Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Melendi: "Mi mujer es la clave de mi transición musical y vital"

El cantante, que se ha convertido en la estrella de 'La Voz' y acaba de presentar su nuevo disco, no habla de su vida y de su familia en su entrevista más íntima.

El cantante, que se ha convertido en la estrella de 'La Voz' y acaba de presentar su nuevo disco, no habla de su vida y de su familia en su entrevista más íntima.

1 de 18
A corazón abierto... para Diez Minutos

Melendi, como a otros grandes cantantes, la fama le cogió desprevenido. Era demasiado joven y la gente que tenía a su alrededor no supo poner freno a sus excesos, lo que estuvo a punto de arruinar su brillante carrera y su vida. Cuando nació Carlota, su hija mayor, tomó conciencia de lo importante que era la familia y se produjo el milagro.

Hoy, Melendi es un hombre nuevo, con una sonrisa y unos ojos cautivadores. Reconoce que su participación en el programa 'La voz' le ha devuelto las ganas de trabajar y componer canciones que recoge en su nuevo disco, titulado 'Lágrimas desordenadas'. Nos lo cuenta, a corazón abierto, en la siguiente entrevista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 18
La entrevista

-¿Qué le llevó a aceptar trabajar en 'La voz'?
-Sabía que era un programa arriesgado, en el que el artista está muy sobreexpuesto, pero acepté porque me pareció un programa serio.

-¿Al principio no estaba convencido?
-Bueno, yo hice mis investigaciones y comprobé que en 'La voz' se iba a primar la credibilidad y se va a premiar al ganador con una carrera discográfica, algo que considero fundamental.

-¿Le han sorprendido los buenos cantantes que hay en nuestro país?.
-No. Talento hay mucho, el problema es la crisis musical, que, sumada a la crisis global que padecemos desde hace diez años, hace que las compañía discográficas no inviertan ni un solo euro en nuevos artistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 18
El Melendi más maduro

-La crisis no no le ha impedido sacar un nuevo disco.
-Porque a mí me gusta arriesgar. Una persona que hace siempre lo mismo se aburre mucho, y pienso que, cuando tú te aburres, aburres a los demás profundamente.

-¿Qué hay de nuevo en su último trabajo?
-Es más maduro, más reposado que los anteriores. He mejorado en muchos otros aspectos. Cuando empecé en la música, tenía un nivel muy precario, mucha frescura, y ese punto canalla que todos llevamos dentro. A medida que iba creciendo, iba dando mucho valor a la calidad. Ahora estudio más, porque me gusta ver que voy mejorando. Con este disco pretendo que la gente crezca y madure conmigo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 18
Del fútbol a la música

-¿Le preocupa que la música se utilice como un producto de usar y tirar?
-¡Claro! Creo que estamos en un momento 'vintage'. Yo guardo mis discos de vinilo como oro en paño. Los escucho cuando me apetece relajarme. Eso no lo hacen los jóvenes de entre quince y 25 años, pero lo harán cuando sean mayores y quieran pasar revista una música que está unida a momentos que han vivido.

-¿Se arrepiente de no haberse dedicado al fútbol profesional?
-Me arrepiento de no haber tenido la lucidez necesaria para saber que no tenía las cualidades que se necesitan para llegar a lo más alto. La carrera como futbolista apuntaba bien, pero tuve varias lesiones que me lo pusieron difícil.

-¿Hay fórmulas que garanticen el éxito?
-Ninguna. En mi caso, el éxito ha venido marcado por el momento en el que salen mis discos y porque me gusta encontrar la complicidad con la gente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 18
Su vida, al límite... antes de rectificar

-¿Qué le preocupa del paso del tiempo?
-Nada, sólo las dos horas y media que estoy sobre el escenario dando botes.

-Tiene dos hijos, ¿les gusta la música?
-Mucho, pero temo que la elijan como carrera. Podría ser porque sus padres somos cantantes y están todo el día escuchando música en casa. Mi suerte es que han salido como mi hermana, que es muy estudiosa, de sobresalientes.

-¿Le ha afectado la popularidad de la tele?
-Si me hubiera pillado siendo un inmaduro de 19 o 20 años, me habría destrozado la vida. Casi me ocurrió cuando me vine a Madrid y me rodeé de gente que me apartó de mis valores y principios. Recuerdo esos años como de un duro aprendizaje. Una época que no quiero volver a vivir. Ahora empiezo a asentar las bases de lo que soy.

-¿Qué ocurrió para que se diera cuenta de que había tomado el camino equivocado?
-Cuando nació mi hija me planteé qué estaba haciendo con mi vida, cómo podía ser que, pasándome tantas cosas bonitas, fuera tan infeliz. Entonces me dije: se acabó, voy a organizarme y a empezar poco a poco. Un cambio difícil, del que hoy estoy recogiendo los frutos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 18
Volcado en su familia y el trabajo

-¿Sus hijos son su prioridad?
-Mi familia, la salud y el trabajo. Las tres están relacionadas una con la otra, de manera que casi son la misma cosa.

-¿Qué recuerda de su niñez?
-Recuerdo a mi madre. Ha sido lo más importante de mi vida. Nací con un asma muy agresivo y ella me sobreprotegió. Recuerdo las noches en que me daba vahos de eucalipto para que pudiera respirar. Tuve una infancia fastidiosa, pero muy feliz porque siempre me sentí querido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 18
''El mayor problema del ser humano es crecer en un ambiente desestructurado''

-¿Sus padres le apoyaron cuando les dijo que quería ser cantante?
-Siempre. Cuando vieron que iba en serio me apoyaron sin problemas.

-¿Ese cariño incondicional le ayudó en los momentos difíciles?
-Desde luego. Cuando tienes unas bases, unas raíces, cuando has visto el modelo a seguir, aunque te desvíes, vuelves al redil. El mayor problema del ser humano es crecer en un ambiente desestructurado, porque si te equivocas no tienes donde volver la mirada ni saber lo que está bien o mal. Lo más importante para mí es la educación que me dieron mis padres y lo que vi en mi casa.

-¿Valores que inculca a sus hijos?
-¡Por supuesto! Trato de que vean que somos una familia normal, humilde, trabajadora, que se quiere. A los hijos hay que demostrarles que los quieres todos los días, que tienen una familia donde agarrarse. Eso fue lo más importante para mí en los malos momentos.

-Ha dedicado canciones a sus hijos, ¿y a su mujer?
-También. Ella es una parte fundamental en mi vida, la clave de mi transición musical y vital, y se merece todo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 18
Sobre el amor...

-¿Qué es para usted el amor?
-Tendemos a confundir el amor con la pasión, que es un sentimiento muy bonito, pero que tiene que ir mutando poco a poco hasta desencadenar en el respeto, la confianza, la complicidad, en el cariño común a los hijos….

-¿La pasión y la amistad son ingredientes necesarios para que funcione la pareja?
-La pasión puede vencerlo todo.  Pero, cuando la pasión se acaba, si la pareja no siente amistad, ¿en qué se queda todo? La pasión te puede cegar, pero, cuando se acaba la fogosidad del principio, necesitas tener a alguien a tu lado con quien hablar y a quien contarle todas tus cosas. Y quién mejor que la persona con la que compartes tu vida para que esté a tu lado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 18
Melendi en estado puro

-¿Melendi o Ramón?
-Melendi es un apellido raro y desde pequeño me han llamado así hasta en casa.

-¿Por qué crees que eres el 'coach' más querido?
-No lo sé, pero sí sé que es un programa muy sentido. Y pienso que lo que ha pasado es que he sorprendido porque era el más desconocido.

-¿Crees que ha cambiado la imagen que tenían de ti?
-Puede. Había mucha gente que había valorado por encima de la música incidentes como el del avión.

-¿Supuso un antes y un después en tu vida?
-Sí, no me duele reconocer que fue un error. Llegué muy inmaduro al mundo de la música y no me rodeé muy bien, por eso ahora me empeño en recomendar a los que empiezan que hay que tener un equipo de fiar sin nadie peligroso alrededor. Fue un error y me arrepiento.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
10 de 18
Melendi en estado puro

-¿Qué es lo más bonito que te han dicho?
-Hay muchos comentarios que agradan. Por ejemplo me han dicho que pensaban que era peor de lo que soy.

-¿Eres amigo de la infancia de Fernando Alonso?
-No es así. Coincidí un año con él en el instituto y no lo sabíamos hasta que un compañero me enseñó una foto de los dos de pequeños, pero cuando yo ya era cantante y él piloto.

-Le dedicaste un tema, 'Nano'.
-Sí, cuando ganó el segundo mundial, desde la profunda admiración que le tengo como asturiano, como hombre y como deportista.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
11 de 18
Melendi en estado puro

-¿Qué hizo un rebelde como tú con un Ondas en la mano?
-Lo tengo en casa. Sí, era un poco rebelde y a veces sin causa. Cuando somos jóvenes tenemos esa ignorancia de no respetar la cana, y luego, cuando eres padre, te das cuenta de que es primordial. Pero a la vez de jóvenes tenemos esa frescura que se pierde. Con los años ganas cosas y pierdes otras.

-Protagonizas un juego de consola. ¿Tú juegas?
-Ya no, antes era muy de jugar con mis amigos pero ahora no tengo tiempo.

-¿A quién admira Melendi?
-Admiro a mi mujer, a mi madre... A toda persona que demuestra valor y casta. Admiro sobre todo a la persona.

-Tu mujer y tu madre han marcado mucho tu vida, ¿no es verdad?
-Sí, mi madre es la que ha tirado de mí, la que ha luchado contra viento y marea para sacarme adelante... Y ahora mi mujer es la base y el pilar absoluto en el que se asienta todo.

-¿Marco, tu hijo pequeño, sigue siendo un canalla?
-Cada vez más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
12 de 18
Melendi en estado puro

-¿Eres coqueto?
-Cada vez más, también. Ahora con la llegada de las arruguitas comienzo a valorar las cremas.

-¿De todos los tatuajes que llevas hay alguno al que le tienes especial cariño?
-Sí, los nombres de las mujeres de mi vida son los tatuajes que nunca te van a cansar. Tengo a mi abuela, a mi madre, a mi hermana, a mi mujer y a mi hija Carlota.

-¿Qué sentiste al cortarte las rastas?
-Que empezaba algo nuevo. Me las corté en un momento de mi vida en el que necesitaba cambiar porque estaban pasándome cosas muy bonitas y yo no wera feliz. Marcó el principio de un cambio del que estoy recogiendo los frutos ahora.

-¿Qué quieres dar a tus hijos?
-Armas para que sean buena gente y principios como los que me inculcó mi familia. Quiero que prueben cosas, para que encuentran antes su camino. Que prueben instrumentos, deportes... 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
13 de 18
Melendi en estado puro

-Tú probaste el fútbol.
-Sí yo era muy alto para mi edad y destacaba, pero cuando todos van desarrollando te das cuenta de que no tienes talento, que lo que tenía era ventaja, y te llevas un palo. Pero tuve una infancia feliz.

-Ahora recoges dinero para salvar el equipo del Oviedo.
-Sí, ahí andamos luchando.  En esta época en la que la gente no tiene para comer puede parecer una frivolidad, pero no es así. Yo colaboro con ONG y soy solidario, y eso no está reñido con pedir para un equipo de fútbol porque es mucho más que eso, es un sentimiento, es una infancia, yo conocí a mi padre en ese campo de fútbol, reí y lloré con él. Es una ciudad, una bandera...

-Dicen que vas a dar las Campanadas de Fin de Año.
-De momento nadie me lo ha ofrecido y me da un poco de miedo meterme en eso.

-Tu mujer también canta. ¿Quién lleva la voz en casa?
-Ella canta mucho mejor que yo. Yo no tengo voz, cuento historias. Ella es la que armoniza mis discos y canta, en todos los sentidos, mejor que yo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
14 de 18
Lágrimas desordenadas

Es su nuevo disco. "Se llama así porque tiene canciones que llevan compuestas mucho tiempo y que habían quedado aparcadas. Son como lágrimas desordenadas en el tiempo", dice Melendi.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
15 de 18
El viejo y nuevo Melendi

Así ha sido la evolución física del cantante asturiano, que fue acompañada de un cambio de vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
16 de 18
Un hombre familiar y feliz

Melendi, con su familia, su mujer Damaris, su hijo Marco y su hija Carlota. Juntos forman una familia moderna y muy feliz.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
17 de 18
La foto favorita de Melendi

"En ella estoy con mi mujer. La colgué en Twitter el Día de la Madre para darle gracias con la frase: Hoy ha sido un día perfecto con una mamá maravillosa! Te quiero", nos desvela Melendi.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
18 de 18
Ficha y firma de Melendi

Nació: El 21 de enero de 1979, en Oviedo. Su nombre es Ramón Melendi Espina. Cursó sus primeros estudios en el IES Leopoldo Alas Clarín, de Oviedo, de donde lo echaron por ser un niño rebelde.

Fútbol: Jugó en las categorías inferiores del Oviedo, como libre o defensa central, hasta 2001, cuando ya se decidió definitivamente por la música.

Comienzos: En 2001 con el grupo El bosque de Sherwood. Actuaron juntos un año. Después, Melendi comenzó por libre.

Familia: Está unido a la cantante Damaris (La dama), con la que tiene un hijo, Marco, nacido en 2010, para el que compuso 'Marco es un canalla'. Tiene además otra hija, Carlota, nacida en 2005 de una relación anterior con Míriam Martínez de la Vega, para la que compuso 'Carlota'.

Último trabajo: El 12 de noviembre ha sacado a la venta su nuevo álbum: 'Lágrimas desordenadas'.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo