Hemos actualizado nuestro Aviso de Privacidad. Puedes consultar el nuevo texto aquí.

Frank Blanco: “Uso roll-on para los ojos y lo meto en la nevera para que su efecto sea mayor”

Lleva año y medio al frente del programa de La Sexta “Zapeando”, que compagina con otro proyecto que nada tiene que ver con la tele: Pequeño RocanRoll, una línea de ropa de niños moderna que ha creado junto a su mujer, Sira Fernández.

Lleva año y medio al frente del programa de La Sexta “Zapeando”, que compagina con otro proyecto que nada tiene que ver con la tele: Pequeño RocanRoll, una línea de ropa de niños moderna que ha creado junto a su mujer, Sira Fernández.

1 de 8
La coherencia, por encima de la ambición

Un hombre 10 es aquel que se respeta a sí mismo y a los demás. Hay veces que ser fiel a uno mismo implica sacrificar algunas cosas”.

¿Tú lo has hecho?
Claro, a veces hay que dejar a un lado la ambición por lo material para ser coherente. A veces he sido 10 y otras no, pero procuro dormir tranquilo sabiendo que he sido coherente. 

¿Quién es un hombre 10?
No hay muchos. Uno sería Adolfo Suárez; siempre lo admiré; tenía claro lo que quería y no se traicionó a sí mismo.

¿Y una mujer?
Mi madre. Vivió la posguerra y a los diez años colaboraba para sacar adelante a su familia, igual que hizo con nosotros al quedarse viuda. Y mi mujer –la periodista Sira Fernández, a la que conoció trabajando en Los 40 Principales–. Además de amor por ella, siento admiración.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 de 8
Se retocaría la nariz

Tus armas de seducción.
Lo de ligar siempre se me ha dado fatal. Intento ser natural y empatizar, nada más. Sira me dijo que le cautivó mi inteligencia emocional. No sé si estoy de acuerdo, pero tampoco voy a discutir con ella (risas). Y lo que más me gusta de mí: los ojos.

Te retocarías en Photoshop…
La nariz. Tengo un perfil feo. Y me quitaría algún trocito de carne de la zona del flotador.

¿Cómo defines tu estilo?
Depende del día: puedo ir un día arreglado y al siguiente tirado. Ahora, soy muy presumido, sobre todo con el pelo; puedo pasarme retocándomelo horas. Ahora he descubierto la laca.

¿Y usas algún otro cosmético?
Roll-on para las bolsas, que meto en la nevera para que tenga un efecto tensor mayor. 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 de 8
Ha adelgazado diez kilos

¿Y cuándo comes hasta morir?
Controlo mi alimentación de lunes a viernes; si no, cojo peso. Como verdura y proteínas. Durante el fin de semana no hay límite. Me encantan los arroces, huevos fritos con patatas y la tortilla. Cuando empecé “Zapeando” pesaba diez kilos más.

¿Qué supone el deporte?
Tengo una relación de amor-odio: no me gusta, pero sé que debo practicarlo por salud y nado o salgo a correr de vez en cuando. De niño fui el típico al que no le pasaban la pelota porque era un paquete.

 ¿Cuál es el mejor regalo?
Es muy moñas, pero lo mejor es una buena charla con amigos y una copa de vino.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 de 8
Dice que es de risa fácil

¿A qué tienes miedo?
A la muerte. En el mejor de los casos, estoy en el ecuador y no temo cumplir años ni envejecer, pero morirse es una putada.

O sea, convertirte en cuarentón no lo llevas mal…
No, de hecho, creo que me costó más dejar de ser veinteañero cuando cumplí 30.

¿Qué te da pudor?
Nada, pero soy tímido y mal relaciones públicas. Creo que soy un tío que cae mal.

Momento “tierra trágame”.
En uno de los primeros programas de “Zapeando” entrevisté a Luis Merlo. Le dije: “Bueno, el balance del año ha sido muy bueno. Todo han sido éxitos”. No recordé que se había muerto su padre –Carlos Larrañaga–.

¿Qué te hace reír muchísimo?
Soy de risa fácil. Una mueca, un chiste, Cristina Pedroche...

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 de 8
Frank Blanco recuerda a su padre

¿Qué te emociona?
Soy muy sensible y se me cae la lagrimilla fácil. Nunca imaginé que el Día del Padre me emocionaría tanto. El último, vinieron mis hijos –de tres y cuatro años– y me dieron, ilusionados, sus regalos. Fue muy emotivo. 

¿Qué haces en tus ratos libres?
Me tiro en el sofá y veo series o programas con un bol lleno de palomitas. Me conformo con poco.

¿Te gusta leer?
Leo la prensa, pero novelas no, me cuesta pensar que van a pasar muchos días hasta terminar el libro.

Un hecho que cambió tu vida.
La muerte de mi padre cuando yo tenía 20 años. Me hizo cambiar el chip y madurar rápido. A día de hoy lo sigo echando de menos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 de 8
El nacimiento de sus hijos

El mejor consejo ha sido…
Que sea honesto y respetuoso.

Hablarías horas con…
Con el rey Juan Carlos, pero si me dijera la verdad. No por admiración, sino por lo que representa.

Elige un superpoder.
Poder curar.

¿Con qué pierdes la paciencia?
La desorganización.

Un recuerdo imborrable.
¡El nacimiento de mis hijos!

De no ser periodista…
Pensé en ser policía, pero no soy tan valiente. O abogado, pero qué pereza tanto estudio…

Un lugar para perderte.
Nueva York, mi ciudad.

Un momento perfecto del día.
Cuando arranca el programa.

Las redes sociales son…
Muy útiles para estar en contacto con el público y un buen termómetro.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
7 de 8
Confiesa que Cristina Pedroche le hace reír

Presenta “Zapeando” en La Sexta, un programa con el que se siente feliz: “Lo mejor son las risas que me pego”. La pasada Navidad presentó las campanadas con Cristina Pedroche, con quien asegura reírse mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
8 de 8
Casado y con dos hijos

Cuando se apagan los focos, desarrolla su faceta como empresario con Pequeño RockanRoll, firma de niños que ha creado con su mujer, Sira Fernández: “Cuando fuimos padres, queríamos vestir a nuestro hijo moderno y nos costaba encontrar ropa. Creamos (pequenorockanroll.com), donde agrupamos todas las marcas que nos gustan”.

 

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo