Charo Reina: "Estoy muy enamorada pero no quiero vivir con mi pareja"

Charo Reina es una madre y mujer coraje. Ha sacado adelante a sus hijos sin más ayuda que la de sus padres y sus enormes ganas de trabajar: Arturo, de 31 años, de su primer matrimonio, y Fran, de 22, de una segunda relación, a la que puso fin por malos tratos. Una experiencia de la que ha sacado una importante enseñanza: que hay que denunciar porque es la única manera de salir del pozo de la desesperación. La actriz, muy ilusionada con la obra 'Resofocos', charla con nuestra colaboradora, Rosa Villacastín.

image

Charo Reina es una madre y mujer coraje. Ha sacado adelante a sus hijos sin más ayuda que la de sus padres y sus enormes ganas de trabajar: Arturo, de 31 años, de su primer matrimonio, y Fran, de 22, de una segunda relación, a la que puso fin por malos tratos. Una experiencia de la que ha sacado una importante enseñanza: que hay que denunciar porque es la única manera de salir del pozo de la desesperación. La actriz, muy ilusionada con la obra 'Resofocos', charla con nuestra colaboradora, Rosa Villacastín.

1 de 8
La entrevista

-¿Qué le provoca sofocos en esta vida?
-Muchas cosas, las injusticias, las necesidades que está pasando la gente. Pero si te refieres a los sofocos típicos de la edad, esos los combato con soja y mucho control médico.

-¿Y las emociones cómo las controla?
-Con optimismo. Siempre he sido muy positiva, y eso me ha ayudado a sobrellevar las dificultades. Todas las mañanas cuando me levanto lo primero que hago es sonreírle a la vida.

-¿Es porque está en un buen momento profesional?
-No puedo quejarme, aunque también es verdad que he sido una mujer muy trabajadora, muy luchadora y con mucha seguridad en mí misma, lo que me ha permitido ir alcanzando mis metas.

-¿Qué ventajas tiene apellidarse Reina?
-Para mí es un orgullo venir de la familia que vengo, aunque no todo han sido beneficios, porque, cuando sales al escenario, te hacen una radiografía de cuerpo entero que no se la hacen a todo el mundo. Yo nunca he pretendido ser la segunda parte de nadie, sólo Charo Reina a secas.

-¿Ser sobrina de Juana Reina la ha beneficiado?
-Es un orgullo ser su sobrina, pero no un chollo, porque, aunque es verdad que en los comienzos se te abren muchas puertas, también lo es que otras se cierran y no vuelven a abrirse nunca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
La entrevista

-¿Por qué abandonó la interpretación?
-Siempre quise ser actriz, pero mi tía Juana decidió que fuera su sucesora y cumplí su deseo porque ella era para mí mi luz, mi consejera, mi mejor amiga, y yo para ella era la hija que nunca tuvo.

-Menuda responsabilidad.
-Lo era, porque para mí entonces lo más importante era verla feliz.

-Tiene dos hijos, Arturo y Fran.
-De dos matrimonios distintos. Arturo es biólogo y jugador de rugby y Fran estudia Derecho y toca en la centuria de la Macarena. Son dos chicos muy buenos, responsables, con una visión de la vida maravillosa, que han querido estar siempre al margen de la fama.

-¿Han sido el bálsamo que ha curado sus heridas de desamor?
-Mi segundo matrimonio fue muy turbio, muy feo, horrible, pero miraba la cara de mi hijo, fruto de esa relación, y me compensaba pasar lo que fuera sólo por tenerle ahí conmigo. Yo nunca le he hablado mal de su padre, porque él lo vivió en primera persona. Por eso no quise que viviera traumatizado por un capítulo de mi vida que ya está cerrado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
La entrevista

-Usted fue una mujer maltratada.
-Sí y lo que me empujó a denunciar a mi marido fue que la última agresión tuvo lugar delante de mis padres y de mis hijos. Aquello me impulsó a decir hasta “aquí hemos llegado” y decidí no ocultar más lo que me ocurría.

-¿Cómo afectó a los niños esa situación?
-Un día encontré a Fran llorando en su habitación. Era un niño. Me dijo: “Mamá no sabes lo duro que es cerrar los ojos y volver a vivir todo lo que he visto”. Desde entonces vive pegado a mí.

-¿Qué aconseja a las mujeres maltratadas?
-Denunciar desde la primera agresión, que no tengan miedo, que de todo se sale. 

-¿Cómo lo superó usted?
-Con mucha ayuda. El bajón me dio a los tres o cuatro años de la separación. Ya tenía otra pareja, pero al sentirme segura, con la ayuda de mis hijos, de mi familia, de Pablo (Pablo García, su novio de 1999 a 2007), que ha sido el hombre de mi vida y el mayor apoyo en aquellos momentos tan duros, me vino la gran depresión, que oculté a mi familia.

-¿Qué le aportó Pablo?
-Amor, comprensión. Se pasaba las noches acariciando mi mano para que yo pudiera dormir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
La entrevista

-¿Por qué se rompió la relación?
-Me fui al Amazonas 39 días y allí pensé que quizá yo era un lastre en su vida, que él necesitaba volar solo, que había una diferencia grande de edad y que quizá cuando él quisiera tener hijos yo ya no iba a poder dárselos.

-¿Se sacrificó para que él fuera feliz?
-Así fue, yo sabía que necesitaba tenerlo a mi lado pero también que él necesitaba volar, y con todo el dolor del mundo le abrí la puerta de la jaula. El verdadero amor no es egoísta.

-¿Ha llorado mucho por él?
-Muchísimo.

-¿Y ahora cómo está su corazón?
-Estoy muy enamorada. Es la segunda vez que me enamoro. Lo estuve de Pablo y ahora lo estoy, pero no vivimos juntos.

-¿Teme que la convivencia mate el amor?
-En general somos poco tolerantes, pero tengo claro que no quiero convivir con nadie. Quiero mi armario para mí sola y que nadie deje su cepillo de dientes en mi baño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
La entrevista

-¿Los hombres llevan mal la independencia de las mujeres?
-Lo que llevan fatal es que seamos mujeres fuertes, acostumbradas a llevar las riendas de nuestras vidas y de nuestras familias. Y en mi caso sólo busco paz, tranquilidad y dormir a pierna suelta.

-¿De dónde saca la fuerza?
-De las ganas de vivir. Soy muy creyente, y estoy segura de que Dios me quiere tanto que sabe lo que me pone en el camino para después quitármelo y que pueda apreciar más lo que venga después.

-Bonita teoría.
-Me ofrecieron un papel que después no salió y por ello puedo estar en “El Príncipe”, donde interpreto un personaje dramático que me va a ayudar mucho en un futuro. Igual que mi papel en “Resofocos”, que es la continuación de “Sofocos”. Regalos que me da la vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
La entrevista

-¿Estamos faltos de pequeñas alegrías?
-La gente necesita reírse, porque es la manera de echar fuera todos los problemas que tiene en la cabeza. 

-¿Qué espera el público de Charo Reina?
-Que cante coplas, boleros, que interprete a personajes que le hagan reír o llorar. Tengo un grupo de amigos maravillosos, que son como de la familia y  que me hacen feliz.

-¿Su máxima para seguir adelante?
-No hay que rendirse nunca, y hay que creer en una misma.

-Ponga nota a su papel de madre e hija.
-La de madre la tienen que poner mis hijos; la de hija, muy buena. Mi hijo Fran vive con mis padres en Sevilla, fíjate si los quiero y me quieren, pese a lo mucho que sufrieron cuando pasó lo que pasó.

-¿Y a la vida qué le pide?
-Que no me permita nunca dejar de sonreír.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
La foto favorita de Charo Reina

"Ésta es una de mis fotos favoritas por cómo mi tía Juanita Reina me mira a mí. Ella fue muy importante en mi vida y la que decidió que tenía que cantar", nos cuenta Charo Reina.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Ficha y firma de Charo Reina

Nació:  El 5 de abril de 1960 en el barrio sevillano de
la Macarena. Descendiente de una familia muy vinculada con el mundo artístico, es sobrina de Juanita Reina.

Estudios: A los catorce años se matriculó en la Escuela de Arte Dramático. Formó su propia compañía.

Debut cinematográfico: En 1980, con 'Se acabó el petróleo'.

Canción: Animada por su tía, Juana Reina, en 1988 debutó como cantante. 

Familia: Estuvo casada con Arturo Caballero (1980/85)
y tuvieron a Arturo (1983). Unida después a Antonio Somoza (1990/97), tuvieron a Francisco Javier (1991). De 1999 a 2007 estuvo unida al empresario uruguayo Pablo García, diez años más joven que ella.

En la actualidad: Canta 'Boleros y copla' en el Teatro Amaya de Madrid. Participa en la serie 'El Príncipe' y está de gira con 'Resofocos', con Las Virtudes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo