María Toledo prepara nuevo disco

Lleva el flamenco en su esencia. Por esa pasión dejó su profesión de abogada y ha conseguido revolucionar la canción fusionando el piano con el flamenco. Casada con el torero Esaú Fernández, dice que su secreto es caminar cada día para que su matrimonio sea eterno.

maría toledo
Fernando Roi

Con ella y su marido, Esaú Fernández, se vuelve a hacer realidad el tópico de la flamenca y el torero, como ya hicieron Pastora Imperio y El Gallo o Rocío Jurado y Ortega Cano. Pero María Toledo dice que su matrimonio es una relación del siglo XXI y que ambos hacen lo que les gusta. Está preparando disco, acaba de sacar videoclip con su tema 'Sobran los motivos' y el 24 de octubre canta en Granada.

En tu último videoclip 'Sobran motivos' hablas de un amor que te atrapa. ¿A ti el amor te ha atrapado?

Sí, mi marido me tiene loca. Pero aunque el amor te atrape hay que tener una parcela de independencia. Por eso nos va tan bien.

Los dos tenéis profesiones que están en el punto de mira por la crisis que estamos viviendo. ¿Os llegáis a desesperar?

Yo soy una luchadora constante. Nada me hunde. Pero sí es cierto que hay una desesperación mundial. Yo el día 24 canto en Granada y hay una desesperación porque no sabes si vas a vender entradas, porque la gente tiene miedo. La verdad es que a día de hoy no hay ningún caso en la cultura donde se hayan contagiado de coronavirus.

¿El flamenco está en peligro?

No, ni lo va a estar, porque es algo tan de raíz... Ya lo hicieron muy bien nuestros antepasados para que hoy sigamos escuchando flamenco. Sí es cierto que las catedrales del flamenco pueden peligrar porque no hay turismo. Por eso, los españoles deberíamos ir a esos sitios para defender nuestra música. El flamenco es marca España.

Estudiaste Derecho y querías ser jueza, ¿cómo llegas al flamenco y a fusionarlo con el piano?

Son cosas que surgen sin pensar. Iba al conservatorio y luego cantaba, pero es una cosa que no iba a hacer públicamente hasta que lo hice en TVE en 2005. Pero yo no creía que iba a crear un sello cantando y tocando el piano. Yo me imaginaba otra vida.

¿Y tu familia qué dice?

Acabé la carrera de Derecho y el Conservatorio al mismo tiempo, y los fines de semana cantaba por los pueblos. Empecé a trabajar en un despacho y pensaba que yo no quería esa vida. Hay algo más que ganar dinero, como la sensación de libertad cuando sales al escenario.

Y después de grabar tu primer disco, ¿cómo te adaptas a tu nueva vida?

Fue poquito a poco. Parece que todo es muy bonito, pero detrás hay un trabajo que nadie ve. No es que el éxito me haya llegado de la noche a la mañana. Yo no he tenido eso, yo he ido paso a paso.

Una vez nos dijiste que no sois la típica pareja de cantante y torero con fincas.

Claro. Es que parece que eres torero y tienes que tener una finca, y eres cantante y tienes que ser multimillonaria. Hay que proyectar la realidad. Somos personas normales y sencillas. ¿Para qué quiero yo una finca embargada? Soy una persona con los pies en la tierra y no vivo por encima de mis posibilidades.

Trabajaste haciendo los coros en la última gala de Rocío Jurado.

Sí, yo estaba en casa y me llamaron para el día siguiente porque necesitaban una tercera voz que se conociese las letras del repertorio flamenco de Rocío. Y yo me lo sabía todo. Me hicieron la prueba en su casa, yo no la conocía. Fue un sueño cumplido.

De aquella gala se habló mucho de las peleas de Fidel Albiac y Amador...

Lo que yo veía es que había un grupo que eran los que habían tocado siempre con ella y en la gala de despedida entramos gente nueva. A mí me hizo ilusión, pero reconozco que lo mejor hubiera sido que lo hicieran los de toda la vida. Lo que Fidel quería era otra cosa. La gala se grabó en dos días y yo no sé cómo aguantó la pobre.

¿Te regaló algo?

Dos peinetas, que me las he puesto mucho. Huelen a ella, a jazmín.

¿Recuerdas la primera vez que tu marido te escucho cantar?

Aunque él diga otra cosa, me seguía antes de conocernos y una vez puso en Twitter: “Hoy me visto de grana y oro como las uñas rojas de María Toledo”, y así supe de su existencia. Eso fue en el 2011 y nosotros empezamos nuestra relación en el 2015.

¿Y cómo surgió lo vuestro?

En una entrega de premios en el Teatro Quintero (Sevilla), donde yo cantaba. Lo vi y me pareció Dios, porque destacaba. Lo que me enamora de Esaú es su alma, porque es muy transparente.

Se vuelve a cumplir lo de la cantante y el torero.

Yo siempre le digo de broma que espero que no me deje por una jovencita.

¿Cómo es la vida de la mujer de un torero?

Yo voy a la plaza siempre que me lo pide. Cuando no estoy en la plaza, estoy pendiente de teléfono. Pero no soy la mujer del torero, ni él es el marido de la flamenca. Somos una pareja del siglo XXI, en la que a él le gusta torerar y a mí cantar.

Los toreros siempre han tenido fama de mujeriegos. ¿Eres celosa?

Los toreros son muy mujeriegos, pero no soy celosa. Confío en mí, en él no.

Explícate.

Si se porta bien, yo también lo voy a hacer porque es mi forma de ser. Si se porta mal, pienso ¡qué inútil! por lo que se ha perdido. No creo que porque a una mujer le pongan los cuernos, se tenga que hundir. Creo en la resurrección de la mujer a mejor. Igual que al revés, a pesar del topicazo.

¿Crees que Paloma Cuevas va a resurgir?

Una mujer tan bella como ella, por dentro y por fuera, va a resurgir. Todo el mundo tiene derecho a una segunda oportunidad.

En vuestro caso tú eres seis años mayor que él, ¿pesa esa diferencia de edad?

Seis años no es tanto y si lo es, espero que no me deje por una jovencita... También lo podría hacer yo. Lo que tenga que pasar, pasará. No hay que pensarlo.

¿Cuál es vuestro secreto?

Creer que lo que tengo no es eterno y luchar día a día. Debo caminar cada día para que mi matrimonio sea eterno. Eso pasa por discutir cuando haya que hacerlo, no callarme nada.

Dicen que los toreros son machistas, ¿tú eres feminista?

Muchísimo. Admiro profundamente a la mujer, aunque no me gusta tirar al hombre, porque son una bendición. Me gusta que la mujer tenga su sitio, como defendía Clara Campoamor.

Siempre se ha hablado de la rivalidad entre las cantantes, ¿tienes rivalidad con Estrella Morente, Niña Pastori....?

Eso sería cosa de antes. Nosotras nos llevamos muy bien. Hay sitio para todas.

¿Isabel Pantoja o Rocío Jurado?

La voz de Rocío y la bata de cola de la Pantoja. Yo estuve en uno de los cumpleaños de Isabel, que estaba Juan Gabriel. Fue maravilloso. Me encantaría cantar con ella. Yo no tengo a ninguna por encima de la otra.

Daniel I. Carande. Foto: Fernando Roi. Ayd. de foto: Luis Cárcamo. Estilismo: María Álvarez. Maquillaje y peluquería: Rocío Jiménez Ruiz y María José Seguel para Alegría Make Up.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada