extranjera, Salma presentaba el premio a Mejor Edición.

    92nd Annual Academy Awards - Red Carpet
    Kevork DjansezianGetty Images

    Las dos llevaron vestidos de firmas de alta costura, aunque mientras Penélope se decantaba por un Chanel en color negro, Salma apostó por un vestido blanco firmado por Gucci de inspiración griega.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo