Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Más información.

Juan José Padilla posa con su familia y nos habla de su próxima retirada

El maestro, que en 2018 se retira como matador de toros, recibió a DIEZ MINUTOS en su casa de Sanlúcar de Barrameda, Cádiz. Le acompañaba su mujer, Lidia y sus hijos, Paloma y Martín.

El diestro se ha convertido en todo un símbolo de superación. En 2011 una gravísima cornada en Zaragoza estuvo a punto de dejarle fuera de los ruedos y de la vida. Perdió un ojo, pero se empeñó en volver a torear y en 2012 reaparecía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Próxima retirada

En estos seis años ha toreado más de quinientas corridas, ha finalizado la temporada liderando el escalafón y ha decidido poner punto y final a su trayectoria como matador de toros

El diestro nos abre las puertas de su hogar, en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), junto a su familia, su esposa Lidia, con la que lleva 22 años casado, y sus hijos, Paloma, de 13 años y Martín, de 11. 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Su relación con Finito de Córdoba

En 2018 te retiras.

Ha sido una decisión tomada desde el convencimiento pleno del orgullo de mi trayectoria. Quiero celebrar mi 25 temporada agradeciendo a todo el mundo el cariño que me ha demostrado. Del toro te puede retirar el toro, la afición o tú mismo. He sido líder del escalafón esta última temporada, estoy pletórico, fuerte, y me voy en plenas facultades.

¿Cuántas cornadas tienes en tu cuerpo?

38, en cuanto a cornadas creo que soy el más castigado. Intervenciones, muchas más.

Finito de Córdoba es tu compadre.

Sí, es el padrino de mi hijo. Juan tiene una calidad inmensa como persona y como torero, tiene una gran categoría y un inmenso corazón. Tenemos una relación muy estrecha desde hace 25 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Amigos músicos

Y en la música también tienes amigos, como David de María.

Es como mi hermano, somos amigos desde niños. Recuerdo que él empezaba a tocar con su guitarrita en la plazoleta, y yo toreaba allí con mi muleta. Él se fue a Madrid con 17 años, y yo empecé como novillero y el destino nos unió de nuevo e incluso tuvimos juntos un negocio en Jerez.

También has hecho un videoclip con "El Barrio".

Con Selu he pasado momentos maravillosos. Es un gran artista que hace una música que llega al alma, es tímido pero entre amigos siempre demuestra un gran sentido del humor, nos divertimos mucho cuando nos vemos. Y también tengo que hablarte de Joaquín, que juega en el Betis, es muy cariñoso y además a mi hijo le regaló una camiseta por su santo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Repartidor de pan

Otro de tus grandes amigos es Adolfo Suárez Illana.

Sí, pero a él le conocí por los toros, no por la política. Él toreaba muchos festivales benéficos, conectamos y hemos continuado la amistad, hasta el punto de que se ha convertido en prácticamente mi hermano. También en el mundo de la empresa tengo buenos amigos, como Manuel Colonques, de Porcelanosa, o Takio Alemani, de Carmalasa, que fue como un padre para mí.

Tu primer trabajo fue en la panadería

Sí, a los catorce años ya repartía el pan en las calles. Así conocí a Lidia, mi mujer. Yo le decía a su madre: "Usted va a ser mi suegra porque voy a sacar a su hija vestida de blanco de su casa." Y todos los días le llevaba un bollito de pan para su hija. Ella siempre me lo recordó con mucho cariño. Cuando me conoció yo estaba empezando de novillero pero eso no le importaba, ella me quería por mi forma de ser, mi carácter, siempre risueño. Yo le cantaba algún fandanguito, alguna bulería, siempre tenía muy buena relación con mis clientas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
"Mi mujer, en los momentos difíciles, ha sabido mantener la sangre fría"

Lidia lleva contigo toda tu vida de torero, 22 años de matrimonio y 24 como matador.

La ha vivido conmigo. Al principio tuvo que sufrir los comienzos, que fueron muy duros para mí. Ella siempre estuvo a la sombra pero yo me di cuenta rápidamente que era el eje central de mi vida, como mi columna vertebral, incluso antes de que mis hijos nacieran. Ella fue el apoyo fundamental cuando no había corridas, siempre me animaba a seguir entrenando. Siempre ha sido una mujer con muchísima fuerza.

Contrasta con esa imagen tan dulce que tiene…

Parece una película pero es así. Yo salgo a la calle cargado de fuerza por la energía que me da mi mujer, aunque ella no parece una mujer tan fuerte. En los momentos difíciles siempre ha sabido mantener la sangre fría. Y cuando ha habido un éxito también ha sabido manejarlo, siempre ha mantenido la misma actitud, en lo bueno y en lo malo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Sus hijos, su alegría

Fruto de su matrimonio con Lidia, Padilla tiene dos hijos, Paloma de 13 años y Martín, de 11. Ellos son su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Muy cariñoso

En la imagen vemos a Juan José dando un beso a su hijo Martín frente a un retrato suyo vestido de torero.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo