Raquel del Rosario: "El nacimiento de mi hijo me ha convertido en otra persona"

De su familia, de su padre y hermanos, Raquel del Rosario ha heredado el amor al arte, a la música, a mirar al interior de las personas y a no quedarse sólo en la superficie de las cosas y de la gente. Madre primeriza, disfruta hablando de su hijo, Leo, del mundo en que le va a tocar vivir y de cómo afrontó el cáncer cuando éste irrumpió en su vida. La cantante, que se ha convertido en madre, habla a corazón abierto en esta entrevista.

image

De su familia, de su padre y hermanos, Raquel del Rosario ha heredado el amor al arte, a la música, a mirar al interior de las personas y a no quedarse sólo en la superficie de las cosas y de la gente. Madre primeriza, disfruta hablando de su hijo, Leo, del mundo en que le va a tocar vivir y de cómo afrontó el cáncer cuando éste irrumpió en su vida. La cantante, que se ha convertido en madre, habla a corazón abierto en esta entrevista.

1 de 9
Raquel del Rosario abre su cortazón a DIEZ MINUTOS

-¿Para cuándo una nana a su bebé?
-Todavía no la he escrito, pero le canto desde que estaba en la barriguita.

-¿Le ha cambiado la maternidad?
-No sabría decirte en qué, pero sí que después del nacimiento de Leo soy otra Raquel, ya que lo siento como una extensión de mí, como alguien a quien tengo que cuidar y mimar mucho. Ahora ya no soy tan independiente como era antes, estoy mucho más pendiente de los demás, y eso me hace disfrutar y descubrir cosas nuevas en esta etapa de mi vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 9
La entrevista

-¿Qué le ha aportado la llegada de su primer hijo?
-He aprendido a ser más paciente porque un niño requiere  dedicación y comprensión, más ahora que todavía no puede expresarse. Creo que los niños son grandes maestros que vienen a enseñarte algo. Y debe de ser verdad porque siempre estoy aprendiendo algo de él.

-Experiencias nuevas que la habrán sorprendido, ¿no es así?
-Tanto que quienes están a mi lado se ríen de mí. Al final todos somos prisioneros de nuestras propias palabras. 

-¿Cómo le gustaría que fuera la infancia de su hijo?
-El mundo que se va a encontrar mi hijo es el que hay, y eso no va a poder cambiarlo, pero sí la forma de encararlo. Creo que es fundamental lo que les enseñemos nosotros. Por ejemplo, yo soy partidaria de no restarle magia a la vida, de no restarle positividad, porque ésa es mi filosofía.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 9
La entrevista

-¿De qué o de quién le gustaría protegerlo?
-Intentaré protegerlo del miedo, porque muchas veces somos nosotros quienes se lo inculcamos, y es algo que trataré de evitar porque quiero que sea él quien se dé cuenta de lo que puede o no puede hacer.

-¿Profesionalmente ha bajado el número de actuaciones?
-Sí porque estos últimos meses he estado centrada en el embarazo, en el parto y en el nacimiento de mi hijo. Digamos que he dejado aparcada mi carrera porque era algo que necesitaba hacer, ya que llevo nueve años seguidos trabajando. En la vida hay tiempo para todo y ahora me toca ser mamá y disfrutarlo, pero no te voy a negar que ya estoy deseando coger la guitarra y subirme al escenario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 9
La entrevista

-¿Es optimista respecto al futuro de la música?
-Seguramente sí, pero qué otra cosa podemos hacer…Quejándote no solucionas nada, y yo doy todos los días gracias por tener lo que tengo.

-¿La publicidad es una alternativa a la falta de trabajo?
-Es una aliada para complementar las giras y las actuaciones. En mi caso estoy muy volcada en mi blog de la revista “Elle”, donde escribo sobre moda y estilo de vida.

-¿Cuáles son sus metas personales?
-He aprendido que hacer planes a largo plazo es perder el tiempo porque la vida puede darte un vuelco en cualquier momento. Yo no pensaba ser mamá pero lo he sido, y hay que dejar que la vida te vaya sorprendiendo. Soy muy de vivir el momento presente y defensora de la filosofía de que si das, recibes; y si proyectas, atraes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 9
La entrevista

-¿Siempre quiso ser cantante?
-No, de pequeña quería ser antropóloga porque me apasionaba la idea de viajar y conocer culturas, y a día de hoy me sigue apasionando. Con quince años comencé a tocar la guitarra, a componer mis propias canciones, y empezó a picarme el gusanillo de la música.

-¿Sus padres no se opusieron?
-Tuve la suerte de que mis padres apoyaran mis sueños y me dieran la oportunidad de volver a casa si un día las cosas no me iban como yo pretendía.

-¿Valiente?
-Diría más bien que soy muy echada para adelante porque ya de pequeña quería volar, tenía un espíritu muy aventurero y nómada. No me gusta echar raíces ni quedarme eternamente en el mismo sitio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 9
La entrevista

-¿Fue una sorpresa encontrar a Fernando Alonso?
-Yo creo que cada persona que llega a tu vida, independientemente de que sea tu pareja o no, viene a enseñarte algo. En el tiempo que estuve a su lado aprendí todo lo que tenía que aprender, es una persona maravillosa. Sigo queriéndolo con locura; y él a mí, igual. Seguimos teniendo contacto, y espero que la amistad no se acabe nunca, y si se acaba es porque tiene que acabarse.

-¿Los hombres de su vida han configurado su personalidad?
-Claro, te enseñan lo que quieres ser y lo que no. A mí, cuando se termina una relación, no me gusta calificarla de fracaso. Son simplemente aprendizajes.

-¿Qué enseñanzas sacó del cáncer?
-Aprendí muchas cosas, sobre todo cuáles son las prioridades de la vida cuando te afecta a la salud. Con la enfermedad sufrí un cambio interior muy grande, porque me di cuenta de que el cuerpo habla cuando algo no va bien, y si no le escuchas grita, y cuando grita es cuando ya tienes que tomar una decisión drástica.

-¿Qué ha cambiado en su vida desde entonces?
-Mi enfermedad fue un aprendizaje porque me enseñó a pensar por qué pasan las cosas, y si estarán pasando porque tú no estás bien. Al cambiar mi interior la enfermedad desapareció. Siempre lo digo, y aunque parece un cuento de hadas, no lo es.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 9
La entrevista

-¿Algún consejo para las mujeres con cáncer?
-Me alegré mucho cuando me quedé embarazada porque era una duda médica si podría tener hijos o no. Sufrí varias operaciones, y perdí parte del cuello del útero, lo que no impidió que tuviera un embarazo normal y un parto precioso en mi propia casa, como yo quería. Querer es poder.

-La vida le ha compensado con una pareja estable, un hijo y una profesión que le apasiona.
-Yo creo que cuando tú logras estar bien contigo misma todo lo de alrededor se equilibra. Y ahora lo que quiero es disfrutar de mi momento presente y no preocuparme de nada más.

-¿Le gustaría tener más hijos?
-Sí, porque la maternidad me está sorprendiendo, me está enriqueciendo y me está gustando. Es una etapa que todas las mujeres deberían vivir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 9
Ficha y firma de Raquel del Rosario

Nació: En Teror, Gran Canaria, el 3 de noviembre de 1982.
Es la segunda hija de seis hermanos.

inicios: A los catorce años empezó a escribir sus propias canciones y a los 17 conoció en el colegio a David Feito, actual miembro del grupo 'El sueño de Morfeo'. En el año 2000 abandonó su tierra natal y se marchó a Asturias con David.

Consagración:  Poco después de instalarse en Asturias conocen a Juan Luis Suárez, con quien crearon 'El sueño de Morfeo', grupo con el que sigue obteniendo grandes éxitos.
Otros trabajos:  Participó como actriz en la serie 'Los Serrano' y fue la voz de Barbie en la película 'Barbie y el castillo de diamantes'.

Familia:  En 2005 se casó con Fernando Alonso, del que se divorció en 2011. Dos años después, conoció a su actual pareja, el fotógrafo y cineasta Pedro Castro, con el que tiene un hijo, Leo, de dos meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
9 de 9
La foto favorita de Raquel del Rosario

"El día que mi abuela cumplió 93 años cogió a Leo en brazos por primera vez con tan sólo dos días de vida. Para mí era un sueño que pudiera conocerlo", cuenta la cantante canaria.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo