Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Asier Etxeandía: "Para salir en 'Velvet' me inspiro en Yves Saint Laurent'

El actor, que interpreta a Raúl de la Riva en la serie 'Velvet', afirma que le "fascina" el mundo de la moda.

El actor, que interpreta a Raúl de la Riva en la serie 'Velvet', afirma que le "fascina" el mundo de la moda.

1 de 7
Un apasionado de la moda

El ganador del Fotogramas de Plata al Mejor Actor de Teatro por su papel en “El intérprete” habla sobre su último trabajo, el del modista Raúl de la Riva en la serie “Velvet” (Antena 3).

En los citados premios, Asier vistió un traje de Ion Fiz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 7
Asier: 'Mi personaje es sublime'

-¿Cómo es Raúl de la Riva?
-Es maravilloso, sublime, perfecto y un artista con todas las aristas que debe tener un virtuoso como él. Es positivo, soñador y amante de la vida.

-¿Con qué personajes tiene más tramas?
-Sobre todo con Alberto (Miguel Ángel Silvestre) y Cristina (Manuela Velasco).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 7
Asier: 'Me fascina el mundo de la moda'

-¿Te gusta el mundo de la moda?
-Me fascina. El mundo de la moda tiene que ver con el mundo del espectáculo. Todos debemos vestirnos como siempre hemos soñado. Eso sí, me he gastado más dinero en música que en ropa (risas).

-Como Asier, ¿el estilo de Raúl te gusta? ¿se parece al tuyo?
-Me gusta su estilo, pero no iría así (risas). Lo que pasa es que yo cambio mucho de estilo porque me aburro continuamente y busco nuevas fórmulas. Me gustan muchos estilos y para mí no es tan importante como lo es para Raúl. Pero, dentro de su punto de vista, creo que es un tío elegante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 7
Asier: 'La serie tiene una calidad maravillosa'

-¿Qué te ha parecido el éxito de audiencia de ‘“Velvet”?
-Muy justo. Estoy enganchado a la serie como espectador, y no sólo porque salgo yo. Tiene una calidad maravillosa, una trama preciosa, mis compañeros son impresionantes y están para comérselos.

En la imagen con Miguel Ángel Silvestre y Manuela Velasco.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 7
Asier: 'Raúl y Rubén no tienen nada que ver'

-¿Es muy diferente a Rubén Tudela, personaje que interpretaste en ‘Amar es para siempre’?
-No tienen nada que ver. Rubén era un artista atormentado con problemas con el alcohol, bipolar y problemas psicológicos graves. En cambio Raúl es un tío muy sano emocionalmente, muy listo, con muchísimo talento, muy positivo, soñador y amante de la vida.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 7
Asier: 'Me encanta la estética de Velvet'

-¿Te pensaste mucho dar vida a Raúl de la Riva?
-No me lo pensé nada porque yo ya quería estar en ‘Velvet’. Cuando estaban haciendo los casting para otros personajes intenté hacerlos, pero no fue posible porque supongo que buscarían otro perfil, y me dio mucha rabia. Sabía de qué iba la serie, al atmósfera, conocía a los actores que trabajaban en ella, tiene una fotografía maravillosa... Además, iba a entrar para unos pocos capítulos, pero parece que voy a seguir más.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 7
Yves Saint Laurent, su inspiración

Ante la pregunta de si tuviera que comparar a su personaje con algún diseñador, Asier contesta: “Para dar vida a Raúl de la Riva he intentado basarme en varios diseñadores que me pegaban bastante, como Yves Saint Laurent, por ejemplo, con sus gafas, su estilo… También podría ser un poco Karl Lagerfeld, con esa cara que tiene de estar por encima de todo, piensa que lo suyo es sublime y el resto es horrible. Se diferencia de él en que dentro de Raúl hay un tío muy humano y muy justo, aunque parezca muy soberbio, que lo es, también cuida mucho a las modistas y valora mucho su trabajo. Él es fan de Balenciaga, pero no se parece en nada”. De hecho hay escenas muy parecidas con la vida de Yves Saint Laurent. En la imagen de arriba, un fotograma de la serie y, sobre estas líneas, el francés en su taller en julio de 1963.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo