Diez Minutos participa en varios programas de afiliación de marketing, lo que significa que Diez Minutos recibe comisiones de las compras hechas a través de los links a sitios de los vendedores.

Marisa Martín Blázquez responde ante las críticas sobre su físico

La periodista ha querido explicar cómo en las últimas semanas ha visto como sus redes sociales se llenaban de críticas a su físico y a su forma de vestir.

marisa martín blazquez
telecinco
  • La periodista ha querido reflexionar sobre lo peligrosas que pueden ser algunas críticas.
  • A pesar de los duras críticas que ha recibido, Marisa asegura que la mayoría son mensajes de cariñosos y positivos.

    Estos últimos días Marisa Matín Blázquez ha tenido que soportar un linchamiento público a través de sus redes sociales. La colaboradora de televisión ha recibido multitud de críticas por parte de algunos usuarios de Instagram sobre su físico o su vestimenta. “Un poquito de por favor, esas rodillas…”, “estás muy mayor para ponerte esa ropa de adolescente”, “quieres parecer de veinte y te quedas lejos”… Esto son solo algunos de los comentarios que Marisa Martín-Blázquez en su cuenta personal de Instagram y que ha hecho que la colaboradora de televisión explote contra las críticas.

    A pesar de que la periodista se ha querido tomar estos insultos con humor, estos comentarios la han hecho reflexionar sobre lo que pueden afectar a personas que se encuentran pasando un bache de salud mental o de trastornos alimenticios este tipo de comentarios.

    “A esas personas que me llaman vieja, vale, soy vieja, tengo 55 años, hay gente que ve cumplir años como un demérito pero yo lo veo como una cosa estupenda. No me duele. En cuanto a lo de que ‘estas esquelética’, he sido delgada toda mi vida, me acepto como soy”, dice la periodista en el plató de ‘Viva la vida’.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.
    View this post on Instagram

    No tomarás el nombre de Bukowski en vano. Bukowski bebió de Hemingway, de Dostoievski, de Tolstoi, de Gorki y, sobre todo, de John Fante. En ellos se refugiaba cuando huía de la violencia doméstica que sufría. ~ También bebió alcohol. Mucho. Lo utilizó como un mecanismo que le permitía seguir viviendo, a la par que le destruía. Hay binomios necesarios. Si definimos su vida con palabras, éstas podrían ser: pobreza, fracaso, drogas, realismo, decadencia, autodestrucción y sexo. Practicó la irreverencia hacia las normas del buen comportamiento y, la moral contenciosa del establishment y el statu quo, lo convirtieron en un escritor atractivo. • Hay quienes leen a Bukowski porque consideran que está de moda. Otros por placer. Hay quienes lo leen porque, como él, tienen las emociones instaladas en los extremos y están atormentados y llenos de resentimiento, amargura e ira. Como él, pero sin su talento. Así las cosas, los bukowski de pacotilla destilan complejos y falta de autoestima. Utilizan sus poemas. Lo que no saben es que los mancillan, los distorsionan y envilecen. Sólo Bukowski puede autorizar a Bukowski. En ‘Mujeres’, expone versos en donde es fácil cruzar la línea entre la sinceridad y la desfachatez, la irreverencia y la misoginia. En ‘Una de las tías más buenas’ traspasa la frontera burlándose de la vejez de la amante. Bukowski autoriza a Bukowski. “La diferencia entre un valiente y un cobarde, es que un cobarde se lo piensa dos veces antes de saltar a la jaula con un león. El valiente simplemente no sabe lo que es un león. Sólo cree que lo sabe”~ • El cobarde lee a Bukowski y lo manosea, pero sin la destreza que él -asquerosamente- utilizaba con sus amantes. El valiente no sabe qué ni quién es el león. Cree que lo sabe y por eso, sin analizar demasiado, se lanza a su jaula y lo ama sin piedad. Bukowski tenía talento con el lenguaje, pero lo que hizo que sus textos se convirtieran en literatura, fue hacer ver que ésta es posible aún en medio de la podredumbre y la miseria; material y espiritualmente hablando. Hay quienes, amparados en el “realismo sucio” del escritor, hacen un sucio (..) (Continúa en comentarios ⤵️)

    A post shared by Marisa Martín-Blázquez (@marisamartinblazquez) on

    “Esta gente no me hiere ni me hace daño, tengo la autoestima en mi sitio. A mi hija la han llamado gorda toda su vida, pero le hemos hecho ver que lo importante es cómo estás por dentro y qué valores tienes. Mi sobrina con 14 tuvo problemas de anorexia por culpa de comentarios como esos. Hay muchas niñas en redes que sufren estos ataques”, han querido decir en su alegato por la aceptación personal.

    This content is imported from Instagram. You may be able to find the same content in another format, or you may be able to find more information, at their web site.

    Pero Marisa ha querido explicar qué es lo que más le ha llamado la atención de este linchamiento hacia ella: “A mí no me afecta, lo que me hiere es que todos estos ataques vengan de mujeres cuando hablamos de machismo, de que nos tenemos que empoderar. En el siglo en el que estamos, no respetar que cada uno se vista como quiera o que no pueda engordar, me parece muy triste”.

    Marisa ha querido recalcar que la mayoría de los mensajes que recibe son cariñosos y positivos y que los malos son pocos, pero ruidosos. Y no piensa quedarse callada.

    Toñi Moreno ha comentado que esta misma semana, ella misma ha recibido un insulto mientras realizaba un directo a través de Instagram. Una persona llamó "fea" a la presentadora y la propia Toñi contó cómo vivió este capítulo en 'Ya es mediodía'.


    This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de En portada