Patricia Pérez: ''Doy las recetas que me ayudan con mis problemas de salud''

Empezó como actriz y presentadora hasta que sus intolerancias alimentarias la llevaron a la nutrición. Ahora, la bloguera de DIEZ MINUTOS publica su segundo libro, donde nos propone platos para conseguir un cuerpo más sano.

Empezó como actriz y presentadora hasta que sus intolerancias alimentarias la llevaron a la nutrición. Ahora, la bloguera de DIEZ MINUTOS publica su segundo libro, donde nos propone platos para conseguir un cuerpo más sano.

1 de 14
Una empresaria de éxito

Después del éxito de ''Yo sí que como'', Patricia Pérez ha publicado su segundo libro, ''Yo sí que cocino''.

Actriz y presentadora, ha ido desarrollando en paralelo una carrera en el mundo de la alimentación y se ha formado en naturopatía, nutrición ortomolecular y dietoterapia energética. Sus intolerancias alimentarias y problemas digestivos la llevaron a adentrarse en la alimentación, pero ahora actúa como “coach” y son más de 180.000 seguidores los que le piden consejo en el blog Yosikekomo en diezminutos.es.

“Tengo un sistema digestivo débil y me han dado cuatro anafilaxias –paros orgánicos por una alergia–. Empecé a estudiar nutrición para mí y ahora trato de asesorar a la gente según mis experiencias”, dice Patricia.

Su objetivo es “contar mi experiencia cocinando después de cambiar mi forma de comer, porque a mí la comida me ha dado siempre problemas”.

Con todo ello ha sacado este segundo libro en el que demuestra que se puede alcanzar el bienestar físico y mental con platos saludables y ricos.

2 de 14
''Me animé porque en las redes y en el blog la gente me pide recetas''

-¿Por qué este libro?
-Yo no quería escribirlo porque no soy cocinera ni cocino de forma tradicional. Soy alérgica, tengo muchas intolerancias y la comida ha estado a punto de matarme. Además, soy un poco rarilla para comer, pero me animé porque en las redes y en el blog la gente me pide recetas para estar mejor y les ofrezco lo que a mí me sirve.

-¿Satisfecha con el resultado?
-Me disculpo ante los profesionales de la cocina; yo sólo muestro la forma en la que como y en la que cocino con recetas que me han ayudado. Cuento que son tan importantes los alimentos como la forma de cocinarlos y las mezclas.

3 de 14
''Tengo que comer diferente pero intento sacarle partido''

-Haces bloques dedicados a mejorar el estrés, la retención de líquidos, el estreñimiento, la calidad de la piel, el pelo y las uñas y platos depurativos.
-Sí, porque son problemas habituales y gracias a la cocina puedes ayudar a tu cuerpo a estar sano. Los alimentos te dan bienestar físico y mental.

-Normalizas productos poco corrientes (mijo, quinoa, tofu...) pero saludables. ¿Es ése tu éxito?
-La gente cada vez tiene más conciencia de que hay que cuidarse y de que existe algo más allá de la alimentación normal y con más beneficios. Son productos que se encuentran en los grandes almacenes, son fáciles de cocinar y con los que puedes mejorar tu vida. No sólo lo digo yo, lo demuestran muchos estudios.

4 de 14
''Mis recetas también sirven para los niños''

-¿Qué te dicen los que te siguen?
-Mi ejemplo es lo que engancha. Antes la comida me sentaba mal pero con estos alimentos se ha resuelto. Muchos me comentan: “Pero si parece que tienes 20 años. Antes, parecías mayor”. Me gusta lo ecológico, nunca tomo harinas refinadas, pero no soy una fanática.

-¿Tus recetas son apropiadas para los niños?
-Claro, comer bien es cosa de todos y más para los niños que están por hacer y tienen una flora intestinal muy virgen.

5 de 14
''La alimentación hay que cuidarla desde el embarazo''

-La alimentación en la infancia es, entonces, importante para la vida adulta.
 -Por supuesto, cuanto mejor se alimenten, mejor estarán el día de mañana. Cada vez hay más alergias, más dermatitis, así que hay que plantearse qué comen las mujeres en los embarazos y lo que se da de comer a los niños de pequeños.

6 de 14
''Luis, mi marido, es más estricto que yo en la cocina''

-Patricia, ¿en casa cocinas tú?
-Sí, lo hago habitualmente. Me gusta mucho cocinar y mi marido y mis amigos, que son muy generosos, dicen que lo hago bien. Sé que tengo que comer diferente por salud pero intento sacarle partido. Por ejemplo, utilizo el aguacate como si fuera mantequilla, lo paso por la pasta, lo unto en las tostadas... y está que te mueres.

-¿Luis Canut, tu marido, sigue tu estilo de alimentación?
-Sí, y él es más estricto que yo. Cuando lo conocí le dolía la tripa, tenía como pinchazos, cólicos y le empecé a introducir en esto y mejoró. En general, mi familia y mis amigos lo siguen.

7 de 14
Las claves de su alimentación

Patricia resalta que la clave de una buena alimentación está no sólo en la forma de cocinar, sino también en las materias primas y en cómo comas.

•Los errores al cocinar son: las altas temperaturas que desnaturalizan los alimentos. Hay que cocinarlos según su naturaleza (las legumbres muy hechas, la carne casi cruda, el pescado hecho o en ceviche, las verduras crudas o con un ligero escaldado).

•Malos hábitos al comer son: no masticar lo suficiente, beber agua o bebidas frías en la comida y mezclar demasiados alimentos porque cada uno requiere una digestión concreta. El intestino se atasca y se producen desde flatulencias a hinchazón, jaqueca, dolor de estómago, insomnio...

•Fallos al comprar son: abusar de los envasados, y más en plástico.

 

8 de 14
Un día perfecto

En su libro, Patricia ofrece menús semanales enfocados frente a distintas dolencias. Para ella, son fundamentales los productos de temporada o de la zona. Por ello, dice que comer helados, yogures fríos o ensaladas no te ayudan en invierno, igual que cocidos o legumbres calientes no son adecuados en verano.

Un día tipo para ella sería tomar un desayuno completo con zumo, frutos rojos o fruta. Pasados 15 ó 20 minutos, tomar copos de avena, tostada o cereales. A media mañana, un batido de frutas y verduras. Para comer, proteínas (carne, pescado o huevos). Para cenar un plato de pasta con verdura o arroz integral con setas. Y lo fundamental, según ella, variar mucho cada día, pero sin mezclar alimentos en una misma receta.

9 de 14
Sus consejos

Patricia quiere que nos divirtamos en la cocina al tiempo que preparamos “recetas sanas, sabrosas y fáciles”, y eso lo que hace ella en este segundo libro, “Yo sí que cocino”.

Divide sus platos en cinco grandes apartados, para evitar el estrés, la retención de líquidos, el estreñimiento y propuestas para depurar el organismo y cuidar la piel, el pelo y las uñas.

Ofrece también consejos para conseguir hábitos saludables, propuestas de belleza y una completa información sobre alimentos. Se trata de un plan sencillo y dinámico para combatir problemas y renovarnos por dentro.

10 de 14
Para el estrés: Pasta de trigo sarraceno con tirabeques

Ingredientes (4personas):

• 250 g de pasta de trigo sarraceno
• tirabeques (pertenecen a la familia de los guisantes, tienen vitaminas del grupo B y fibra)
• aceite, salsa tamari
• hierbas aromáticas

Antes de preparar la pasta, ponemos los tirabeques al vapor o en una cazuela con poca agua a fuego alto. Después de cuatro minutos, retiramos. Ponemos el agua a hervir con un poco de aceite y, cuando llegue a ebullición, echamos la pasta. Bajamos el fuego y la removemos. Pasados diez minutos, la retiramos del fuego y la escurrimos. Para emplatar, ponemos aceite, un poco de salsa y las hierbas.

 

11 de 14
Para evitar la retención de líquidos: Almejas en salsa verde con algas

Ingredientes (4personas):

• 30 almejas
• 10 g de alga wakame deshidratada •
1 diente de ajo picado
• 2 cucharadas soperas de perejil picado
• 1 cucharadita de café de alga wakame en polvo
• 1 cucharadita de harina de trigo
• 100 ml de agua
• aceite de oliva virgen

Hidratamos el alga wakame en agua 30 min. Escurrimos el agua y la guardamos. En una cazuela juntamos el ajo con el aceite y lo ponemos al fuego un minuto. Añadimos el agua y después el polvo wakame y el perejil. Cocemos tres min hasta conseguir una salsa ligera. Añadimos las almejas y las algas wakame hidratadas. Tapamos y cocemos hasta que las almejas estén abiertas.

 

12 de 14
Para el cuidado de piel, pelo y uñas: Humus de guisantes

Ingredientes (4personas):

• 500 g de guisantes frescos
• 1 diente de ajo
• zumo de medio limón
• 2 cucharadas de tahín
• 1 cucharadita de comino molido
• 4 cucharadas de aceite de oliva
• 1 cucharada de yogur natural
• 1 cucharadita de sal
• 1 ramita de menta
• 1 cucharita de pimentón dulce

Cocemos los guisantes (antioxidantes y ricos en vitamina E, magnesio, cinc, hierro y fibra. Supera a la patata en proteínas) en agua hirviendo. Colamos y reservamos un poco de líquido. Trituramos en batidora los guisantes con el ajo, el zumo de limón, el tahín, el comino, el yogur, la menta, el pimentón, el aceite y la sal. Si queda demasiado espeso se añade un poco de agua de la cocción. Ponemos el humus en un bol, menta fresca y un poco de pimentón dulce.

13 de 14
Contra el estreñimiento: Hamburguesa vegetal de judías

Ingredientes (4personas):

• 2 vasos de judías cocidas (azukis, pintas, garbanzos, habichuelas...)
• 1 zanahoria
• 1/2 cebolla escalonia pequeña
• caldo de verduras
• 1 cucharada de hierbas frescas (hinojo, albahaca, perejil, tomillo, comino, menta y ajo).
• 1/2 vaso de arroz integral hervido • pipas de girasol

Hacemos un puré con las judías. Añadimos los demás ingredientes. Lo mezclamos y empezamos a hacer forma de hamburguesas. Las horneamos durante 30 minutos a 180 grados. Para servir, va fenomenal el guacamole.

14 de 14
Plato depurativo: Gelatina de yogur y papaya

Ingredientes (4personas):

•3 g de alga agar-agar en polvo
• 1 limón
• 1 vaso de agua
• 400 ml de yogur natural
• 4 cucharadas de sirope de agave
• 1 papaya grande o 2 pequeñas
• 6 hojitas de menta fresca

Mezclamos en una cazuela el agua con el alga agar-agar. Lo llevamos a ebullición. Rallamos la piel del limón muy fina, evitando la parte blanca. Batimos el yogur con el sirope, la ralladura de limón y la mitad del alga agar-agar disuelta. Repartimos en cuatro vasos que han de quedar llenos por la mitad. Metemos en la nevera 20 minutos. Trituramos la pulpa de la papaya y exprimimos el zumo de limón y batimos ambos ingredientes con el resto del alga agar-agar. Vertemos en los vasos de yogur, rellenando el espacio sobrante. Metemos otra vez en la nevera. Picamos la menta y las mezclamos con el resto de la ralladura. Sacamos los vasos y les ponemos encima la mezcla de menta y limón.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
This content is created and maintained by a third party, and imported onto this page to help users provide their email addresses. You may be able to find more information about this and similar content at piano.io