Carlota Corredera no aguanta las lágrimas por una llamada

La gallega junto a Kiko Hernández atendían a la llamada de Vanesa, una telespectadora que tenía un precioso mensaje para la presentadora.

carlota corredera
Telecinco

Carlota Corredera ha terminado la tarde de lo más emocionada gracias a una llamada. La presentadora no se imaginaba que la tarde la iba a terminar con un sofocón, y es que esto sucedía a minutos de dar paso a 'Ya son las ocho'. La gallega junto a Kiko Hernández atendían a la llamada de Vanesa, una telespectadora que tenía un precioso mensaje para la presentadora. "Quiero darte las gracias porque soy una mujer maltratada y gracias a ti se está dando visibilidad a esto", comenzaba explicando la mujer en la llamada.

Carlota Corredera no ha podido evitar llevarse las manos a la cara y romperse al escuchar la voz temblorosa de Vanesa. "Estoy sufriendo violencia vicaria, lo estoy pasando fatal y te tengo como referente en la lucha para que nosotras podamos salir adelante".

carlota corredera
Telecinco

Con la voz rota también, Carlota recogía las palabras de la telespectadora y no podía dejar de agradecerle el atrevimiento de soltarse ante toda España por contar su caso. Como les quedaba muy poco tiempo, la presentadora ha querido seguir hablando con Vanesa y antes de colgar dejaba claro que iba a pedir el teléfono a producción para mantener una buena charla con ella.

En pocos meses la periodista se ha convertido en todo un referente del feminismo. Este verano la presentadora de 'Sálvame' aseguraba que estaba mal emocionalmente por todo lo que estaba sucediendo en su trabajo. Una sensación que se vio incrementada por las críticas que estaba recibiendo tras haberse posicionado a favor de Rocío Carrasco desde que se emitió la docuserie en la que contaba 'su verdad'.

This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de En portada