El precioso y emotivo viaje de Elsa Anka a Guinea Bissau

Antes de quedarse en casa por la cuarentena, la presentadora y su hijo Miquel viajaron hasta el país africano de la mano de la fundación del Dr. Iván Mañero para conocer de cerca la situación de los niños más desfavorecidos.

La solidaridad es una de las debilidades de Elsa Anka. Lo ha vuelto a demostrar durante su estancia en Guinea Bissau, país al que viajó hace unas semanas con la Fundación Dr. Iván Mañero, con la que lleva más de una década colaborando.

La presentadora, acompañada de su hijo Miquel Torrent, pudo conocer de primera mano los proyectos que esta ONG lleva a cabo en la zona. "Sabía que era uno de los países más pobres del mundo y, lamentablemente, lo he podido comprobar", ha confesado. Tal ha sido su implicación, que Elsa y su hijo se alojaron en las instalaciones del orfanato Casa Emanuel, en la capital, Bissau, que acoge a 130 niños abandonados.

Aquí es donde Elsa pudo abrazar por primera vez a la niña que llevaba tantos años apadrinando. "Fue muy mágico el momento en el que conocimos a Generiana, la niña que tengo apadrinada desde que era muy pequeña y ahora, convertida en una joven de 14 años, nos ha mostrado las fotos y cartas que le habíamos enviado a lo largo de este tiempo y que ella ha guardado", cuenta emocionada.

Antes de quedarse en casa por la cuarentena, la presentadora y su hijo Miquel viajaron hasta el país africano de la mano de la fundación del Dr. Iván Mañero para conocer de cerca la situación de los niños más desfavorecidos.
Fundación Iván Mañero

Además de conocer el 'Hospital Pediátrico y Maternal Emanuel', Elsa y Miquel también compartieron muchos momentos con los alumnos de la Escola Internacional Innova, creada en una zona rural.

Antes de quedarse en casa por la cuarentena, la presentadora y su hijo Miquel viajaron hasta el país africano de la mano de la fundación del Dr. Iván Mañero para conocer de cerca la situación de los niños más desfavorecidos.
Fundación Iván Mañero

Elsa ha declarado: "Había que devolver de corazón la sonrisa que todos sus habitantes nos regalaban", explica.

Los niños los recibieron con los brazos abiertos integrándolos en muchas de sus actividades. Miquel, futbolista amateur, participó en los juegos de equipo y en la clase de educación física, mientras que Elsa ayudó a repartir el almuerzo y jugó con los alumnos en el recreo.

Aunque tenía previsto un nuevo viaje a Guinea, ha tenido que aplazarse. "El equipo médico no puede ir ahora, porque somos un peligro de contagio. Allí aún no hay casos y, si llegase el Covid-19, sería terrible", explica con tristeza Elsa.

Antes de quedarse en casa por la cuarentena, la presentadora y su hijo Miquel viajaron hasta el país africano de la mano de la fundación del Dr. Iván Mañero para conocer de cerca la situación de los niños más desfavorecidos.
Fundación Iván Mañero

Días inolvidables

Para Elsa y su hijo, Miquel, este viaje ha sido muy especial. Además de conocer en primera persona los proyectos de la ONG con la que colabora, "nos hemos regalado un tiempo mutuo con los peques de abrazos y de cariño", ha explicado feliz la presentadora, que ahora está más unida que nunca a su hijo.

Antes de quedarse en casa por la cuarentena, la presentadora y su hijo Miquel viajaron hasta el país africano de la mano de la fundación del Dr. Iván Mañero para conocer de cerca la situación de los niños más desfavorecidos.
Fundación Iván Mañero

Miquel Torrent, hijo de Elsa, estuvo encantado de jugar con los pequeños. "Lugares que te eligen, personas que quedan en uno y vivencias que te cambian", escribió en su Instagram tras este viaje.

Elsa Anka ha viajado a Guinea Bissau para conocer de primera mano la labor de la Fundación Iván Mañero en esta parte de África. Un viaje muy especial en el que ha estado acompañada por su hijo, Miguel.
Fundación Iván Mañero
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada