Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Pitingo: "A Verónica la conocí en los coches de choque y le dije que sería mi mujer"

Cuando conocí a Pitingo andaba promocionando “Souleria”, su primer disco, y me sorprendió su humildad, su capacidad para conectar con un público de lo más variopinto. Después, he seguido su carrera por teatros y conciertos, siempre inventando o adaptando ritmos nuevos a su portentosa voz. Ahora, al encontrarnos de nuevo, veo que aunque peina canas no ha perdido nada la sonrisa y las ganas de seguir luchando, ahora con más razón, porque tiene un hijo y quiere darle todo lo que él no tuvo.

Cuando conocí a Pitingo andaba promocionando “Souleria”, su primer disco, y me sorprendió su humildad, su capacidad para conectar con un público de lo más variopinto. Después, he seguido su carrera por teatros y conciertos, siempre inventando o adaptando ritmos nuevos a su portentosa voz. Ahora, al encontrarnos de nuevo, veo que aunque peina canas no ha perdido nada la sonrisa y las ganas de seguir luchando, ahora con más razón, porque tiene un hijo y quiere darle todo lo que él no tuvo.

1 de 9
Pitingo, un enamorado de la música

-¿Si tuviera que hacer balance de su carrera, qué destacaría?
-La constancia, porque lo he tenido muy difícil. Hay gente que llega y triunfa, yo no. Yo he nadado siempre contra corriente, contra los puristas, contra ese público defensor de lo clásico que no admite cambios, ha sido un camino muy duro, mucho.   

-¿El trabajo le mueve a seguir adelante?
-El amor a la música, Rosa, a la gente que me quiere y, por supuesto, que tengo que dar de comer a mi familia, que es lo más importante de todo.

-¿Le afecta que el consumo de música por Internet haya aumentado?
-Me afecta para bien, porque significa que la gente se está concienciando de que la música es cultura y de que hay que pagar por escucharla, eso por una parte, y por otra, la magnífica campaña que se ha hecho en contra del pirateo, lo que ha permitido que se cerraran muchísimas páginas que se dedicaban a que te pudieras bajar gratis de todo, películas, música...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
Pitingo se entrega en los directos

-¿Por qué cree que existe esa obsesión por el todo gratis?
-Es una cuestión de educación, y te puedo poner un ejemplo muy claro. En Andalucía, hay pueblos donde se instaló la costumbre de que no hubiera que pagar por asistir a los conciertos, porque para eso estaban los Ayuntamientos o los organismos oficiales, que eran los que contrataban a los artistas.

-Ahora, el directo ha ganado a la venta del CD.
-Es una de las consecuencias de la crisis, que ha hecho mucho daño pero también ha servido para que los artistas nos concienciemos de que podemos ser autónomos y gestionar nuestros intereses como si fuéramos empresarios, lo que nos obliga a trabajar más, pero yo lo doy por bien empleado porque me encanta el directo y el contacto con el público.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
Diana Ross, Ray Charles, Aretha... en su nuevo disco

-¿Qué tiene su nuevo álbum “Soul, bulerías y más”?
-Todo, porque son canciones de los años 60 o 70, de Aretha Franklin, Stevie Wonder, Ray Charles, con el sonido “mountain” que inmortalizaron, entre otros, Diana Ross, pero además tiene las bases rítmicas del flamenco. Un disco muy conseguido que estoy seguro va a gustar mucho.

-¿También a los puristas del flamenco?
-A los que se han abierto a nuevas fórmulas seguro que sí, pero los puristas-puristas seguro que me van a poner a parir. Algo que no tiene sentido porque yo no entiendo esto como flamenco sino como un estilo muy particular mío.

-¿Cuáles son sus metas profesionales?
-Muy altas, porque cada vez es más complicado grabar un disco, ya que musicalmente no me conformo con nada, siempre busco lo mejor y eso es un poco complicado.

-¿Es de los que se deja aconsejar?
-A mí me aconsejan todos, mi primo Fernando Soto, todos, pero si te soy sincero, por muchos consejos que me den, si yo no lo veo claro no lo hago. A los míos siempre les digo lo mismo, dejadme que me equivoque solo, y así no tengo que echarle la culpa a nadie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
Pitingo tiene fans de todas las edades

-¿Sabe a qué público se dirige?
-Generalmente, a mí me sigue un publico de nivel, de todas las edades, desde los abuelos a los nietos, gente de una gama social muy amplia.

-¿Qué es lo más bonito que le han dicho?
-¡Qué grande eres! Yo me río, porque ya ves la estatura que tengo.

-Supongo que cuando mira para atrás se pellizca al ver el cambio que ha dado su vida.
-También tengo mayor responsabilidad e incertidumbre ahora que cuando iba por el aeropuerto de Barajas llevando maletas. Nos pasa a todos los artistas que vivimos pensando qué pasará, por más que yo no sea de los que busca el éxito por encima de cualquier otra cosa, aunque si lo tengo bienvenido sea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
Pitingo, enamorado hasta el alma de Verónica

-¿Cómo gestiona la presión del mercado, de los medios?
-¿No ves que tengo el pelo blanco?  Esto es desde que empecé con la música, porque antes lo tenía negro, pero me compensa. Recuerda que yo vengo de una familia de artistas, de quienes he heredado el arte y la forma de ser. A mí me ayudó mucho el haberme ido pronto de casa.

-¿Para hacer qué?
-Tenía 18 años, me fui con mi mujer, con una mano delante y otra detrás. Yo con Verónica llevo 20 años, toda la vida.

-¿Qué tenía ella que no tuvieran otras chicas?
-Era muy guapa y muy simpática. La conocí en unos coches de choque, en La Alameda de Osuna, cerca del aeropuerto de Barajas. Y cuando la vi aparecer, la llamé y ella me dijo que la dejara en paz, que no quería saber nada de mí, pero yo conseguí su teléfono, la llamé a su casa, llamé a su madre, llamé a sus amigas, me pasaba el día en el portal de su casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
Pitingo no quiere que su hijo sea artista

-¿Y ella qué le decía?
-Que estaba loco, porque yo el primer día que la vi le dije que iba a ser mi mujer. En eso soy muy gitano. Imagínate cuando mi suegro me preguntaba, ¿qué, y tú no estudias? Y yo le decía que no, que trabajaba.

-¿Se arrepiente de no haber estudiado?
-Mucho, por eso quiero que mi hijo, Manuel, que tiene cuatro años, estudie. Le hemos matriculado en un colegio donde no se habla nada de español, sólo inglés, para que se prepare bien. Sólo pido que no se parezca a mí en ese sentido, porque yo a los 13 años ya trabajaba.

-¿Y si un día su hijo le dice que quiere ser artista?
-Me gustaría que bailase y cantase en casa, para la familia, ya lo hace pese a lo chiquitito que es, pero artista no, y más como está ahora la noche...

-¿Qué le preocupa?
-Lo que más miedo me da es el tema de las drogas, por eso intentaremos que tenga toda la información posible sobre este tema, y hablar mucho con él para explicarle los problemas que se le pueden presentar en la vida.

-¿De los hijos se puede ser amigo?
-Yo no quiero ser amigo de mi hijo, porque tiene que haber unos límites entre padres e hijos. Y hay cosas que tienen que quedar para ellos, como hay otras que tienen que quedar para nosotros, para mi mujer y para mí.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
Pitingo es el que cocina en casa

-¿El sexo sería un tema tabú?
-Depende de cómo te lo pregunten porque yo soy muy ‘cortaíllo’ para esas cosas. No creas que soy un padre cerrado, simplemente soy muy pudoroso y hay cosas que no hablaría con mi hijo, porque tampoco las hablaría con un amigo.

-¿Le gustaría tener más hijos?
-No lo sé porque mi mujer tuvo muchos problemas para quedarse embarazada de Manuel. Recuerdo que yo estaba de gira por Cuba y ella tuvo que estar tres meses en la cama y yo fuera, y lo pasamos muy mal.

-¿En su casa se practica la igualdad?
-Sí, yo hago todos los días la comida y la cena, aunque hay otras cosas que ella hace mejor que yo, pero en eso no tenemos ningún problema.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9

-¿Cuál es su plato favorito?
-Hago muy bien la fabada, la lentejas estofadas, todo lo que sea de puchero me gusta.

-¿En su casa siguen las tradiciones gitanas?
-¿Te refieres a lo del pañuelo? No, nadie de mi familia, ni mi abuela ni mi madre, nadie ha seguido esa costumbre, que yo respeto, porque son muchas las mujeres que sí quieren seguir con esa tradición. Cada uno que haga lo que quiera.

-¿Le preocupa la situación política que estamos viviendo?
-Me echo las manos a la cabeza cuando oigo que los políticos no son capaces de ponerse de acuerdo para formar gobierno. Yo creo que los políticos van a su rollo y no piensan más que en su interés personal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
Así es Pitingo

Nació Antonio Manuel Álvarez Vélez, Pitingo, vino al mundo en Ayamonte, Huelva, el 6 de noviembre de 1980. Hijo de un pescador, como su abuelo, y de madre gitana. Pertenece a una de las sagas de mayor tradición, “Los Valencia” y “Los Carpio”.

nicios Desde muy joven se ganó la vida cantando. Cuando vino a vivir a Madrid, entró a trabajar de maletero, en el Aeropuerto de Barajas. Fue su tía adoptiva, Salomé Pavón, quien le introdujo en el mundo del espectáculo.

Discos En el 2004 participó con Nono García en el tema “Guajira del trasmallo”. 
En 2006 graba su primer disco, “Pitingo con Habichuelas”, apadrinado por Enrique Morente. Su presentación en Madrid, en el Teatro Häagen-Dazs Calderón, con el espectáculo “Souleria”, tiene tanto éxito que le contratan para cantar el tema de “Cuéntame”, la serie de TVE. Tras cinco exitosos trabajos con Universal Music, ha firmado con Warner Music, con quien ha publicado su último trabajo “Soul, Bulería y Más”, a la venta a mediados de mayo.

Familia El 12 de septiembre de 2008 se casó con Verónica Fernández Prieto. Son padres de un niño, Manuel.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo